incruises estafa piramidal capta menores
dinero

Ganar dinero viajando: la presunta estafa piramidal que captaría a menores en España

InCruises, una empresa de marketing multinivel, es sospechosa de captar a menores de edad como socios, pero no es el único caso de menores que optan por modelos como este.
19 Junio 2020, 9:12am

Ganar dinero viajando. ¿Te gustaría? Seguro que sí. Pues es lo que la empresa de marketing multinivel (MLM por sus siglas en inglés) InCruises promete. Quizás ya has oído hablar de ellos o hayas visto fotos de sus miembros en las redes sociales sujetando un cartel naranja en el que se habla sobre esa fantasía de ganar dinero viajando.

Quizás incluso hayan intentado que te sumes a su negocio contactando directamente contigo. Pero hace unas semanas la empresa resonó en los medios no por estas razones, sino porque un hilo de Twitter los acusaba de estar, presuntamente, captando menores de edad para su negocio.



InCruises nació en 2015 de la mano de su CEO Michael Hutchison y su co-fundador Frank Codina. Es, como ya se ha dicho, un negocio basado en el marketing multinivel. Ofrece a sus miembros la posibilidad de viajar en crucero a menor precio a cambio de pagar una cuota mensual de 100 dólares, tal y como indican en los documentos de su página web.

Esos 100 dólares se convierten en 200 Cruise Dollars, una moneda ficticia que serviría para gastar en cruceros. Hasta el cuarto año de pagar la membresía, una persona no puede utilizar el 100% de sus Cruise Dollars. De hecho, el primer año solo podrá usar el 60% de los Cruise Dollars acumulados.

"Los socios pueden llegar a ganar una compensación económica si capta más miembros o si los miembros que capta se convierten en socios que, a su vez, captan a otros miembros"

Si por algún casual el miembro decidiera que quiere dejar de ahorrar en cruceros y cambiar esa criptomoneda por dinero real, no podría porque, tal y como indica el equipo legal de inCruises, “los “Cruise Dollars®” no son dinero; son créditos o puntos para cruceros a usarse en un futuro para reservas de cruceros. No son una moneda y no tienen valor monetario. Por lo tanto, los Cruise Dollars no son una inversión financiera y no pueden canjearse por efectivo”.

Además, cuando un miembro adquiere un crucero no puede dejar de pagar la membresía durante los meses que transcurren desde la reserva del crucero y el embarque ya que, como indica el equipo legal de inCruises, su servicio se basa en la lealtad. En su contrato de membresía se especifica que: “si un Miembro deja de pagar algún mes del pago del Membresía mensual después de haber realizado la reserva del crucero y antes del embarque, y consecuentemente la cuenta pasa a considerarse como inactiva, INCRUISES tiene derecho a cancelar el crucero y devolver todos los Cruise Dollars y pagos realizados para la reserva del crucero”.

Además del servicio de membresía mensual de 100 dólares para adquirir cruceros, InCruises ofrece la posibilidad de adquirir cruceros gratis si los miembros se convierten en socios pagando un plus de 195 dólares y afilian a otros cinco miembros a la empresa. Estos socios pueden llegar a ganar una compensación económica si capta más miembros o si los miembros que capta se convierten en socios que, a su vez, captan a otros miembros.

Parece idílico: ganar dinero viajando. No obstante, no todos los que participan en negocios de Márketing Multinivel como inCruises generan beneficios. De hecho, según una publicación de 1998 de San Lian en Life Weekly, “en EEUU, el promedio de beneficios del márketing multinivel para el 90% de sus miembros es igual o menor a 5000 dólares al año, que está lejos de ser suficiente para vivir una vida normal”. El equipo legal de inCruises indicó que esta información era vieja y que, gracias a internet, esto ha podido cambiar.

