FIGHTLAND

​UFC 205: Estelares Tempranas en La Gran Manzana

Si, UFC 205 será enorme y tiene una cartelera estelar muy buena, pero las preliminares podrían encabezar un evento cualquier otra noche.
10.11.16
Brandon Magnus/ Zuffa LCC

Finalmente UFC llegará a La Gran Manzana este sábado. Después de años intentándolo —sin desistir ante los rechazos de cada una de sus peticiones por legalizar las MMA en Nueva York— la promotora hará presencia en el Madison Square Garden con su pago-por-evento UFC 205. En efecto, UFC tiene preparado algo grande y presentará la mejor cartelera de su historia, con grandes peleas y los mejores nombres del deporte, además de tres títulos en juego. Y detrás de toda la producción y la gran exposición de técnicas y emociones que se compartirán en la jaula a cargo de veinticuatro atletas, este evento promete hacer historia por la gran atención que tendrá, en especial por ser el primer espectáculo de MMA profesional en la ciudad. El evento ha sido tan bien elaborado, armado de forma tan meticulosa, que sus combates preliminares podrían encabezar fácilmente la estelar de cualquier UFC Fight Night, y precisamente de eso vamos a hablar.

Leer más: La guía técnica para Jedrzejczyk vs. Kowalkiewicz y Woodley vs. Thompson

Desde que venimos trabajando en las preliminares, nunca ha sido tan difícil elegir de qué peleas hablar; por lo general, se trata básicamente de escoger las que más resaltan o las que pueden resultar emocionantes, aunque no lo parezcan. Con UFC 205 la situación es diferente ya que cada combate preliminar podría ser fácilmente una estelar cualquier otra noche.

La estelar de las peleas preliminares tendrá como protagonistas a dos peleadores que, sin necesidad de disputar un campeonato, garantizan dar lo mejor para entretener a los fanáticos, sin importar en qué área peleen. Se trata de los típicos peleadores que son buenos de pie, que pueden luchar y, lo mejor de todo, que pueden noquear cuando logran conectar tan solo una mano. El emocionante Jeremy Stephens es un veterano de la promotora que se ha dado a conocer por sus manos pesadas y épicos nocauts; imposible olvidar aquel memorable uppercut—que fue comparado con la técnica de shoryuken de Ryu y Ken, del videojuego Street Fighter—con el que le rompió la quijada a Rafael dos Anjos. Frankie Edgar es uno de los peleadores más talentosos y técnicos de la promotora que ha mostrado su grandeza dentro de la jaula para destacar y vencer a los mejores nombres tanto en ligero como pluma.

Frankie Edgar, por Brandon Magnus/ Zuffa LCC

Stephens se ha mostrado irregular en algunas de sus últimas presentaciones tropezando ante peleadores como Cub Swanson, Charles Oliveira y el emergente Max Holloway, pero un hermoso nocaut sobre Dennis Bermudez y una victoria sobre el ex campeón gallo Renán Barao lo mantendrían relevante y en busca de grandes peleas. Frankie Edgar encontró su ritmo como peso pluma después de su primera derrota ante José Aldo, por allá en julio del 2013. Desde ahí, Edgar cosecharía una gran racha de cinco victorias consecutivas y noquearía a Chad Mendes con un espléndido cruzado de izquierda en menos de tres minutos de pelea. Y cuando parecía inminente que Edgar conquistaría un segundo título en UFC, volvería a ser derrotado por José Aldo en el recordado UFC 200. Edgar y Stephens no disputarán el título después de esta pelea, pero una victoria es de mucha importancia para cualquiera de los dos.

Leer más: La guía técnica para Conor McGregor vs. Eddie Alvarez

La categoría de los setenta kilogramos es una de las más competitivas dentro de UFC y el pasado fin de semana tuvo un gran momento cuando Tony Ferguson dominó a Rafael dos Anjos en veinticinco minutos de pelea. El ruso Khabib Nurmagomedov, invicto en veintitrés peleas y con un récord de 7-0 dentro de UFC, era hasta ese entonces el candidato más fuerte a disputar el título que ostenta Eddie Álvarez, pero el panorama ha cambiado con el triunfo de Ferguson. Nurmagomedov ha podido pelear por el campeonato en el pasado, y las lesiones lo han mantenido inactivo. "El Águila", quien se dijo que fue usado en este evento para reducir los costos entre la pelea de Conor McGregor y Eddie Álvarez, necesita una victoria para mantenerse en la contienda del título y complicarle más el trabajo a Sean Shelby, con respecto a quién debe ir por el título. Pero del otro lado está Michael Johnson, quien buscará aprovechar esta pelea para volver a emerger en la categoría.

Michael Johnson ha demostrado ser uno de los mejores pesos ligeros del mundo y se ha mantenido relevante, incluso hasta después de aquella controversial derrota ante Beneil Dariush en agosto del año pasado. En efecto, Johnson perdió ante Dariush en una decisión dividida, pero la promotora no lo trató como perdedor y, por el contrario, lo mantuvo en una buena posición. Sin embargo, una derrota a manos de Nate Diaz y una lesión en el hombro lo mantendrían fuera. Johnson regresaría a la jaula hace poco más de un mes apabullando a Dustin Poirier en el primer round y con eso dejaría claro que aún tiene mucho por hacer en la categoría. Y para acercarse al título y emerger de la manera más rápida, ¿qué mejor que dejar atrás a Khabib Nurmagomedov, el número dos en el ranking?

Foto por Brandon Magnus/ Zuffa LCC

La primera vez que hablé de Belal Muhammad fue en julio, justo antes del duro debut que tuvo ante Alan Jouban. Muhammad había creado un nombre por competir en los circuitos regionales y ganar el título wélter de Titan FC venciendo a Steve Carl, por lo que se crearon buenas expectativas. Pero a pesar de su derrota ante Jouban —la cual fue premiada con el bono a "Pelea de la Noche"—, el compañero de entrenamiento de los hermanos Pettis se reivindicaría un par de meses después superando por nocaut técnico al mexicano Augusto "Dodger" Montaño. Por su talento y entrega dentro de la jaula, Muhammad recibiría la invitación para formar parte de la épica cartelera de este UFC 205.

El rival de Belal Muhammad era originalmente Lyman Good, un ex campeón wélter de Bellator. Good quedaría fuera de la pelea tras fallar en el control antidoping de la USADA, y en su lugar entraría Vicente Luque, otro gran talento en la categoría que viene mostrando buenos desempeños. El brasileño Luque arribó a UFC luego de formar parte de la temporada del TUF de gimnasios donde se enfrentaron los Blackzilians y el American Top Team. Luque, quien ha mostrado una gran mejora en su juego desde su debut en el octágono, llegará al UFC 205 con una gran racha de tres victorias consecutivas, habiendo recibido dos bonificaciones por finalizar a sus rivales. El combate les dará exposición a ambos para mostrarse ante todo los medios en el mítico escenario del Madison Square Garden. El ganador, por supuesto, estará en los ojos de todos y dará un gran paso en su carrera para emerger como una nueva promesa.

Foto vía.

La última pelea de las transmitidas UFC Fight Pass tendrá al experimentado Jim Miller en contra de Thiago Alves, quien marcará su regreso luego de una ausencia de casi dieciocho meses y será en una nueva categoría: lo pesos ligeros. En primera instancia, Thiago Alves estuvo de regresó en el deporte hace dos años después de recuperarse de diversas lesiones. El brasileño marcó su retorno dominando al recordado Seth Baczynski en una entretenida pelea y noqueando con una patada al hígado al canadiense Jordan Mein. Alves entraría rápido a la contienda por el título wélter, pero sería Carlos Condit quien lo frene en el segundo round de pelea tras romperle el tabique. Ha pasado más de un año desde ese entonces y ahora el "Pitbull" Alves está nuevamente de vuelta, pero como un peso ligero.

Leer más: El mundo está ardiendo a días de UFC 205

En marzo de este año, el futuro de Jim Miller dentro de UFC parecía incierto tras acumular un récord peyorativo de 1-4 en sus últimas cinco peleas. El empleo de Miller se encontraba en peligro y ganar en su siguiente combate era vital para su carrera. Y después de dos largos años, el menor de los hermanos Miller rompería su mala racha y se adjudicaría dos triunfos seguidos tras vencer a Takanori Gomi y Joe Lauzon. Desde una perspectiva honesta, Miller está muy alejado del título y de ser el gran contendiente que fue hace algunos años, y una victoria sobre Thiago Alves —quien fue durante mucho tiempo un gran nombre en la categoría wélter— lo mantendría relevante y lo ayudaría a acercarse nuevamente al ranking. Mientras tanto, Thiago Alves busca revitalizar su carrera en una nueva división y una pelea ante un gran veterano será la prueba perfecta para ver qué puede hacer en los ligeros.

Un interesante duelo entre Tim Kennedy y Rashad Evans estaba previsto para este evento, pero hace unos días la pelea se canceló cuando el segundo presentó algunos problemas médicos. Desde luego, hay otras preliminares interesantes y estará Rafael "Sapo" Natal en contra del emocionante Tim Boetsch, quien, independientemente de que gane o pierda, siempre resulta entretenido de ver; y también el regreso de la exretadora al título gallo femenil, Liz Carmouche, que le dará la bienvenida al octágono a la invicta en ocho peleas, Katlyn Chookagian.

Gracias a la legalización del deporte en Nueva York, todos podremos disfrutar de estas preliminares con pinta de estelares.