FYI.

This story is over 5 years old.

El vino israelí de la zona ocupada se llamará ‘vino de asentamiento colono’ en la UE

La nueva normativa de la Unión Europea exige que todos los productos cosméticos y agrícolas producidos por negocios israelíes en los territorios ocupados tendrán que ir acompañados de la palabra “asentamiento”.
Imagen vía Jim Hollander/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La normativa de la Unión Europea exige que los bienes producidos en los territorios palestinos ocupados por Israel sean etiquetados con la palabra "asentamiento" son antisemíticos, está fundada en motivos políticos y podría enturbiar las conversaciones de paz con los palestinos. Así se ha expresado el gobierno israelí. Por su parte, las autoridades y las organizaciones activistas palestinas han proclamado que apoyan la regulación de la UE, aún cuando la flamante normativa pueda provocar que algunos palestinos que trabajan en negocios israelíes, pierdan sus trabajos.

Las nuevas directrices, que fueron aprobadas de manera oficial ayer mismo por la UE, son la culminación de tres años de debate y de planificación por parte de la Comisión Europea. La normativa implica que, en adelante, todos los productos agrícolas y cosméticos producidos por negocios israelíes en territorios ocupados — como Cisjordania, Jerusalén Este y los altos del Golán — tendrán que ir acompañados, en adelante, de la palabra "asentamiento" o de su equivalente en referencia a su lugar de origen.

Publicidad

Algunas de las empresas afectadas por la nueva normativa son productoras de cosméticos del mar Muerto y las bodegas vinícolas de el Golán, además de más de 1.000 negocios de Cisjordania. En los territorios palestinos, los bienes producidos por compañías no-israelíes serán etiquetados con la denominación de origen "productos de Palestina", para distinguirlos de los bienes producidos en los asentamientos colonos.

Las autoridades palestinas han saludado el movimiento y lo han descrito como "significativo", pero exigen que la comunidad internacional asuma una acción todavía más expansiva.

"La Unión Europea ha pasado, una vez más, de emitir comunicados a tomar medidas políticas concretas", ha dicho Saeb Erekat, secretario general del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). "Sin embargo, creemos que es necesario tomar más medidas para hacer a Israel responsable de los crímenes que continúa cometiendo contra la tierra y las gentes de Palestina".

Nuevas pruebas de Amnistía Internacional contra Israel por la 'Matanza en Rafá' de 2014. Leer más aquí.

El ministro de Asuntos Exteriores israelí ha tachado la decisión de "política" e "irritante".

"La Unión Europea ha elegido aplicar un doble rasero en lo relacionado con Israel, y ha elegido también ignorar que hay otros 200 conflictos territoriales en activo en el mundo a día de hoy", proclamó en un comunicado emitido ayer por la tarde.

Publicidad

"Se trata de una medida técnica, no de una medida política", ha asegurado una fuente de la Comisión Europea que no ha querido que su nombre sea publicado. "Los territorios ocupados no forman parte del estado soberano de Israel, de manera que no se puede vender sus bienes diciendo lo de "hecho en Israel".

Las opiniones del ministerio de Exteriores fueron reproducidas por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. El líder judío considera que la UE, al aplicar normas de etiquetación en los asentamientos colonos israelíes "está etiquetando al bando que está siendo atacado por el terrorismo". Netanyahu considera que la UE debería de avergonzarse.

"La economía israelí es fuerte y necesitará soportar la media. Los que sufrirán las consecuencias de la medida serán los palestinos que trabajan en las fábricas israelíes", ha añadido Netanyahu.

Un grupo activista que defiende los derechos de los trabajadores palestinos ha proclamado que si bien la nueva normativa puede provocar la pérdida de trabajos, respalda la medida a nivel político.

"No hace falta que se les diga a los trabajadores palestinos que un aumento del boicot a Israel podría perjudicarles económicamente", ha dicho Mohammed Al-Arqawi, vicesecretario general del Sindicato General de Trabajadores Palestinos. "Somos más que conscientes de la situación y estamos haciendo un llamamiento al boicot porque creemos que es necesaria la presión económica y política para desafiar a Israel y su tendencia sistemática a ignorar nuestros derechos fundamentales".

