FYI.

This story is over 5 years old.

Incautación masiva de cocaína en Canadá supuestamente vinculada a los cárteles de México y Colombia

Una mujer que pasó el control de seguridad de una de las mayores bases de la fuerza aérea del país, y un ex esquiador olímpico de snowboard estarían entre los 14 acusados en relación con el caso.
24.4.15
Imagen por Fernando Vergara/AP

Las autoridades canadienses aseguran haber desarticulado esta semana una red internacional de contrabando de drogas vinculada a los cárteles mexicanos y colombianos, que les ha llevado a presentar cargos contra 15 personas. Entre ellas se encontraría una mujer que pasó el control de seguridad de una de las mayores bases de la fuerza aérea del país, un miembro de la Guarda Costera y un ex esquiador olímpico de snowboard.

Publicidad

La investigación, que ha durado dos años — conocida como "Operación Harrington" — empezó en la provincia marítima de Nueva Escocia, y en última instancia desarticuló ocho presuntas conspiraciones diferentes relacionadas con la importación de armas y drogas a Canadá. La policía decomisó dinero en efectivo, armas, vehículos y más de 200 kilos de cocaína en los tres días de redadas.

Los acusados, residentes en las provincias canadienses de Nueva Escocia, Ontario y Quebec, se enfrentan ahora a 45 cargos distintos en relación con el caso. Según la Real Policía Montada del Canadá (RCMP por sus siglas en inglés), la red internacional conspiró para importar cocaína desde Antigua, Brasil, Colombia, Guyana y los Estados Unidos.

Un alto cargo de la RCMP calificó la redada de "un hito" en la lucha del organismo contra la delincuencia transnacional. El caso en cuestión ofrece una visión de la compleja batalla que están librando las autoridades canadienses contra los contrabando de droga, que ya han conseguido infiltrarse en importantes puntos de entrada al país. Los cárteles mexicanos cuentan cada vez con un mayor número de operaciones desplegándose hacia el norte del país. Según informó The Vancouver Sun el año pasado, los cárteles de Sinaloa, La Familia Michoacana, y otras bandas de narcotraficantes estarían introduciendo representantes en la Columbia Británica y en Alberta para gestionar sus negocios.

Publicidad

Varios vídeos muestran el caos desatado en la frontera de México tras la detención del líder de un cártel. Leer más aquí. 

Profesionales de la de la Real Fuerza Aérea Canadiense, del Departamento de Defensa Nacional, y de la Guardia Costera de Canadá han sido acusados en relación con la Operación Harrington, informó la Policía Montada.

Darlene Richards, de 54 años, residente de Nueva Escocia y guardia civil de la Real Fuerza Aérea Canadiense, se enfrenta a dos cargos por "conspiración por importar y traficar cocaína desde países desconocidos a Canadá."

El Teniente Sylvain Rousseau, portavoz de la Fuerza Aérea Canadiense, confirmó que Richards había trabajado en la base como auxiliar administrativa para el oficial al mando del Escuadrón de Transporte y Rescate 413. Por consiguiente, Richards obtuvo una autorización de seguridad y consiguió acceso a las zonas restringidas dentro del Ala Greenwood 14, la mayor base de la fuerza aérea en la costa este de Canadá.

Rousseau dijo a VICE News que Richards se había sometido a un proceso de control de seguridad antes de su destino, pero añadió que Richards ya no tiene acceso a las zonas restringidas de la base. Rousseau no confirmó si Richards había usado su acceso o autorización de seguridad para sus supuestas actividades de narcotráfico, debido a que la información estaba entonces "en manos del sistema de justicia penal y de la investigación de la Policía Montada".

Publicidad

La Guardia Costera de Canadá declaró que su empleada acusada en el caso trabaja "en una posición junior a bordo de un buque de la flota de la Guardia Costera". Un portavoz del Departamento de Pesca y Océanos de Canadá contactado por VICE News, no quiso verificar si el miembro de la Guardia Costera estaba involucrado en la red de contrabando durante el servicio, haciendo referencia a la investigación penal en curso.

También se ha imputado en la redada a Ryan Wedding, ex esquiador olímpico de snowboard, quien no se presentó el martes en su comparecencia ante un tribunal de Montreal y sigue en libertad.

En 2002, Wedding fue miembro del equipo de snowboard nacional de Canadá que participó en los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City. Tras finalizar los juegos, Wedding fue condenado a cuatro años de cárcel en California tras ser declarado culpable de conspiración por poseer y distribuir 24 kilos de cocaína.

El diario National Post informó que Wedding, de 33 años, dijo a un juez de Estados Unidos en su sentencia de 2010 que estaba "avergonzado por haberme convertido en parte del problema", porque él siempre había tutelado y animado a los niños a que "practicaran deporte y permanecieran en la escuela, a estar limpios, ya sabes".

Weeding se enfrenta a dos cargos de conspiración por importación de cocaína, conspiración por tráfico, y a un cargo de tráfico de cocaína.

La Aduana francesa incauta y destruye 2,5 toneladas de cocaína en el Caribe. Leer más aquí.

Publicidad

La Operación Harrington comenzó en la primavera de 2013 después de que la RCMP recibiera una pista de que alguien estaba tratando de importar drogas desde Sudamérica a Nueva Escocia. La investigación ganó relevancia para finalmente acabar implicando a una decena de fuerzas del orden público.

"Como agente de operaciones criminales en Nueva Escocia, te puedo decir, que no es frecuente que se produzca un archivo de esta magnitud y complejidad", subrayó el superintendente jefe de la RCMP, Marlene Snowman, el martes en una rueda de prensa.

La operación es sólo la última de una serie de incautaciones de contrabando de alto perfil en Nueva Escocia. En enero, seis hombres fueron arrestados después de que la RCMP desarticulara un plan para importar más de 200 kilogramos de cocaína en el puerto de Halifax a través del Canal de Panamá.

En noviembre, se decomisaron 400 bloques de cocaína — todos envueltos en logos de Louis Vuitton — en el puerto de Halifax, junto con más de 1.200 cajas de vino en un contenedor de transporte argentino que había pasado por Panamá.

Y en la primavera pasada, en el mismo puerto, se encontraron 46 kilos de cocaína en un contenedor comercial con destino a Montreal, y de nuevo procedente de Panamá.

Esta tampoco ha sido la primera vez que grupos de crimen organizado se habrían infiltrado con éxito en importantes puntos de entrada a Canadá. En 2006, un agente de los Servicios Fronterizos de Canadá y diez empleados del aeropuerto fueron detenidos en Montreal por ayudar a la mafia italiana de la ciudad en la importación de cocaína a través del Aeropuerto Internacional Pierre Elliott Trudeau. Dos años más tarde, diversos trabajadores de hostelería también fueron descubiertos ayudando en una importación de cocaína a través del aeropuerto.

Sigue a Nick Rose en Twitter: @nicolachocolat

Brigitte Noël ha contribuido en este artículo.