FYI.

This story is over 5 years old.

Omelette francés clásico

Olvídate de los huevos revueltos, impresiona a tus citas con un omelette clásico para desayunar antes de echarlos de tu casa.
28.7.16

Porciones: 1

Preparación: 3 minutos

Total: 10 minutos

Ingredientes

3 huevos

¼ taza de queso de cabra

1 cucharadita de miel

1/2 cucharadita de mantequilla clarificada

¼ taza de queso rallado (la cantidad es opcional)

Direcciones

1. Bate los huevos en un bol pequeño hasta que la mezcla esté consistente y aireada. En otro bol más pequeño, combina el queso de cabra con la miel y reserva.

2. Calienta a fuego medio bajo una sartén antiadherente, deposita la mantequilla clarificada y mueve la sartén en círculos hasta que todos los bordes estén cubiertos.

Publicidad

3. Vierte los huevos batidos sobre la sartén y deja que se expandan. Una vez que las orillas del omelette empiecen a levantarse, toma una espátula de plástico y lleva los extremos del omelette hacia el centro, permitiendo que el resto de la mezcla de huevos se cueza.

4. Después de 45 segundos aproximadamente, voltea el omelette y cuece el otro lado durante otros 45 segundos.

5. Apaga la flama y echa un puñado de queso rallado y 2 o 3 de queso de cabra con miel sobre un tercio del omelette.

6. Mientras el omelette sigue en la sartén, usando la espátula, crea el primer doblez, volteando el borde de la sección cubierta de queso hacia el centro.

7. Lentamente desliza el omelette sobre un plato y, usando la sartén, dobla el tercio restante sobre la mitad doblada con queso.

De How-To: El mejor omelette del mundo