Publicidad

España importa proyectiles de Israel en detrimento de la industria local. Leer más aquí.

Según el ministro de Economía israelí, se espera que las directrices de la Unión Europea afecten a una serie de productos — como el aceite de oliva, los dátiles, la miel, el vino, las uvas y los productos derivados de las aves de corral" — y costará a los negocios que operan en los asentamientos colonos alrededor de 50 millones de dólares al año; el equivalente a una quinta parte de la entre los 200 y 300 millones de dólares que se producen anualmente en los territorios ocupados por Israel.

David Simha, presidente de la Cámara de Comercio e Indusria palestino-israelí, ha señalado que los productos que serán etiquetados suman "el 1 por ciento de las exportaciones totales" de Israel. Se estima que el país judío exporta cada año más de 30 mil millones de dólares en bienes y servicios a la Unión Europea.

Sin embargo, el empresario ha advertido que el etiquetaje será utilizado políticamente por los políticos israelíes de derechas.

"Están interpretándolo todo de la manera incorrecta", ha añadido.

Las organizaciones pro derechos humanos han aplaudido la medida de la UE.

"Las nuevas directrices de la UE sobre el etiquetaje adecuado en los productos fabricados en los asentamientos han sido adoptadas en consonancia con el deber de los estados de garantizar el cumplimiento de la ley internacional humanitaria. Y según esta, los asentamientos colonos son ilegales", sentencia Sarah Seadoun, que trabaja para HRW investigando la situación de los asentamientos. "Otros estados deberían de seguir el ejemplo de la Unión Europea".

Publicidad

'Abre los ojos': Israel lanza un vídeo parodiando a los corresponsales extranjeros. Leer más aquí.

Israel lleva tiempo proclamando que cree que la medida de etiquetar los bienes de los asentamientos adoptada por la UE es parecida al movimiento de Boicot, desinversiones y sanciones (BDT en sus siglas inglesas). Así, de hecho, lo ha expresado por Twitter Yair Lapid, responsable del partido centrista de la oposición Yesh Atid. "La decisión discrimina a Israel y promueve el terrorismo", escribió ayer por la tarde en la red social.

La Unión Europea, sin embargo, asegura que la única función de las etiquetas es distinguir los productos que se fabrican dentro y fuera de las fronteras de Israel reconocidas internacionalmente.

"Es simplemente una denominación de origen, no se trata de una etiqueta de advertencia", comenta el embajador de la UE en Israel, Lars Faaborg-Andersen.

Israel convocó a Faaborg-Andersen para que se presentara en el ministerio de Exteriores, en Jerusalén, poco después de que la normativa de etiquetaje fuese aprobada. Durante su visita, los israelíes le comunicaron que, en adelante, la Unión Europea podría no ser considerada como negociadora en las negociaciones de paz. Estas, de hecho, continúan en punto muerto, mientras Israel no deja de levantar asentamientos colonos en Cisjordania y el Este de Jerusalén.

"Habíamos dejado muy claro cual podría ser la contribución de la Unión Europea en las conversaciones de paz, sin embargo, las nuevas medidas nos obligan a reconsiderarlo", ha declarado David Waltzer, el embajador israelí en la UE, tras el anuncio de la aplicación de las nuevas directrices.

Publicidad

La ONU deja a Israel y Hamas fuera de la lista de los que violan los derechos del niño en conflicto. Leer más aquí.

Varios países, como Gran Bretaña, Bélgica y Dinamarca ya han instaurado las directrices nacionales para etiquetar los bienes producidos en los asentamientos. En cualquier caso, las nuevas directrices significan que, en adelante, los 28 estados miembros de la Unión deberán de llevar las etiquetas. Si los productores de los asentamientos no utilizan el sello adecuado en su producto, se exponen a que la UE les sancione económicamente. Eso sí, se ha dejado a discreción de cada país, determinar los castigos para cada infracción.

Mira el documental de VICE News Colonos judíos rebeldes (Parte 1):

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsES