'Por favor, no escuches mi música', le dicen los artistas a Pewdiepie

"Apenas me desperté, descubrí que Pewdiepie escucha mi música y la de otros. Pewdiepie, por favor, no escuches mi música. Bueno, de vuelta a la cama".
Pewdiepie mirando con escepticismo a su computadora.
Imagen: Pewdiepie

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Los fanáticos ya descubrieron el Spotify de Pewdiepie, y están felices de saber que tiene muy buen gusto musical. Pero no todos los músicos que le gustan a Pewdiepie son sus fans.

Durante todo este tiempo, Pewdiepie, Felix Kjellberg, el YouTuber más famoso del mundo, quien pasó los últimos años disculpándose por un escándalo tras otro, ha tenido una una página verificada de Spotify. ¿Quién lo sabía? Ciertamente no su fandom de Twitter, quienes se sorprendieron con los nombres de los más escuchados en su página. Entre esos artistas están Kero Kero Bonito, escritores del jingle del videojuego Bugsnax, Rina Sawayama, 100gecs y SOPHIE. Todas estas son bandas vagamente afiliadas al Hyperpop y PC Music, dos géneros y escenas musicales que tienen bases de fans muy cercanas a la comunidad LGBTQ. Algunas personas se sorprendieron mucho al ver lo que escuchaba Pewdiepie, y han hecho bromas amables al respecto.

Publicidad

Pero uno de los artistas al que aparentemente más escucha Pewdiepie no se sintió muy contento con su inclusión en esa lista.

"Apenas me desperté, descubrí que Pewdiepie escucha mi música y la de otros. Pewdiepie, por favor, no escuches mi música. Bueno, de vuelta a la cama", tuiteó Gupi. Éste es el nombre artístico de Spencer Hawk, el hijo de Tony Hawk que está estudiando música electrónica en Berklee.

Hawk en realidad no volvió a la cama, en lugar de eso fue acosado por los fanáticos de Pewdiepie, que no podían entender por qué Hawk no se sentía halagado.

"Hermano, él es el YouTuber número uno del mundo, cállate y acepta la publicidad", escribió un fan. Hawk llegó incluso a decirles a otros fans de Pewdiepie que le escribieron que también ellos dejaran de escuchar su música.

Fraxiom, un músico que ha colaborado con Gupi, también expresó su descontento, diciendo que no pueden creer que Pewdiepie escuche su música, sin darse cuenta de que eso en realidad es algo criticable de e´l.

"¿Cómo puede Pewdiepie oír 'thos moser' y escuchar los versos 'fuck notch fuck elon musk' y decir 'jaja ¡es una canción épica! ¡Esto tampoco se trata de mí! ¡Apuesto a que les agradaré!'?", escribieron. (Notch, el creador de Minecraft, fue borrado de la pantalla de carga del juego y excluido del décimo aniversario del mismo después de años de tuitear sobre cosas como el "día del orgullo heterosexual" y que "está bien ser blanco".

Publicidad

Otro artista al que escucha Pewdiepie, Umru, también dijo que le gustaría que ya no escuchara su música.

Lo que ha sido confuso para los fanáticos de Pewdiepie es que ahora Gupi ha expresado repetidamente que no quiere el fandom de Pewdiepie y que su música, expresamente, no es para todos. Los fanáticos de Pewdiepie realmente no pueden imaginar un mundo donde una persona que hace arte no quiere que ese arte sea visto por la mayor audiencia posible. Estos mismos fanáticos han mencionado repetidamente las recientes donaciones de Pewdiepie a organizaciones benéficas, incluido un evento de caridad que fue transmitido en vivo y que recaudó más de $106 mil dólares para el centro de investigación y activismo The Sentencing Project después del asesinato de George Floyd.

Para mucha gente, este tipo de buenas acciones compensan los escándalos anteriores de Pewdiepie, como haber dicho la palabra nigger en una transmisión en vivo o haberle pagado a gente por sostener carteles que decían "Muerte a todos los judíos" frente a la compañía Fiverr. Para algunos, todavía no está ni cerca de lograr compensar algo, especialmente para las bases de fanáticos del Hyperpop y PC Music que son tan cercanas a la comunidad LGBT. Esos fanáticos temen perder un espacio donde pueden sentirse cómodos con la irrupción de la base de fans de Pewdiepie, que es mucho más grande y vocal. Parece ser que Gupi y Umru temen lo mismo.