“Intentan hacer pasar a sus clientes por socios, pero son trabajadores independientes, que tendrían que darse de alta como autónomos"

No conocemos el porcentaje de socios de inCruises que generan beneficios suficientes como para vivir de ello, pero en empresas MLM actuales como Herbalife tan solo el 0,6% de sus promotores se ganan la vida con el negocio. Como indica la web negocios1000.com, “según los propios documentos de la empresa Herbalife, a los que tuvo acceso la CNN, únicamente el 25% de los vendedores han conseguido el 'estatus de líder', que son los vendedores más activos (los que más venden), los cuales percibieron un ingreso promedio anual de 637 dólares. Mientras tanto, al otro extremo (en niveles superiores) tendríamos a un 0,6% que han percibido un ingreso promedio anual de 336 900 dólares”.

Pero el punto más polémico de todo esto es que las empresas de MLM como pueden ser la ya mencionada Herbalife además de otras como Aimway o WorldAventures han sido acusadas de ser estafas piramidales camufladas.

El Marketing Multinivel se basa en la venta de un servicio o producto y en la captación de nuevos miembros que adquieran dicho producto y que, a su vez, reclutan a otros miembros. Las estafas piramidales también venden un producto, pero el negocio verdadero está en la captación de promotores que adquieran dicho producto y, además, lo recomienden mientras captan a otros promotores. El marketing multinivel es legal en España. Nuestras leyes diferencian claramente en la Ley de Comercio Minorista, una actividad ilegal de tipo piramidal (Artículo 23) y otra lícita como es la venta multinivel en el artículo Artículo 22.

"Hawaii consideró a inCruises 'delincuente' desde 2017 hasta 2019"

La diferencia principal entre el Marketing MLM y las estafas piramidales es que, en el MLM, el negocio se sustenta en una ratio mayor en la venta del producto que ofrece y en un ratio menor en la captación de nuevos promotores. En el caso de InCruises, ellos mismo aseguran que “tenemos muchos más Miembros que Socios (más de 100 000). Como compañía privada, elegimos no revelar públicamente nuestro número total de Miembros. Sin embargo, podemos afirmar con certeza que nuestra proporción entre Miembros y Socios es muy sana”. Como ya hemos dicho, en InCruises, los miembros son los que compran el producto (la membresía mensual) y los socios los que lo promocionan.

Eso sí, en la Ley de Comercio Minorista, se especifica que queda prohibida la venta de cualquier producto o servicio cuando “no se garantice adecuadamente que los distribuidores cuenten con la oportuna contratación laboral” o bien no se garantice la devolución de los servicios o productos.

Tal y cómo señala Mónica Maisterra en su estudio de 2014 Las empresas multinivel como modelo distópico, “este tipo de contrato no abarca beneficios tales como los conlleva un contrato tradicional de empleado (pensiones, cesantías, seguridad social), por lo cual, se entiende como un contrato de afiliación a la compañía, adquisición de un producto, desarrollo del negocio y capacitación”. El contrato para socios de inCruises especifica que no hay relación laboral.

En él se indica en el apartado ocho: “usted es un contratista independiente (y no un empleado o trabajador de cualquier compañía de INCRUISES, como tampoco es propietario de cualquier parte de la fuerza de ventas de INCRUISES o base de clientes), lo que significa que podrá tener una libertad considerable en cómo gestiona su negocio”. También se indica que “usted entiende que no será tratado como un empleado de INCRUISES para fines relacionados con temas fiscales, que será responsable de sus gastos, incluyendo los impuestos por cuenta propia tanto federales como estatales”.

"Según la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos de Norteamérica, muchos esquemas MLM 'simplemente usan el producto para esconder su estructura piramidal'"

Según la abogada fiscalista Patricia Viola, de Viola Pérez Abogados, el contrato de inCruises no es un contrato laboral. “Intentan hacer pasar a sus clientes por socios, pero ellos son trabajadores independientes, que tendrían que darse de alta como autónomos. De esta forma, la empresa no se responsabiliza de que ellos no generen ingresos”.

