americas

El mundo se solidariza con las víctimas del ataque en Orlando

Ciudadanos de países como Canadá o Reino Unido han mostrado su apoyo a los fallecidos y heridos. La masacre ha servido como un crudo recordatorio de la continua discriminación y violencia que enfrenta la comunidad LGBT en EEUU y el mundo entero.
13.6.16
Veillée à Toronto. (Photo par Christopher Katsarov/The Canadian Press)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Marchas en solidaridad con las víctimas del atentado en Orlando, Florida, se han realizado en las principales ciudades del mundo. Barcelona, Toronto, París, Londres, y Nueva York, son algunas de las metrópolis donde los ciudadanos han salido a condenar el ataque, y al mismo tiempo han mostrado su apoyo a la comunidad gay mundial.

Jacob Gal, un activista defensor de la comunidad LGTB (lesbianas, gays, bisexuales, y personas transgénero), estalló en llanto mientras recordaba cómo se despertó el domingo por la mañana y se enteró de la masacre ocurrida en un club gay de Orlando, que dejó un saldo de 50 muertos y más de 50 heridos, la peor en la historia reciente de los Estados Unidos. Cientos de personas caminaron junto a él en el parque Barbara Hall, área LGBT ubicada en el corazón de la ciudad Toronto, Canadá; sostenían velas que mostraban su pena por lo acontecido.

Publicidad

"Sucedió lejos de aquí, pero nos afecta a todos", dijo llorando Gal, unos de los organizadores del Festival del Orgullo Gay en la ciudad de York, en Toronto, Canadá. "Eso nos pega aquí".

Los disparos ocurrieron entre las 2 y 5 de la madrugada del domingo en medio de una multitud que bebía y bailaba en Pulse, un popular club en el centro de Orlando. El atacante de nombre Omar Siddiqui Mateen, murió después de horas de enfrentamiento con la policía. El padre de Mateen dijo a NBC News que su hijo se había molestado al ver a dos hombres besándose en Miami un par de meses antes.

De acuerdo a reportes de los medios, Mateen prometió lealtad al líder de Estado Islámico a través de una llamada al 911 justo antes de comenzar los ataques. La ley está tratando este incidente como un ataque terrorista.

Otras comunidades LGBT alrededor del mundo también se reunieron después del ataque del domingo para mostrar su apoyo.

Horas después de la masacre, decenas de reuniones improvisadas tuvieron lugar a lo largo de Estados Unidos, incluyendo Newton y Connecticut, así como en Stonewall Inn, un bar gay ubicado en Nueva York — considerado cuna del movimiento por los derechos LGBT — donde un mitin en solidaridad con las víctimas se convirtió en una marcha hacia la popular plaza Union Square.

Photos from the vigil for victims of the Pulse hate crime happening this evening at the historic Stonewall Inn NYC — Common Gay Boy (@CGBPosts)June 12, 2016

Publicidad

En París, cerca de 100 personas se reunieron en la plaza Igor Stravisnky, algunos con banderas de arcoiris — que simboliza al movimiento gay — y de los Estados Unidos, acompañados con pancartas que decían "Orgullo" y "Amor para Orlando", encendieron velas por aquellos que perdieron la vida.

'Esta noche no hay que ceder al odio y al miedo'.

Asimismo, este lunes, los londinenses saldrán a las calles para ofrecer sus condolencias. El grupo de Facebook, 'London Stands with Orlando' (Londres se encuentra con Orlando), pide a las personas donar para el grupo Equality Florida, defensor de los derechos LGBT.

También, cerca de 400 personas se reunieron en Sídney, Australia, para mostrar su apoyo a la víctimas, mientras que el puente de la Bahía de Sídney brilló con los colores del arcoiris. "Cuando vas a un lugar de encuentro como un bar gay, esperas que sea un lugar donde te puedas sentir seguro y apoyado", dijo uno de los asistentes.

In — Raphael Satter (@razhael)June 12, 2016

El ataque de Orlando ha servido como un crudo recordatorio de la continua discriminación y violencia que enfrenta la comunidad LGBT en Estados Unidos y en el mundo entero, incluyendo las comunidades musulmanas.

It's disturbing how practiced our queer communities are in holding vigils.

— Jamie J. Hagen (@Jamiejhagen)June 13, 2016

La marcha de solidaridad en Toronto se da en la víspera del Festival de Orgullo Gay que se celebra en julio, uno de los más grandes en el mundo.

Publicidad

"Alguien me preguntó, '¿Por qué orgullo?'" dijo a la audiencia Kathleen Wynne, la primera mujer abiertamente gay en ser elegida primer ministro de una provincia en Canadá. "Lo que pasó en Orlando, nos pasó a todos", continuó Wynne.

Antes de que las velas fueran encendidas, prominentes políticos locales y federales, junto con activistas musulmanes de la comunidad LGBT, hablaron a la concurrencia sobre Islamofobia, y lo que significan los hechos ocurridos en Orlando para la comunidad. Los organizadores del festival dijeron que intensificarían la seguridad y la presencia policiaca en los eventos que se llevarán a cabo a lo largo del mes.

Lighting candles — Rachel Browne (@rp_browne)June 13, 2016

"Anoche fue un momento de odio", dijo uno de los organizadores a la audiencia, antes de que alguien más leyera en voz alta los primeros versos del Corán en árabe. "Esta noche no hay que ceder al odio y al miedo".

Una canciller de Toronto, Kristyn Wong-Tam, presentó a su "prometida musulmana gay", Farrah Khan, a la audiencia, hablando por primera vez de su compromiso en público.

"Cuando la gente odia a los gays, nos odian. Cuando odian a los musulmanes, no odian", añadió Wong-Tam. "Nunca nos callaremos, ni dejaremos que nos callen".

El asesino de al menos 50 personas en un club gay de Orlando había jurado fidelidad a Estado Islámico. Leer más aquí.

Khan, una conocida activista en contra de la violencia sexual en Toronto, declaró posteriormente a VICE News que ahora es más importante que nunca para los musulmanes homosexuales salir de las sombras después de los acontecimientos en Orlando. "Hemos estado tanto tiempo en el miedo… los musulmanes gays existen y vamos a ser parte la comunidad", dijo. "Necesitamos encarar la Islamofobia, que [Omar Siddiqui Mateen] no defina nuestra comunidad".

Después de que la mayor parte de la multitud se disipó, dos jóvenes mujeres, Sophie y Kristina, encendieron dos velas sobre una bandera de arcoiris que colocaron junto a sus pies.

Publicidad

Sophie and Kristina say they're here for all of their friends who were too scared to come tonight — Rachel Browne (@rp_browne)June 13, 2016

"Estamos aquí por todos nuestros amigos, que estaban muy asustados de venir porque pensaron que era demasiado peligroso", dijo Sophie. "Todo el mundo está preocupado sobre lo que podría pasar, porque es posible [un ataque] aquí o en cualquier otro lado, a cualquier hora. Uno nunca sabe".

"Sentirse orgulloso es estar abierto sobre quién eres. Y hemos trabajado tan duro para llegar aquí, que no podemos rendirnos ante el miedo, porque eso significa que hemos perdido".

Sigue a Rachel Browne en Twitter: @rp_browne

Sigue a VICE News en Español en Twitter:@VICEnewsEs