Publicidad
arte sobre ruedas

Tremenda sesión de BMX a 3.600 metros de altura

¿Se puede ir en bici en un desierto de sal? Sí, y además puedes convertirlo en todo un arte sobre ruedas si a la mezcla le pones a uno de los mejores riders BMX del planeta: Daniel Dhers.

por VICE Sports
29 Agosto 2016, 9:35pm

Foto de Camilo Rozo, Red Bull Content Pool

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El rider venezolano Daniel Dhers las ha visto de todos los colores encima de una BMX. Lo que nunca había visto, sin embargo, era un park en medio del mayor desierto de sal del mundo.

Sí, el planteamiento suena tan loco y molón como el resultado final de todo ello. Y si no, mirad esta fotografía, por poner un ejemplo.

"Es el proyecto más duro que he hecho en mi vida, es un escenario precioso pero la altura es una locura", explica Dhers. El Salar de Uyuni, que tiene una superficie superior a los 10 000 km2 y está situado a más de 3 600 metros por encima del mar, acogió al rider, a los cámaras y al equipo de construcción, que levantó las rampas a partir de ladrillos de sal.

"Cada línea que tiraba en el park tenía que descansar cinco minutos para retomar el aliento", añade Dhers, que fue uno de los riders más aclamados en el Extreme Barcelona del pasado mes de junio. "De día hacía un calor tremendo y cuando había una nube, de repente, te estabas helando".

Foto de Camilo Rozo, Red Bull Pool Content

Poco más hay en el proyecto, una localización única para una modalidad que quiere seguir volando alto. La plasticidad del resultado es impresionante, a nadie le importaría vivir la misma experiencia en un bonito día de verano en Bolívia.

Ah, y también una puesta de sol para quedarse.

Foto de Camilo Rozo, Red Bull Pool Content