Añade que, de hecho, en los términos y condiciones de inCruises con sus miembros y socios “incluyen cláusulas abusivas, como la posibilidad de cancelar la cuenta de un socio o miembro si la empresa quiere, sin tener que avisar ni dar explicaciones, por lo que no son justos con los consumidores, no les garantizan nada”.

El equipo legal de inCruises recalcó que sus clientes están protegidos gracias a Trust My Travel por lo que, en el caso de que algo salga mal (es decir, el quiebre de la empresa), se garantiza la devolución de su dinero. Sin embargo, no se garantiza esa devolución si el cliente decidiera cancelar su cuenta, y tampoco se garantiza la devolución del dinero de los socios, solo el de los clientes. En este FAQ que nos envió el equipo legal de inCruises se pueden consultar todas estas cuestiones.

Para poder ofrecer un contrato laboral a sus trabajadores que les otorgue los derechos y deberes de su propio país, una empresa ha de tener sede en determinado país. InCruises es una empresa estadounidense, pero está registrado en España como una Sociedad Limitada como INDALO CRUISES SL, tal y como aparece en su contrato de membresía. La Sociedad está dada de alta por Frank Codina y registrada en el sector consultoría empresarial y otros, no en el de turismo o agencias de viaje.

Además, en su ficha se indica que su anterior denominación era NEURS ESPAÑA GLOBAL PLATFORM SL, otra empresa multinivel fundada por el propio Francisco Codina. Su dominio, NEURS.com, se encuentra inoperativo. El capital social de INDALO CRUISES es de 3000 euros, que es el capital mínimo que ha de tener una Sociedad Limitada, pero también es el dinero que desarrolla una función de garantía por parte de la empresa hacia terceros.

Por otro lado, la empresa está registrada como vendedor de viajes en diferentes Estados de Estados Unidos como California o Hawaii. Pues bien, según la información que me transmitió Jorge Ykehara, un estudiante que está investigando a inCruises de forma independiente por motivos académicos, la empresa ha sido revocada en este último Estado. Además, Hawaii consideró, desde 2017 hasta 2019, “delincuente” a inCruises en la presentación de sus cuentas, tal y como se puede ver en el siguiente documento sacado del registro de empresas de la página del Gobierno de Hawaii.

Según la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos de Norteamérica, muchos esquemas MLM "simplemente usan el producto para esconder su estructura piramidal". Este tipo de empresas han sido prohibidas en países como Noruega, que echó en 2014 de su territorio a la empresa multinivel World Adventure, dedicada a la venta de paquetes turísticos mediante el modelo de red de mercadeo, por considerarla una estafa piramidal o esquema Ponzi.

A pesar de que los MLM son legales, el “sentimiento de estafa” se produce cuando las personas que han gastado su dinero y su tiempo en el network marketing no consiguen beneficios o vivir del negocio, o bien terminan con un stock enorme del producto de la compañía apilado en el garaje o, en el caso de InCruises, un dinero ficticio que no pueden retirar y solo pueden gastar en cruceros.

InCruises, de hecho, no garantiza que sus socios se vayan a hacer de oro: “algunas personas son capaces de usarlo (el negocio MLM) como una manera de tiempo completo de ganarse la vida. No garantizamos ni prometemos ninguno de estos tipos de comportamiento o estilo de vida, ya que todas las personas que participan son diferentes y tienen diferentes habilidades o capacidades e intereses”. Los socios más influyentes de InCruises indican en varios videos promocionales que, si una persona no consigue generar ingresos, es por su falta de liderazgo o su falta de esfuerzo, un discurso que todos los socios de inCruises repiten.

