Pozórale: El pozole de mariscos de Tío Froy

Pozórale: El pozole de mariscos de Tío Froy

Otro descubrimiento en el delicioso mundo del pozole: el pozole verde de mariscos de Tío Froy.
2.4.16

Es uno de esos sábados de primavera en los que uno se levanta con antojo de un buen pozole de mariscos. Así, porque sí.

Soy Yussel y soy pozoledependiente; así que estas ganas de comer de pozole de mariscos deben ser respetadas y atendidas a la brevedad.

MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_13

Pozole verde de mariscos de Tío Froy. Todas las fotos son de Daniel Castillo.

Repaso varios restaurantes en mi cabeza. Pozoles en la Ciudad de México hay muchos; de mariscos no tantos pero igual son abundantes las opciones. Concluyo que vale la pena hacer un viaje hasta la delegación Iztapalapa para comer el pozole de El Tío Froy. Invito a un amigo para que lo conozca. El pozole siempre fortaleciendo amistades.

Después de una hora de camino llegamos al glorioso San Lorenzo Tezonco, uno de los 16 pueblos de Iztapalapa. Son las dos de la tarde, el solecito está "chelero" —como para tomarse unas cervezas— y el calor me anima más a comer mariscos.

Publicidad

La decoración del restaurante no intenta distraer de lo que importa: la comida. Según me cuenta Rubén, el hijo del dueño, Froylán Chávez abrió esta marisquería familiar hace 26 años. Había 4 mesas y el menú solo ofrecía consomé de camarón. Hoy hay langosta al whisky en su amplia carta y 50 mesas para satisfacer a la clientela que fluye como el agua.

A lo que vinimos: pozole verde de mariscos. Y caballitos de mar (camarones rellenos de queso y coco, empanizados y servidos en salsa de fresa), almejas, aguachile, ancas de rana y tostadas de atún. Ok, ok, tenemos hambre.

El pozole verde, con camarón, jaiba, surimi, ostiones y pulpo, tiene un secreto y se llama habanero. El caldo es picante, pero tiene ese picor rico que solo el habanero puede dar, y cuando se combina con el limón el pozole agarra un sabor que ningún pozole tiene. Cada cucharada es un paso a lo increíble. Hay picante, hay mar, hay tierra, y la jaiba… ¡la jaiba! Todos los pozoles deberían tenerla.

Después de este clímax lo único que pido es una hamaca y una cerveza fría. Ojalá que el tío Froy lea esto y decida instalar hamacas en su restaurante. Todavía no nos vamos y estoy pensando en regresar ya.

MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_22
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_21
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_16
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_17
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_5
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_12
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_24
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_15
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_19
MUNCHIES_POZORALE_TIO_FROY_26