Publicidad
sustentabilidad

Comer carne de foca es vital para mi comunidad

Es ridículo que otras culturas promuevan el uso de recursos naturales, pero a nosotros no nos dejen hacerlo.

por Tanya Tagaq; traducido por Elvira Rosales
29 Junio 2017, 3:00pm

Foto: Ansgar Walk | Wikimedia Commons

No encuentro la lógica en protestar por la caza de un grupo relativamente pequeño de animales que es completamente sustentable. No tiene ningún sentido; por qué la gente no se despega de sus computadoras y protesta contra los mataderos, en lugar de oponerse a que las personas indígenas acosadas por la pobreza consigan su única fuente de alimento natural. Solo necesitan que un par de famosos como Paul McCartney vengan a decir lo bonitas que son las focas y todos se vuelven locos.

Cuando no eres de una ciudad y no naces en medio de edificios o rascacielos, comprando comida en las tiendas, comprendes el proceso de vida que tiene la comida. Pero muchas personas que comen carne se horrorizan ante la imagen de un animal muerto; no quieren tocarlo. Por eso publiqué aquella sealfie viral en primer lugar. Quería poner a mi bebé ahí para demostrar que no es algo asqueroso; todos somos carne y deberíamos respetar a un ser que dio su vida para que pudiéramos comerlo. En definitiva cuando vas al súper, no dices, Gracias, pollo, por tu muerte.

Todo aquel que trata de difamarme por las focas no está aquí en Nunavut durante la primavera, cuando hay tantas focas que parecen plaga. Es ridículo que otras culturas promuevan el uso de recursos naturales, pero a nosotros nos satanicen por hacerlo. Mucha gente me apoya, porque mis palabras tienen lógica. ¿Sabes lo que es ilógico? Miles de personas que ni siquiera han visto una foca, sentados frente a la computadora y tratando de liberar sus frustraciones personales en internet.

Los grupos que protegen los derechos animales ganan mucho dinero gracias a las focas, porque una señora rica de Brooklyn no va a hacer donaciones de $500 dólares si le muestras una postal con un pollo. Necesitan la cara bonita de las focas para generar empatía. Solo un grupo reducido de personas gana dinero por las focas y no son quienes viven con ellas.

Cuando dije
"a la mierda PETA" en los premios Polaris Prize, solo tenía dos minutos para expresar todo lo que quería. ¡Pero PETA tuvo horas y horas para replicar mi declaración, y lo único que me dijeron es que "leyera más"! No tiene lógica; no hay respeto. Han calumniado al pueblo Inuit durante generaciones y por fin uno de ellos se opone públicamente y muestran racismo. Admito que lo que dije no fue lo más maduro. Pero si me conoces, sabes que maldigo mucho y tengo un gran corazón.

LEER MÁS: La 'carnívora ética' comió durante un año sólo animales que mató ella misma

Tratar de conversar con personas fanáticas es muy complicado. No voy a discutir con nadie que no pueda hablar en serio. Cuando publico algo en internet sobre feminismo o derechos indígenas, siempre hay alguien que dice, Deja de llorar, supéralo. Traté de observar el tema desde varios ángulos y estoy dispuesta a cambiar mi forma de pensar siempre y cuando puedas ofrecerme información adecuada que pueda influir mi opinión. Pero si alguien es tan idiota como para contradecir los derechos humanos, no quiero hablar con él.

Lo que muchas personas no entienden es que hay niños hambrientos en comunidades indígenas y es doloroso. En la década de los 70, cuando Greenpeace comenzó a protestar contra la caza de focas, la tasa de suicidios en Nunavut se disparó. Para empoderar a las personas, es necesario que se sientan bien consigo mismas y sean capaces de alimentar a sus familias. Estás ganando dinero haciendo lo que te gusta, lo que siempre has hecho y en lo que eres bueno, además alimentas a tus hijos, ayudas a solucionar algunos problemas socioeconómicos, mismos que van a solventar una mayor calidad de vida y disminuirán la cantidad de mujeres indígenas extraviadas y asesinadas en nuestra comunidad. Todo está conectado.

Nunavut está tan al norte que no hay árboles. El hielo marino en invierno tiene un grosor de 2 a 3 metros, por lo que es un verdadero desierto. Es hermoso y maravilloso, pero es difícil conseguir sustento bajo esas condiciones. No existen invernaderos. Cuando hay intercambio de productos, éstos inevitablemente se congelan en el avión. No existen caminos, así que solo hay verduras medio congeladas o marchitas. Es muy difícil conseguir frutas o verduras frescas. Hay niños que van a la escuela y no han comido su desayuno, me rompe el corazón. Pienso, Oh Dios, desearía poder llenar sus estómagos con buena comida y nutrientes. Cuando intentas defenderlos, solo encuentras personas creídas que tienen techos perfectos y exceso de comida porque pueden comprar alimentos orgánicos y caminar hasta la tienda provista con todos los productos del mundo. Es una vertiente más del colonialismo.

Cuando los colonizadores y balleneros empezaron a venir, solían impedir que comiéramos carne cruda, pero entonces la gente comenzó a morir por el escorbuto, no se daban cuenta de que la única forma de retener vitaminas es comiendo crudo. Para mí, la carne fresca es como la fruta madura; no quieres que se haga vieja para conservar el sabor.

La carne de foca es muy nutritiva; es densa y oscura. Mi parte favorita es el hígado. La única forma en que cocino la carne de foca es muy sencilla: hervida o asada. Tienes que acostumbrar tu estómago, porque es muy abundante. Además debes cuidarte de ciertos animales como el oso polar, no deberías comer su hígado porque sus vitaminas podrían matarte.

Mucha carne, como el caribú, sabe bien congelada o cruda. La rebanas en cortes muy delgados y la disfrutas así. Tengo una buena receta para hacer caribú asado, me encanta compartirla, porque es deliciosa y yo la inventé. Me gusta añadir bayas y mezclarlas con el gravy. Es mi platillo.

LEER MÁS: Siempre hay una primera vez para comer oso polar y cabeza de caribú

Creo que la comida es uno de los grandes placeres de la vida. Una hermosa parte de mi trabajo es que puedo ir de país en país y probar la comida local. Cuando compro carne en el sur, intento conseguir productos que sean criados de manera humana, no quiero comer un animal torturado. Cuando estás cazando, no es bueno tardar mucho tiempo porque la adrenalina arruinará la carne y podrás percibirlo en el sabor. Cuando los animales son asesinados en granjas industriales, saben lo que está pasando. Pueden sentir la muerte en el aire y han pasado toda su vida en pequeños establos. Están comiendo su tortura, su ansiedad; no puede ser bueno.

Hay muchas personas que siguen comiendo lo que ofrece la tierra más al norte y es algo hermoso porque respetan la Tierra y no contaminan. Deberíamos ser reconocidas como una de las últimas culturas que vive en armonía con la Tierra, en lugar de ser acusados por grupos reducidos de personas que quieren ganar dinero por la cara bonita de las focas. Hay una total desconexión entre la gente y la naturaleza. Un chico publicó en mi Facebook: Esto es una locura, esos animales están en su hábitat natural, tenemos animales destinados a morir y comerlos. ¡Pero esa no es la realidad!

La gente no es saludable porque están comiendo alimentos demasiado procesados y envenenados, lastima a la raza entera. La gente debe tener la oportunidad de comprar buena comida. He visto lugares donde el refresco es más barato que el agua. La gente no debería nacer y crecer pensando que esos productos son buenos.

Es hora de ser respetuoso y promover la regeneración, ser conscientes de lo que sucede. Solo quiero hacer mi mejor esfuerzo de la forma más positiva posible. En lo más profundo de mi corazón, tengo esperanza en los ciudadanos canadienses y en todas las culturas. No creo que sea tan imposible.