"Los socios más influyentes de InCruises indican en varios videos promocionales que, si una persona no consigue generar ingresos, es por su falta de liderazgo o su falta de esfuerzo, un discurso que todos los socios de inCruises repiten"

Hay algunos foros y blogs que analizan si InCruises es o no una estafa piramidal como este del blog de viajes Conmochilaporelmundo, este del blog Viajar por el mundo y este del blog de José Navarro. En este hilo del foro losviajeros.com los usuarios no solo advierten de que InCruises ha estado spameando a algunos foreros para que se unieran al negocio, sino que también se puede encontrar el testimonio de dos usuarios relatando que sus hijos se han afiliado y están muy preocupados por ello.

“Mi hija, nada más cumplir 18 años se metió en esta empresa. Rauda y veloz invitó a su hermana y novio, ambos menores de edad, a ir a un evento en un hotel. En dicho evento, piden no se lo cuenten a los mayores porque no lo entenderán. Eso contado por mi hija la menor, que nos lo contó rápidamente a nosotros porque ya le olía mal esa frase”, relata el usuario Warrior. “Cuando hablamos con ella del tema, lo primero que contestó es que no la entendemos, que no quiere ser una amargada trabajando para alguien como su madre, que es normal que usen lugares con leyes más laxas o paraísos fiscales ya que así no pagan impuestos”. Finalmente, el hombre explica que llevó el asunto a la policía.

También una mujer, la usuaria Sabrina, escribe que su hija se ha afiliado y que, desde entonces, ya no es la misma y “habla de una forma muy extraña, muy tranquila y relajada. Es más, intentaba convencerme a mí de lo bueno que es este negocio. Venía con un lavado de cerebro impresionante”. Nuestros intentos de contacto con ambos han sido infructuosos y no hemos podido confirmar la información ni, en el caso de ser cierta, cómo termino la situación, pero a pesar de eso lo que explican es similar a lo que podemos ver en los perfiles públicos de algunos miembros muy jóvenes de inCruises.

Por otra parte, en esos mismos foros también varios usuarios, todos miembros de inCruises, defienden a la empresa explicando su legalidad y su funcionamiento.

También los youtubers Wismichu y Dalas Review han hablado de esta empresa. Este último youtuber, de hecho, recibió un email del equipo legal de InCruises en el que se le exigía retirar el vídeo o se impondrían acciones legales por difamación, aunque, según me ha contado el propio Dalas, jamás le llegó ningún requerimiento judicial.

“Mi hija con 18 años entro en esa empresa (...) Cuando hablamos con ella del tema, lo primero que contestó es que no la entendemos, que no quiere ser una amargada trabajando para alguien como su madre"

Por todo ello, InCruises utiliza el márketing digital para promocionarse y apartarse de estas críticas. Aprovechándose del posicionamiento de palabras clave como “timo” y “estafa piramidal”, si intentas buscar en Google si inCruises podría ser un fraude porque, por ejemplo, estás interesado en entrar al negocio pero no te fías, vas a toparte así con un feedback positivo. Por ejemplo, en este vídeo se habla de si InCruises es una estafa o la realidad.

Y como dato curioso, para realizar este artículo se consultó varias veces la página de InCruises en Wikipedia. Esta página fue modificada en muchas ocasiones durante todo el tiempo que duró la investigación, ya que los moderadores consideraban que era de contenido promocional. Aquí puedes ver la discusión del usuario que creó la página.

En esta imagen se muestra la discusión del usuario que escribió el artículo de Wikipedia de InCruises, JhonnyAlvarez, donde se hace referencia al contenido promocional de su artículo sobre inCruises.

Es más, en el momento de la redacción de este artículo la página de Wikipedia no solo ha sido eliminada sino que se ha catalogado a InCruises, directamente, como un negocio piramidal en Wikidata, contenido al que se puede acceder aquí. Y aquí puedes ver las razones por las que se borró la página en inglés, llamada InCruises LLC, y también la española: “parece que el artículo fue reescrito y retitulado de un artículo sobre Luženičky, un pueblo checo. Esto fue hecho por el Usuario: Wrenvek, una cuenta de propósito único. Apoyo restaurar el contenido, mover el artículo a Luženičky, eliminar la página y bloquear Usuario: Wrenvek”, explica un moderador en dicha página, y prosigue: “Además (esto es especulación), basado en la descripción de que el Cruise Membership Club es accesible sólo por invitación y por suscripción, sospecho que esta es una especie de estafa que usó su página de Wikipedia para engañar a las víctimas”.

En España, InCruises viene de la mano de YESS Movement, fundada por Jorge Torres, Agustín Bermejo y Antonio Martínez, tres jóvenes que cuentan con las redes más amplias de socios, es decir, que son algo así como influencers del network márketing de inCruises. Jorge Torres, en concreto, participó, supuestamente, en una estafa piramidal encubierta como negocio MLM allá por 2014; LibertáGiá, algo que confirma su antiguo compañero de equipo Jacinto Ribas Benlloch cuando se le pregunta si Torres formó parte de la empresa: “sí, todos fuimos estafados”, explica. Esta empresa fue, como indica La Voz de Galicia, “investigada en España y Portugal. Tenía en A Coruña su sede española y timó a 1,8 millones de personas de 26 países”. Tanto Torres como Ribas eran promotores del negocio, es decir, ayudaron a captar a otras personas para LibertáGiá . Quisimos preguntar a Torres sobre el asunto pero prefirió no conceder ninguna entrevista.

Imagen vía el perfil público de Jorge Torres

Imagen del perfil público de Jorge Torres

Vale, ahora que ya sabemos de qué va todo esto, podemos pasar a la siguiente pregunta: ¿está captando InCruises menores de edad en España?

El equipo legal de InCruises asegura que “nuestros miembros y socios deben tener 18 años o más”, aunque sí aceptan que “hace 4 años, tuvimos una experiencia en la que un padre nos solicitó permitir que su hijo participara en algunas actividades del negocio en su lugar. Autorizamos el caso en ese momento de manera excepcional, con el consentimiento y la firma del padre, pero no hemos tenido ningún otro caso como este y bajo nuestras políticas actuales, no contemplamos ninguna posibilidad de realizar contratos con menores, incluso con el consentimiento de los padres pues así sería legalmente posible”, pero Nicolás López Torres, el tuitero que habló por primera vez de la polémica de los menores en dicha compañía, contactó con diferentes miembros de YESS Movement y preguntó si podía afiliar a un menor de edad.

“Llevo emprendiendo 4 meses. Decidí hacerlo porque no estoy de acuerdo con el sistema tradicional educativo y laboral. No hay edad para emprender"

En su hilo de Twitter explica que le aseguraron que no había ningún problema. “Hablé con algunos de ellos por Whatsapp y Zoom, y mostraban con orgullo la participación de jóvenes e incluso niños en su red”, explica Nicolás y cuenta que a partir de su hilo de Twitter se le ha complicado investigar más sobre ello: “Sí, están más al loro. Algunos se han borrado la cuenta, otros se han quitado la edad del perfil de Instagram, así que es normal que estén más precavidos a la hora de hablar con perfiles de gente que parezca más mayor”.

No obstante, una navegación rápida por Instagram levanta rápidamente sospechas. No es difícil encontrar perfiles de chavales muy jóvenes de los que hay indicios que son menores de edad (así lo señalan en los perfiles y en sus publicaciones) que guardan una relación muy estrecha con InCruises. Hemos podido hablar con varios de ellos.

Andrés* es argentino y tiene 16 años. Explica que se entró en la empresa por su hermano de 21, que ya era socio, y gracias al permiso de sus padres. “Llevo emprendiendo 4 meses. Decidí hacerlo porque no estoy de acuerdo con el sistema tradicional educativo y laboral”, cuenta. “No hay edad para emprender”, explica cuando le preguntó si no le parece que es demasiado joven. “Veo el network marketing como el camino a la libertad. En diciembre haré mi primer crucero”.

