FYI.

This story is over 5 years old.

Devora esta trucha cocinada con mucho aceite y ajo

Corre por tu caña de pescar, organiza a tus amigos y sal de la ciudad; pesca una trucha, prende la fogata, enfría una botella de vino blanco, sigue esta receta y ¡disfruta!
25.5.16
Photo by Farideh Sadeghin

Hay quien dice que un buen pescado no necesita muchos ingredientes para quedar delicioso. Esta receta de Trucha en Fogata –no se hace precisamente en una fogata– conserva el carácter de lo que debería ser una comida en un campamento: cercanía con la naturaleza, vida silvestre, calma y la sencillez de cocinar con pocos ingredientes.

La trucha es un salmónido, o sea pariente menor del salmón, vive en aguas dulces, a excepción de algunas diversidades como la trucha arcoíris y la trucha común europea que –al igual que el salmón– pasa su vida nadando en aguas saladas y sólo vuelve a los ríos a desovar. La trucha es muy espinosa, pero como pez de río, su carne tiene buen sabor debido al esfuerzo constante ocasionado por nadar a contracorriente. Puede encontrarse en América del Norte, así como en Europa, Asia y Oceanía. El hombre ha introducido artificialmente la trucha en muchos sitios pues es uno de los peces más deseados por los pescadores de caña, ya que es dura de atrapar y controlar una vez que ha mordido el anzuelo.

La chef Alex Raij, copropietaria del restaurante vasco Txiquito –atenta a la tradición de la comida vasca, donde los pescados y mariscos juegan uno de los roles principales– prepara esta trucha con pocos ingredientes, pero donde el aceite y el ajo resaltan todos los atributos de este pescado.

RECETA: Trucha en Fogata

Corre por tu caña de pescar, organiza a tus amigos y sal de la ciudad; pesca una trucha, prende la fogata, enfría una botella de vino blanco, sigue esta receta y olvídate de las presiones laborales. ¡Disfruta!

LEER MÁS: Trabajo Sucio: estilo vasco en el jardín con Alex Raij