Bandalos Chinos Prensa 2 Ph Nora Lezano-min (1)

La paranoia de Bandalos Chinos

La banda argentina nos presenta su último disco con un show vía streaming: Paranoia Pop, El musical.
15.10.20

Cuando se conocieron apenas pisaban la preadolescencia. Seis pibes originarios de Beccar, en la Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires, soñaban con formar una banda de rock y tocar en la Capital Federal. Si bien Bandalos Chinos se conformó en 2009, Goyo Degano, el cantante, dice que el momento en el que sintió el gran proyecto fue en el 2014, cuando se consolidó la formación y grabaron “Nunca estuve acá”, su primer EP.

Publicidad

Sus integrantes son Goyo Degano en voz y teclados, Tomás Verduga en guitarra y coros, Iñaki Colombo en guitarra, Nicolás “El Lobo” Rodriguez en bajo, Matías Verduga en batería y Salvador “Chapi” Colombo en sintetizadores. Una banda argentina integrada por hermanos y compañeros de colegio que poco a poco ganó el espacio protagónico en los festivales de música más grandes, luego de sacar “Bach” su primer disco en 2018.

Hoy, con un camino recorrido en los escenarios de la región, presentan su segundo disco: “Paranoia pop”. Un trabajo grabado durante el mes de enero en los estudios Sonic Rach de Texas y con la producción de Adan Jodorowsky. Cuenta con diez canciones, entre ellas los singles ya lanzados Mi Manera de Ser, AYNMG, Sin Señal y El ídolo. Este 29 de octubre Bandalos Chinos apuesta fuerte a un show vía streaming en formato musical, donde tocarán el disco de principio a fin. Bajo sonidos que remontan al rock de los 60, medio playeros, algo románticos y con mensajes que remueven conversaciones actuales de nuestra generación; este disco será representado bajo una impronta teatral que podremos ver en la distancia.

Hablamos con ellos sobre su recorrido y cómo ven hoy la escena musical dentro de una banda integrada por varones.

VICE: ¿Cómo vivieron el proceso de “Paranoia Pop”?

Goyo: Este proceso empezó hace dos años pero en el 2019 pusimos las ideas más definitivas en común durante un viaje. Entre septiembre y octubre pudimos hacer la preproducción con Adán Jodorowsky en México y llegamos a enero de este año a Sony donde pudimos grabar las diez canciones. Este contexto es raro para sacar un disco, pero estamos agradecidos de tenerlo grabado a pesar del encierro por el que está pasando la cultura.

Publicidad

Adelantaron tres canciones que están en el disco: “AYNMG”, “El ídolo”, “Sin señal” y “Mi manera de ser”. ¿De qué trata AYNMG?

Chapi: AYNMG es Así ya no me gusta, una frase que creamos en la banda. Después de pasar tanto tiempo juntos inevitablemente se crea un dialecto interno que la gente no conoce. Sucede que inventamos palabras o frases como una forma de ablandar la dinámica de convivencia. Decir Así ya no me gusta era nuestra forma de poner un freno sin que suene agresivo. Lo que primero empezó como un chiste se transformó en algo serio que concluyó en esta canción. Por otro lado, después de tanto viaje juntos pudimos empezar a ser más conscientes del mundo que nos rodea y nos dimos la chance de poder expresar ese descontento o esa insatisfacción y bronca. De alguna forma empezamos a sentir mayor compromiso de nuestra parte a partir de tener cierta exposición.

Goyo: Empezamos a sentir esa necesidad y responsabilidad de funcionar como un canal de acceso a la información para la gente que nos sigue y así poder llegar a más personas. Esta canción habla de eso, de lo que ya no nos gusta, de revisar el pasado y de cambiar nuestras viejas malas costumbres.

Debe ser difícil congeniar en lo que ya no les gusta entre seis personas ¿no?

Chapi: Si. Justamente por eso no solemos hacer slogan en las redes sociales. Siempre nos pareció que el lugar para dar un mensaje eran las canciones. Este disco trata de la exploración de esos mensajes. No somos tanto de la canción de protesta, pero sí hacerlo a nuestra manera.

Publicidad

Goyo: Al mismo tiempo los seis vivimos un proceso natural que es la madurez. Siento que en Bach nos quedó esa deuda, de profundizar un poco más en las letras. Creo que este disco muestra el acompañamiento de nuestro crecimiento como banda y como personas. A parte de empezar a ser conscientes de lo que estamos mostrando, del rol que ocupamos y lo importante que puede ser para las personas que nos siguen.

¿Hablan un poco de ese rol con “El ídolo”?

Goyo: Bueno, justo esa figura anacrónica del ídolo idealizado y subido a un pedestal es del que nos sentimos lejos. En este último tiempo hemos vivido muchas situaciones graciosas en relación al reconocimiento. Por eso queremos deconstruir esa idea del ídolo.

Chapi: Nunca es aconsejable entablar una relación personal con tus ídolos, la construcción que haces sobre esas personas siempre es desmedidamente mejor que la original. También hablamos de eso. Estos últimos años también se fue poniendo eso en tela de juicio ¿no?

¿Creen que también se fue poniendo en tela de juicio al ser una banda de varones? ¿Cómo sienten que cambió la imagen del ídolo en este contexto?

Goyo: Es algo que siempre se piensa, existe el enamoramiento escénico, inevitablemente de la relación que se construya después. En mi caso no me siento cómodo con las personas que solamente nos ponderan arriba de un escenario, porque es un momento efímero, no es la totalidad de lo que somos. Es verdad que empezamos a notar cómo dejaron de pasar algunas situaciones, pero que a nosotros no nos tocaban tan de cerca porque fuimos outsider, recién hace dos años empezamos a estar un poco más en el radar. Pero que bueno que hubo un cambio de paradigma donde nos preguntamos a quién estamos yendo a ver. Nosotros desde lo personal intentamos siempre hacer una revisión de nuestros comportamientos que vienen de una sociedad patriarcal, para aceptar cuál es nuestro rol dentro de esta revolución.

¿Cómo surgió la participación de Louta en el disco?

Chapi: Louta nos pareció atinado para este concepto de paranoia pop. Un pibe que siendo influencer juega mucho con la fama. Se sumó y rápidamente mandó su material. Sentimos que la colaboración Bandalos chinos y Louta fue una gran alimentación para el hater y eso nos divierte.

¿Cómo va a ser la presentación de Paranoia Pop por streaming el 29 de octubre?

Goyo: Ante este contexto se nos ocurrió unir varios mundos. Entendemos que la experiencia del show en vivo es irremplazable, así que intentamos unificar varias ideas a través de un concepto de teatralidad. Como si fuese un musical, todo va a ir creciendo en un escenario. Lo estamos trabajando con Tomás Tersano, el director de todos nuestros videoclips, con la idea de teatralizar el disco. Lo vivimos como  algo entrañable porque nos hace acordar a nuestro primer amor por las tablas, de cuando hacíamos teatro musical en el colegio. Ahí aprendimos a montar un show, aprendimos a unir el mundo del musical con el rock y el pop, así que podría decir que este es el momento de poner ese aprendizaje del pasado en práctica.