FYI.

This story is over 5 years old.

El cambio climático puede arrebatarte tus mimosas

Los productores de la región de Champagne en Francia no descorcharán botellas para celebrar este año nuevo, pues posiblemente no haya suficientes burbujas para derrochar.

El cambio climático no es del todo malo. Como hemos visto, de hecho podría ser bueno para ciertos enólogos.

Regiones como Gales y Quebec, alguna vez consideradas demasiado frías para albergar viñedos decentes, pronto podrían ser hogar de uvas como pinot, cabernet y chardonnay. Sin embargo, los cambios dramáticos en el clima no son lo mejor para regiones que han elaborado vinos durante siglos.

Y, aparentemente, los productores de la región de Champagne en Francia no descorcharán botellas para celebrar este año nuevo, pues posiblemente no haya suficientes burbujas para derrochar en actos extravagantes, tan estrechamente relacionados con su producto.

Publicidad

LEER MÁS: El calentamiento global está acabando con los peces de África

A excepción de las langostas, la región ha sido azotada por casi toda clase de plaga natural imaginable que pueda mantener ocupados a los enólogos, según la revista Decanter. Desde heladas hasta granizadas, desde pudrición hasta moho; se podría pensar que los agricultores de Champagne han hecho enfurecer al Dios del Viejo Testamento para sufrir este año brutal.

Eric Rodez, enólogo de la viña familiar Champagne Rodez en Ambonnay, comentó en una conversación con Decanter que esta temporada había sido la más complicada en seis décadas. De hecho, las heladas tardías de esta primavera ocasionaron que algunos enólogos perdieran 70 por ciento de su cosecha y el moho está atacando a más del 65 por ciento de los cultivos en el área. No solo la región de Champagne está sufriendo cambios meteorológicos; el clima está afectando todo desde el precio del Chablis hasta los brotes de Borgoña.

Esta reciente noticia significa que los productores de Champagne tendrán que hacer uso de sus reservas estratégicas para responder a la demanda mundial de burbujas elegantes, Decanter lo ha calificado con la temida palabra con "E": escasez. Y no hay nada más presuntuoso que terminarse la champaña.

LEER MÁS: Los científicos crearon frijoles que sobrevivirán al Apocalipsis del calentamiento global