Cuando le pregunto si está ganando dinero con inCruises, dice que aún le falta un empujón. Además, paga la membresía de 100 dólares al mes en parte con su dinero y en parte con la ayuda de su hermano. Explica que, aunque al principio no contaba con el apoyo de sus padres, ahora ellos lo entienden mejor porque lo ven contento.

En este ejemplo, Andrés, el chico de 16 años entrevistado por VICE, cambió en su biografía su edad (la primera captura de pantalla fue tomada al poco de estallar la polémica y la segunda, un mes después). Captura de pantalla del perfil público de Instagram de Andrés.

Como ya se ha dicho existen, efectivamente, adolescentes que se han enganchado al discurso del emprendedor gracias al tutelaje de los fundadores de YESS Movement. Diversas cuentas de Instagram de menores se las dan de emprendedores en sus redes sociales a través de fotografías, vídeos y directos. Todos utilizan el mismo vocabulario: “quiero que comprendas”, “te estás quedando atrás”, “yo ya gano [cifra exageradamente alta de euros], ¿y tú”, “valora tu tiempo”.

Según Irene González, psicóloga infantil y de la adolescencia de PsicoSabadell, “repetir frases es una forma de modelado. Se transforma en una jerga que les identifica, les aporta cohesión grupal, dándoles sensación de pertenencia al grupo. Son fórmulas repetidas por la falta de conocimientos. [Estos chicos] no disponen de una formación reglada en economía, ni ADE, a duras penas tienen la ESO. Con lo cual, es normal que tengan que recurrir a frases hechas y también a metáforas irracionales para explicar “modelos de inversión” que ni ellos mismos entienden”.

“Repetir frases es una forma de modelado. Se transforma en una jerga que les identifica, les aporta cohesión grupal, dándoles sensación de pertenencia"

Por su parte, la psicóloga infantil Elia Sasot de Centre Psicopediàtric GUIA cuenta que “observamos que estos adolescentes utilizan un vocabulario más adulto correspondiente a otra época de la vida. Este tipo de vocabulario normalmente es mimético o copiado de sus referentes y su entorno, por lo que representan un modelo de estatus económicos, sin sopesar las consecuencias. Es decir, hacen una atención selectiva de los detalles más gratificantes y obviando la información que no consideran relevante, lo que les hace perder su objetividad, y aparece un bajo control de los riesgos y una escasa anticipación de esas consecuencias”.

Martí* es otro de los jóvenes miembros de YESS Movement. Dejó el instituto cuando acabó la ESO para emprender. Acaba de cumplir los 18, pero lleva más de tres años dentro de InCruises, cuando lo captó Agustín Bermejo, uno de los fundadores de YESS Movement.

Agustín Bermejo y Martí en una foto del Instagram de Martí

“Empecé a emprender a los trece años edad debido a la mala situación financiera que había en casa viendo anuncios a través de internet por los que me pagaban 0,005 dólares por 30 segundos de anuncio”, relata. Explica que, al principio, no ganaba “ni de lejos” el dinero suficiente como para que ayudar a su familia, pero que ahora sí.

“El punto de inflexión fue cuando encontré a una persona con resultados en el ámbito emprendedor que me empezó a enseñar lo que él sabía. También el cambio de mentalidad fue muy importante pues abrí mucho la mente cuando empecé a viajar por el mundo”. Nos cuenta que ahí fue cuando empezó a viajar por el mundo gracias a inCruises. “Estuve ahorrando cuatro meses y me fui de crucero pagando 125€ por un crucero que costaba 700€. Al volver, me tomé el negocio más en serio y en 42 meses he podido estar en 36 países y cambiar radicalmente mi economía”.

