Ya existe una camiseta que puede cargar tu teléfono

Este nuevo desarrollo tecnológico se puede lavar o doblar y aún así cargará la batería de tus dispositivos.
LC
traducido por Laura Castro
7.9.21
baterías de fibra ropa inteligente ponibles
Los científicos están explorando formas de almacenar electricidad en los textiles. Foto: Shutterstock

Tal vez muy pronto tu chaqueta pueda cargar la batería de tu teléfono celular.

Un grupo de investigadores en China ha desarrollado un tipo de fibra que podría almacenar suficiente electricidad para cargar dispositivos personales y dispositivos médicos de tecnología ponible.

En un estudio publicado la semana pasada en la revista científica Nature, investigadores de la Universidad Fudan en Shanghai anunciaron haber logrado producir en masa baterías de fibra que contienen 85,69 vatios-hora de electricidad por kilogramo. En comparación, un iPhone 12 Pro Max, que pesa 228 gramos, tiene una batería de aproximadamente 14 vatios-hora de capacidad de energía.

Publicidad

Los científicos demostraron que pueden cargar un teléfono inteligente de forma inalámbrica al llevar puesta una camisa hecha con baterías de fibra.

Screenshot 2021-09-03 at 10.28.11 AM.png

Los científicos demuestran cómo cargar un teléfono inteligente con las baterías de fibra. Foto cortesía de Peng Huisheng

Como parte de la tendencia de las tecnologías wearable o ponibles, las prendas de ropa inteligentes han atraído mucho interés comercial en los últimos años. Los productos más recientes incluyen calcetines inteligentes que identifican las maneras en que apoyas los pies al caminar, trajes de baño que pueden recordarte que te pongas protector solar y pantalones de yoga que pueden detectar cuándo necesitas ajustar tu postura.

La mayoría de la tecnología ponible funciona con baterías de ion de litio convencionales, que no suelen ser plegables ni impermeables. Sin embargo, este reciente estudio acerca a los investigadores al desarrollo de una batería textil comercialmente viable que podría abrir nuevas posibilidades para los dispositivos ponibles.

En el último estudio, los investigadores fabricaron baterías de ion de litio con forma de fibras, para lo cual enrollaron juntos un cable de aluminio recubierto con óxidos de litio y cobalto, el electrodo positivo, y un cable de cobre recubierto de grafito, el electrodo negativo. Aplicaron un tipo especial de embalaje entre los dos para evitar cortocircuitos.

Luego, los científicos descubrieron que a medida que aumenta la longitud de la fibra, su resistencia interna disminuye, antes de estabilizarse. Con base en ese descubrimiento, diseñaron un proceso industrial para producir baterías de fibra que tuvieran varios metros de largo y pudieran entretejerse en los textiles.

El material retuvo el 90,5 por ciento de su capacidad después de 500 rondas de carga y descarga, según el estudio. Los investigadores descubrieron que la batería textil funcionaba bien incluso al ser doblaba, lavada con agua y perforada con un cuchillo.

Publicidad

En un experimento, una pieza textil continuó cargando un iPad mientras un automóvil de 1.300 kilogramos pasaba sobre la tela.

Screenshot 2021-09-03 at 7.29.06 PM.png

Los investigadores descubrieron que la tela batería funciona bien incluso cuando se dobla, se lava con agua y se perfora. Foto cortesía de Peng Huisheng

Peng Huisheng, quien lidera el equipo de investigación, le dijo al medio de noticias chino Thepaper.cn que la densidad de energía de la fibra, que mide la cantidad de energía que contiene una batería en proporción a su peso, aún está por debajo de las baterías convencionales.

Pero con suficiente financiamiento y apoyo técnico, estos tipos de materiales posiblemente podrían ingresar al uso comercial en un periodo de dos a cinco años, dijo Peng.

Zijian Zheng, profesor que estudia la electrónica ponible en la Universidad Politécnica de Hong Kong, dijo que la falta de baterías textiles se había convertido en la principal deficiencia de la electrónica ponible.

"Tienes que poner la batería en algún lugar, con un cable conectado al dispositivo", dijo Zheng, quien no tiene relación alguna con el estudio. "La ventaja del material del que se habla en este estudio es que parece una fibra, por lo que podría integrarse perfectamente en la estructura de cualquier tejido".

Zheng dijo que los autores del nuevo estudio demostraron que es posible hacer una batería con forma de fibra de cientos de metros de largo, lo que lleva a este material un paso más cerca de sus aplicaciones comerciales.

Hay investigadores en todo el mundo que también están trabajando en otros tipos de baterías que son plegables y lavables como la ropa. Zheng dijo que su propio grupo de investigación también desarrolló una especie de batería de tela que podía almacenar energía.

En 2017, un grupo de investigación internacional desarrolló un hilo elástico hecho de nanotubos de carbono que genera electricidad cuando se lo retuerce o estira. Esta tecnología podría permitir a las personas recargar sus monitores de actividad física con sus propios movimientos.