Publicidad
Guía de Festivales

'No somos hippies, somos camaleones': una entrevista con Holy Bouncer

Hablamos con ellos sobre su gira por China, los medios y la supervivencia o no del rock.

por Ana Iris Simón
27 Septiembre 2018, 4:00am

Foto cortesía de Holy Bouncer

1537970035321-2018-06-13-boton_1440

Bernat Cuyàs, Manu Abel, Jordi Figueras y Miguel Robres se conocieron en primero de preescolar de un colegio en Barcelona. En la adolescencia, con Blink 182, Offsrping, Sum 41, System of a Down de fondo se les ocurrió que era buena idea formar una banda y finalmente resultó ser así: han tocado en el FIB, el Primavera Sound y el MadCool y han girado por Europa y China.

Y, aunque lejos quedan ya los tiempos en los que ensayaban en aulas del colegio, les preguntamos qué queda de lo que escuchaban entonces, cómo le explicarían a un extraterrestre quiénes son los Holy Bouncer y por qué creen que en los últimos años estamos asistiendo a un repunte de la psicodelia.

Aquí abajo puedes escuchar el nuevo single de Holy Bouncer, dale al play para ambientarte mientras lees la entrevista:

VICE: Si le tuvierais que explicarle a un extraterrestre qué es Holy Bouncer, ¿cómo os apañaríais?
Holy Bouncer: Suponiendo que el extraterrestre tenga conocimientos sobre música, le diríamos que somos un grupo de amigos de toda la vida que se juntaron para aprender a hacer música juntos y lo siguen intentando.

Como dices, tocáis juntos desde hace mucho tiempo y os conocéis desde hace aún más. ¿Cómo es la experiencia de conservar amistad e inquietudes musicales durante tantos años?
Vamos juntos al colegio desde preescolar y eso supone muchos años de ir viendo cómo evoluciona cada uno de nosotros individualmente y con el grupo. Poder conservar la amistad y compartir un proyecto como este es algo muy bello.

¿Qué le habríais dicho a vuestro yo de hace poco menos de diez años, a los chavales que empezaban con la música?
“Idiota, ¿por qué no te has viciado más a tocar y aprender?”.

¿Qué escuchabais cuando, en el instituto, empezasteis a hacer música y qué influencia diríais que tienen aquellos sonidos a día de hoy en vosotros?
Escuchabamos Blink 182, Offsrping, Sum 41, System of a Down, RHCP, Eminem y todas la bandas que en ese momento estaban en el top. Es inevitable no recordar esas canciones, pero ahora mismo creo que no suponen ninguna influencia directa para la banda. Excepto Eminem (risas).

Aunque últimamente hay una escena de rock y especialmente de psicodelia bastante destacable en España —me vienen a la cabeza Solo Astra o AMBRE—, ¿creéis que el rock es un género cada vez más minoritario entre los más jóvenes? ¿Por qué?
La gente escucha lo que le pones en la cara. La mayoría de las personas no pierden el tiempo rebuscando y conociendo nuevas bandas y aún menos estilos musicales. Se comen lo primero que les dan, algo similar al fast food pero con la música. Escuchamos aquello que nos vende Estados Unidos y nos lo comemos con patatas, y eso no quiere decir que sea ni mejor, ni peor, simplemente es lo que es. No damos opción a otros caminos.

Lo mismo pasa con el cine. Solo los “puretas" y los realmente apasionados por el género rebuscan en otras culturas y recovecos más oscuros para acabar encontrando un diamante en bruto. Así que sí, creo que el rock, de la forma en la que lo conocíamos, está muriendo e incluso nosotros con nuestro último trabajo lo estamos matando. Pero supongo que se trata de algo evolutivo, quizá dentro de unos años revive.

