FYI.

This story is over 5 years old.

EEUU registra un aumento del 400 por ciento de las muertes por sobredosis de heroína

Un nuevo informe presentado por la agencia antidroga estadounidense, la DEA, subraya hasta qué punto el consumo y la adicción a los opiáceos se ha convertido en una auténtica epidemia para la salud del país que dirige Obama.
Imagen por AP/Brennan Linsley
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El número de muertes por sobredosis de heroína sigue aumentando más que el de ninguna otra sustancia ilícita en Estados Unidos. Así lo concluyen las estadísticas que presentó ayer martes la agencia antidroga de la administración Obama, la archiconocida DEA.

La agencia del gobierno estadounidense ha concluido en su Informe sobre la Amenaza Nacional de la Heroína que el consumo del opiáceo está aumentando de manera imparable — en 2014 había 435.000 usuarios de heroína, un aumento que triplica las cifras registradas en 2007 — y las sobredosis no les van a la zaga. Los informes de la DEA delatan que las muertes por sobredosis de heroína han pasado de las 3.036 de 2010 a las 10.574 de 2014.

Publicidad

Y por mucho que los números no contemplen lo sucedido en los dos últimos años, lo cierto es que su fría estadística es implacable: la heroína está demostrando tener un poder devastador, especialmente en el noreste de Estados Unidos.

Claro que la encuesta no solo se preocupa de señalar a la heroína —la misma DEA ya había anunciado que las muertes por consumo de opiáceos como el fentanilo, el auténtico cáncer de la sanidad estadounidense, se habían disparado en un 79 por ciento solo entre 2013 y 2014. El informe recién presentado es el primero en incluir datos sobre el flamante y devastador fármaco.

Las Moicas: son de Michoacán, trafican con heroína en EEUU, la DEA lo sabe y México no. Leer más aquí.

Igualmente, la DEA asegura que los traficantes se estarían aprovechando de la descomunal demanda que están generando fármacos como los analgésicos, los ansiolíticos y sedantes como las benzodiacepinas.

Según los portavoces de la agencia antidroga estadounidense los laboratorios clandestinos estarían produciendo sus réplicas de los peligrosos fármacos; esto es, pastillas falsas sintetizadas con dosis de fentanilo más elevadas que pondrían en circulación en el mercado negro. Según las cifras de la DEA, tal sería el motivo que explicaría las 19 muertes por sobredosis de opiáceos registradas en Florida y California durante los primeros tres meses de 2016.

"Tendemos a abusar de términos como 'sin precedentes' o 'pavoroso', pero la conexión entre los fallecimientos y la destrucción sembrada por la muerte y la devastación relacionada con la heroína y los opiáceos es un fenómeno que, realmente, no tiene precedentes y que es auténticamente pavoroso", relata el administrador de la DEA, Chuck Rosenberg, en el comunicado. "El problema es gigantesco y no deja de crecer, y nuestros ciudadanos necesitan a abrir los ojos y darse cuenta del peligro".

Publicidad

La DEA también informa que los decomisos de heroína se han disparado en un 80 por ciento. Se ha pasado de los 3.733 kilogramos incautados de 2011 a los 6.722 de 2015.

Gráfica 1: Muertes por sobredosis de heroína entre 1999 y 2014. Gráfica vía DEA

Las nuevas estadísticas coinciden con la publicación del Informe sobre Drogas de Naciones Unidas de 2016 publicado el jueves pasado, y en el que se alude a la actual situación que atraviesa la sanidad estadounidense como a una "epidemia". Según el informe de la ONU, el abaratamiento de la heroína ha disparado las cifras, que han alcanzado su número más elevado en 20 años, y han conducido a la multiplicación de las sobredosis

El informe de Naciones Unidas señala que el número de heroinómanos en Estados Unidos es incluso mayor al contemplado por la DEA, que hablaba de 1 millón de adictos en 2014. Según el informe de la ONU las muertes por heroína se habrían quintuplicado desde 2000.

Los expertos creen que el aumento en el consumo de heroína podría explicarse por las restricciones que se han impuesto recientemente y que exigen que, en adelante, los productores produzcan comprimidos seguros que no puedan ser machacados. Se entiende que tal medida recortará el abuso de los mismos.

"Se ha producido un cambio y hay consumidores que han pasado de ingerir fármacos a la heroína, directamente", cuenta Angela Me, la investigadora responsable del informe de Naciones Unidas, a la agencia Reuters. Según ella, el aumento de la producción ha provocado la caída de los precios, otro factor que debería ser contemplado como decisivo.

Publicidad

A principios de año, Barack Obama propuso invertir 1,1 mil millones de dólares en los dos próximos años para combatir el consumo de heroína y el de opiáceos.

No es de extrañar que un poco más al norte, Canadá también esté lidiando con una crisis de salud por consumo de opiáceos sin precedentes. Hace unas semanas, una de las provincias del país vecino de Obama declaró el estado de emergencia después de que se dispararan las muertes por consumo de fentanilo.

El ejemplo de Portugal: todas las drogas despenalizadas desde la marihuana hasta la heroína. Leer más aquí.

Si bien las estadísticas actualizadas no están disponibles en Canadá, algunas cifras sueltas a las que se han referido los gobiernos autonómicos sugieren que entre 2009 y 2014 el consumo de fentanilo provocó 655 muertes por todo el país. Las estadísticas provinciales concluyen que, desde entonces, se han registrado cientos de muertes más.

Pese a todo el departamento de Salud del Canadá todavía no ha destinado ninguna partida presupuestaria a contener su inquietante versión de la epidemia estadounidense.

México — un país donde también se ha disparado el cultivo de semillas de amapola, el principio activo de la heroína producida por las pandillas callejeras —, Estados Unidos y Canadá se han comprometido a presentar un plan de combate para atacar el consumo de heroína. Así lo ha anticipado a las puertas de la cumbre de los "Tres Amigos" que los tres estados celebrarán mañana en Ottawa, tal y como había adelantado a principios de mes en declaraciones a la agencia Reuters Paulo Carreño.

"No se trata únicamente de destruir las plantaciones. Se trata de encontrar soluciones para la gente obligada a cultivar semillas de amapola. Durante la cumbre vamos a anunciar la puesta en marcha de un plan de cooperación entre los tres países, que ayude a gestionar la magnitud de un problema que nos afecta a los tres por igual", ha comentado Paulo Carreño, subsecretario para América del Norte del ministerio de Exteriores mexicano.

Sigue a Tamara Khandaker en Twitter: @anima_tk

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs