Munchies

Cómo usar ketamina para tratar el alcoholismo

Generalmente, cuando la gente toma el tranquilizante para animales o ketamina es para disociarse de sus cuerpos y desvanecerse. Y quizás eso, con excepciones, no está del todo mal.
1.2.17

Usualmente, cuando la gente toma tranquilizante para animales o ketamina —conocido también como "k" o "special K"— es para disociarse de sus cuerpos y desvanecerse, lo cual puede conllevar sentimientos de euforia y pérdida de memoria de corto plazo grave (o eso hemos escuchado).

Se usa en hospitales veterinarios y en las calles se puede conseguir como droga ilegal. La ketamina bloquea un receptor cerebral llamado NMDA, el cual juega un papel clave para crear recuerdos. Pero gracias a estas cualidades amnésicas, los investigadores del Colegio Universitario de Londres (UCL) han empezado a interesarse por el uso terapéutico de la droga, más allá de usarla para fiestas.

Y, por cosas del destino, el equipo está interesado en personas que tienden a celebrar "demasiado", o sea: bebedores empedernidos. Si bien existen muchos tratamientos relativamente exitosos a corto plazo contra el abuso del alcohol, es notoriamente difícil evitar que los alcohólicos sufran recaídas cuando entran nuevamente en el ambiente previo al tratamiento.

Las imágenes y sonidos tan sutiles como la condensación en un vaso de cerveza o el tintineo de los vasos pueden disparar una severa ansiedad y hacer que los bebedores problema caigan más abajo por la espiral de la adicción. En estos casos, borrar la memoria podría ser algo  bueno, los investigadores sugieren, ya que podría borrar la asociación entre estos detonadores sutiles y las "recompensas" de beber, usando terminología clásica.

Lee el artículo completo en MUNCHIES.