¿Y creéis que los medios somos un poco culpables de ello, que le prestamos caso siempre a los mismos, y que ese grupo de “mismos” hacen una música muy concreta?
Los medios hacéis lo que os conviene para seguir funcionando, no se trata de culpabilidad, y por lo tanto si lo que se consume es el “trap” en España obviamente le daréis más fuerza. Necesitáis estar vivos, ser modernos y representativos de la actualidad que nos rodea. Ya no quedan medios que hagan lo que realmente quieren, al menos no medios que tengan gran repercusión, cosa que entiendo, pero es triste. Jugársela siempre es más difícil que seguir la corriente del río.

¿Por qué creéis que justo ahora estamos, sin embargo, ante un repunte del género psicodélico, que podría estar asociado a la evasión, a la huída hacia dentro de la época en la que surge, mediados de los 60? ¿Qué paralelismos veis, socioculturalmente, entre aquella época y la nuestra y entre los valores de juventud de aquella época y la nuestra?
No sé si es un repunte, pero supongo que Kevin Parker de Tame Impala, tiene mucho que ver con eso. Ademas de bandas como King Gizzard and the Lizard Wizard o Mac Demarco. Respecto al paralelismo, creo que en esa época había millones de jóvenes que querían romper con la herencia de sus padres y de generaciones anteriores igual que ahora, es algo natural.

Fuisteis los ganadores en la categoría de mejor banda internacional de los Toronto Independent Music Awards, habéis girado por China, ¿cómo fueron las experiencias?
China fue la hostia. Nos trataron como si fuéramos “alguien”, teníamos chofer y unos hoteles de la leche. Además de que el choque cultural es súper fuerte y eso mola. Cada segundo ves cosas nuevas para ti, es increíble.

Hay un vídeo vuestro que me impacta mucho, el de "My mother is a yonkie". ¿Me podéis presentar a la señora? ¿Quién es?
(Risas) Nosotros no la conocimos personalmente, pero Alessandra Corazzini y Martina LaTorre, las dos chicas que nos hicieron el video, te la pueden presentar.

Vuestros vídeos, como en ocasiones vuestro sonido, recuerdan a otras décadas. Vuestras estética incluso a veces también, la portada de "Hippie Girl Lover"... ¿sentís desapego por lo posmoderno, por lo contemporáneo, estéticamente hablando?
La verdad es que no. Simplemente hacemos lo que nos apetece, trabajamos en un tipo u otro de proyecto dependiendo del momento en el que estemos, y eso quiere decir que siempre estamos investigando y cambiando. No somos hippies igual que tampoco somos punks, somos camaleones.

¿Y en lo creativo?
Igual que antes, no. Hay demasiados grupos, demasiadas películas y libros contemporáneos que son increíbles y que ahora mismo nos influencian igual o más que obras clásicas.

En el imaginario colectivo Barcelona, vuestra ciudad, es un poco el epicentro de la cultura, el sitio donde tienes que estar para triunfar si realmente molas. ¿Consideráis que es así? ¿Cómo habéis visto a vuestra ciudad, culturalmente hablando —y particularmente en lo musical— en los últimos años?
Barcelona es rica. Hay una cantidad increíble de jóvenes artistas increíbles, tanto en el mundo de la música como en el cine o el arte, pero parece que no hay un vínculo entre todos estos. Creo que esa riqueza está desaprovechada.

¿Cómo es ser un músico joven y hasta cuándo es uno una promesa musical?
Ser músico es difícil pero si es lo que te gusta vale la pena. Respecto el ser joven no lo tengo muy claro, creo que en este país a uno le suena la campana cuando toca o cuando quieren que le toque. Puedes pasarte toda la vida siendo una “promesa musical”.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos? ¿Tendremos EP o LP vuestro próximamente?
El 23 de noviembre sacamos un nuevo LP titulado Holy Bouncer y antes de eso habrán dos singles y después de esto habrá una gira europea y después de todo esto habrán más sorpresas.

Tagged:
rock
música
festivales
rock psicodélico
psicodelia
festivales de música
holy bouncer