Publicidad

McDonald's nos ha dicho por qué no vende hamburguesas vegetarianas en España

Les pedimos explicaciones.

por Ana Iris Simón
05 Octubre 2018, 4:00am

Fotos por la autora

Hace unas semanas una amiga volvió de un viaje a Lisboa emocionada. La causa de su entusiasmo no era ni el ambiente del Bairro Alto ni los pasteles de Belém ni los azulejos de Alfama: mi colega estaba emocionada porque en los McDonald's portugueses servían hamburguesas vegetarianas. Ella no lo es, pero fue con otro amigo que sí. Y esta es la reseña que me hizo.

"He probado dos hamburguesas vegetarianas en McDonald's. La primera fue en Berlín y era el equivalente vegetariano de la mítica hamburguesa de 1 euro, solo que esta valía alrededor de 1,80€. No se lo echo en cara, se lo merece totalmente: es la mejor hamburguesa vegetariana que he probado en mi vida. Me comí seis y de una tacada y aún así me salió más barato que cualquier otra. Esta sabía pues exactamente igual que cualquier otra hamburguesa de McDonald's, solo que un poco más crujiente. En Lisboa probé una que estaba en una especie de McMenú, quizás llevaba demasiadas cosas y no se disfrutaba tanto, pero estaba buena igual y estaba el menú tirado de precio".

La única hamburguesa vegetariana de McDonald's posible en España. Nos la sirvieron con carne, por cierto

Y yo, alentada por la review de mi amigo y por la emoción de mi amiga me pregunté, claro, que por qué no había hamburguesas vegetarianas en McDonald's España. Lo primero que hice fue googlearlo. Con minúsculas, sin tildes y con alguna errata fruto de la inquietud que genera siempre esperar a que Google te resuelva alguna duda existencial, que es como creo que googleamos todos: "por que nohau hamburguesa vegetaruana en mcdonalds".


MIRA:


Google me devolvió, en primera instancia, un Change.org a través del cual más de 840 personas le reclaman a McDonald's España que incluya en su oferta hamburguesas vegetarianas y veganas. En el texto de la petición aseguran que "el aumento de personas que dejan de comer carne es una realidad, casi cuatro millones de personas en España han pasado a la alimentación vegetariana, ya sea por bienestar animal, sostenibilidad o por salud propia" y aseguran que "McDonald's y Burger King, que pueden presumir de ser las dos grandes marcas que más hamburguesas venden en España, aún no han añadido ni una sola hamburguesa a su carta, cosa que me parece muy poco lógica y razonable".

Para saber si era tan poco lógico y tan poco razonable, recurrí al propio McDonald's. No a Ronald —ojalá— sino al departamento de comunicación de la corporación en nuestro país. "McDonald's se adapta de manera constante a los momentos de consumo de los países en los que opera. Escuchamos al consumidor, para adaptar nuestros productos y servicios a sus necesidades. Por ejemplo, en España estamos adaptando los restaurantes con innovaciones como el servicio a mesa, McDelivery, cocinas abiertas, kioscos digitales, entre otras. En este entorno de evolución, McDonald’s ya ha incorporado la hamburguesa vegetariana en algunos países; en España, aunque esta hamburguesa no ha llegado a los restaurantes, sí se han incorporado a la carta otros productos locales que el consumidor estaba demandando, como el gazpacho, las croquetas o la tortilla de patatas. También hemos incorporado a nuestra oferta productos como el pan sin gluten o la tarta de cumpleaños sin gluten, como respuesta a una necesidad actual del consumidor", me dijeron.

Que fue igual que no decirme nada. Le podía haber preguntado a alguna de las estatuas de Ronald que presiden alguno de sus restaurantes y me habría quedado igual.

No contenta con la respuesta —¿cómo iba a estarlo?— insistí, y les pregunté de qué dependía la elección de esos productos concretos dependiendo de la zona. O lo que es lo mismo: por qué diantres los vegetarianos portugueses tienen su veggie burguer y en España tenemos que conformarnos con un gazpacho. Después de otra parrafada en la que fardaban de sus productos, acabaron diciendo "es una opción que estudiaremos en el momento en el que lo veamos necesario".

Y no hace falta ser experto en marketing ni en finanzas para sospechar que ese "es una opción que estudiaremos en el momento en el que lo veamos necesario" suena a "vegetarianos españoles, sois cuatro gatos y aún no nos sale rentable ofreceros este producto". Suena a que, aunque los últimos datos hablan de que el 8% de los españoles somos vegetarianos, les sale más a cuenta camelarnos con gazpacho y molletes de tortilla.

Pero, ¿hasta qué punto es "lógico y razonable", como decía el change.org que reclamaba a McDonald's hamburguesas vegetarianas, que los vegetarianos reclamemos hamburguesas vegetarianas en McDonald's?

Si algunas de las razones más potentes para convertirse al vegetarianismo son la lucha contra el sufrimiento animal, la sostenibilidad y, en última instancia, contribuir a un cambio en los modelos de consumo, ¿qué narices hacemos reclamándole a una empresa cuyo negocio se basa en matar animales un trozo de quinoa entre dos panes? ¿Por qué íbamos a entrar en un establecimiento de una corporación que se dice sostenible por el ahorro de energía, por sus packagings y sus green buildings, pero obvia el impacto medioambiental que tiene el consumo masivo de productos cárnicos en el mundo? Quizá, amigos vegetarianos, el problema no lo tiene McDonald's al no ofrecernos veggie burguers. Quizá el problema lo tenemos nosotros al quererlas en sus establecimientos.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
McDonald's
hamburguesas
vegetarianos
veganos
vegetarianismo
Hamburguesas vegetarianas