"Yo empecé con mi madre hace tres años porque aún era menor y, legalmente, no podía hacerlo solo. Mi madre era la socio y yo la ayudaba”

Hace hincapié en que corren rumores de que en inCruises se reclutan menores, pero que, según él, no es verdad. “Yo empecé con mi madre hace tres años porque aún era menor y, legalmente, no podía hacerlo solo”. “Mi madre era la socio y yo la ayudaba”, recalca. Gracias a su éxito como emprendedor “no estudié una carrera, tampoco tengo el bachillerato. Terminé la ESO con una de las notas más altas de mi curso y decidí dejarlo todo para emprender ya que no me identificaba en absoluto con el sistema educativo tradicional”, narra. Quisimos preguntarle cómo funcionaba eso de que su madre fuera la socia y él la ayudara, pero no volvió a contestar a nuestros mensajes.

Ana* tiene 18 años y lleva 5 meses con InCruises. Se unió, según cuenta, cuando ya había cumplido la mayoría de edad. Confesó que, debido a la situación actual, “las cosas no me van súper bien” con el negocio. No obstante, aseguró que ya estaba buscando cruceros para irse de vacaciones en octubre. Decidió emprender porque “en ningún trabajo me aceptaban y tenía que ayudar en casa de alguna manera. Me presentaron la oportunidad de hacerlo sin necesidad de tener experiencia previa y me lancé a la piscina”. Estudia derecho.

Intentamos hablar también con un chico cuya edad no podemos confirmar que es de Baleares y que muestra en sus redes mucha relación con miembros de inCruises. No quiso contestar, por lo que no podemos poner su nombre ni confirmar su edad, pero sus acciones en la red dan que pensar y algunos de sus posts en Instagram Stories apuntan a que podría tratarse claramente de un menor. En su mismo canal de Instagram explica cómo funciona YESS Movement. Y en este habla de inCruises y, directamente, comenta que decidió emprender con la compañía inCruises gracias a Rafael Puyol, otra de las caras famosas de inCruises que tiene tan solo 18 años.

En esta se puede ver que le ha llegado un correo con el logo de inCruises pero el nombre tapado. En el correo se le felicita por haber aumentado su alcance de marketing a países como Uruguay, Italia o los Países Bajos.

En esta imagen del instagram de una de las socias de inCruises se puede ver un diploma expedido por la empresa con el nombre del chico en cuestión en el que se le felicita por haber alcanzado el siguiente nivel de importancia dentro del negocio y en la siguiente, de la misma chica, se indica hasta su edad, 16 años.

No podemos asegurar si el chico en cuestión es o no socio de inCruises. La única forma legal de que pudiera hacerlo sería si estuviera emancipado. La otra sería con el permiso de sus padres pero, tal y como nos ha indicado el equipo legal de inCruises, esto ya no lo permiten, a pesar de que las evidencias recogidas parecen apuntar a lo contrario.

Pero los chavales de inCruises no son los únicos menores que han protagonizado polémicas relacionadas con el emprendimiento. El año pasado estalló una polémica sobre unos adolescentes que hacían dropshipping, una práctica que consiste en encargar artículos baratos por Aliexpress cambiando la dirección de entrega por la del cliente que solicita el producto y vendiéndoselo mucho más caro para sacar un margen de beneficio.

También otra empresa, llamada Awaken Dreamers que funcionaba como una academia de emprendimiento para jóvenes y promovía el network marketing como manera de generar ingresos tuvo interés el año pasado. El eldiario.es dijo sobre esta empresa que “la Comisión Nacional del Mercado de Valores no autorizó a esta empresa a operar en España y la consideró un "chiringuito financiero".

"Estos niños vivieron la crisis del 2008 y seguramente sus familias se vieron fuertemente afectadas por ella. Ante estas vivencias, se fortalece aún más si cabe la necesidad de seguridad, es decir, de ganar mucho dinero y de forma rápida"

¿Qué lleva a chicos tan jóvenes a tomar este camino? Los entrevistados indicaron dos motivos para emprender desde tan jóvenes: ayudar económicamente en casa y no creer en el sistema educativo tradicional. Ante esto, la psicóloga Irene González explica que “no debemos olvidar que estos niños vivieron la crisis del 2008 y seguramente sus familias se vieron fuertemente afectadas por ella. Ante estas vivencias, se fortalece aún más si cabe la necesidad de seguridad, es decir, de ganar mucho dinero y de forma rápida”.

En relación al rechazo de los chicos al sistema educativo, dice que “ todos aquellos que no encajan dentro de las fórmulas educativas al uso, y que seguramente serán un “fracaso escolar”, ven en este discurso esperanza. Integrándose el peligroso discurso de: puedo ser millonario sin tener todos esos títulos, y sin necesidad de aprenderme todas esas cosas que no me van a rentar inmediatamente”.

Tras ver los vídeos y tutoriales de uno de los chicos menores en los que explica cómo conseguir el éxito al emprender, Irene opina que “en muchos de esos vídeos hablan de lecturas y autoaprendizaje, materiales creados para seguir influyendo sobre ellos y haciéndoles creer que desafiando el discurso racional es como únicamente alcanzarán el éxito. Con ello les preparan para no ser críticos (ni admitir la crítica) y confiar en toda esta estafa como un auténtico dogma que profesan en su día a día llevándolo como un way of life: viajar por todo el mundo en cruceros de lujo y hacerte rico”.

Elia Sasot opina también sobre estos libros que “en niños y adolescentes este tipo de libros no sería la propuesta más recomendable, porque sus características de personalidad aún no están definidas totalmente, además de poder magnificar estos contenidos y poder alterar su capacidad de reflexión. Hay que tener en cuenta que estos libros están dedicados a adultos, no a adolescentes”.

"Aún no han desarrollado su identidad, no saben aún quienes son y necesitan tener ideales. Pero ideales en los que buscan una gratificación inmediata, sin tiempo de espera"

Elia intenta responder a la pregunta de por qué hay menores de edad que se enganchan al discurso del emprendedor con las siguientes palabras: “la adolescencia es una edad en la que aún se encuentran muy susceptibles al ámbito social. De los 12 a los 16 es la etapa de la adolescencia inicial y media, en el que tiene una gran importancia la búsqueda de la independencia, con el objetivo de independizarse de su familia. Así que cualquier cosa que les facilite esa independencia, será una gran motivación”.

Añade que “aún no han desarrollado su identidad, no saben aún quienes son y necesitan tener ideales. Pero ideales en los que buscan una gratificación inmediata, sin tiempo de espera. Es decir, buscan conseguir los objetivos con el mínimo esfuerzo, y al vivir en el presente no pueden anticipar las consecuencias de sus actos. El adolescente muchas veces en esta edad, se siente omnipotente, se siente por encima de las razones de los adultos, muchas veces quieren tomar las decisiones sin contrastarlas con ellos”.

Entonces, ¿es sano que un menor de edad emprenda? Según la psicóloga Irene González, emprender a tan corta edad y, además, hacerlo en el network marketing “no es sano. No tienen a nadie que les enseñe a realizar un adecuado uso del dinero. Es más, en muchos casos se convierte en algo meramente instrumental para poder vender en las redes sociales su nivel de éxito. En otras se reinvierte con el afán de conseguir más, y aquí es donde se pierden”.

Añade que “la exposición al fracaso es absoluta (cuando la estafa se desmorone, porque pasará). Esto dará lugar a diferentes tipos de consecuencias. Por un lado, las importantes pérdidas económicas a las que se tendrán que exponer ellos y sus familias. El sentimiento de culpa de haber involucrado a otros amigos, y el más importante, la pérdida de los referentes”.

*Se han cambiado los nombres y editado las imágenes para respetar la privacidad y el anonimato de cada uno de los entrevistados.

**En el momento de la realización de este reportaje todos los perfiles de redes sociales (Facebook e Instagram) los que se ha recogido información eran públicos.

@zoipiriodizta