FYI.

This story is over 5 years old.

La contaminación mata a 5,5 millones de personas al año y más de la mitad en India y China

A pesar de las medidas para recortar la contaminación atmosférica generada por las plantas de energía, el transporte y las industrias en las naciones ricas, una investigación delata que las muertes prematuras por contaminación seguirán aumentando.
23.2.16
Foto di Wu Hong/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La contaminación del aire causó más de 5,5 millones de muertes prematuras en 2013, y más de la mitad de ellas se produjeron en China e India, según un nuevo estudio. Y los pronósticos afirman que la mortalidad por contaminación continuará aumentando.

Los investigadores concluyeron que la mala calidad del aire en China e India — las dos economías de más rápido crecimiento del mundo — mató a 1,6 millones y a 1,4 millones de personas en esas naciones, respectivamente.

Publicidad

Las emisiones de las centrales eléctricas, automóviles, fabricación industrial, sistemas de calefacción y estufas con un mal funcionamiento se han convertido en una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo. En contraposición, la contaminación del aire ha disminuido en los países de ingresos altos.

"La contaminación del aire ocupa el cuarto lugar a nivel mundial como factor de riesgo de muerte", explica Michael Brauer, investigador de Salud Pública en la Universidad de Columbia Británica. "Es, sin duda, una de las principales causas".

Brauer trabajó con investigadores de China, India y Estados Unidos como parte del proyecto Causas de Enfermedades Globales para determinar los factores de riesgo para la salud en todo el planeta. El equipo dedujo que la contaminación del aire contribuye a las enfermedades cardíacas, a los accidentes cerebrovasculares, al cáncer de pulmón y otras enfermedades "al mismo nivel" que otras de las principales causas de muerte como el tabaquismo, la hipertensión arterial, y la mala alimentación.

El equipo presentó su investigación en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

¿Cómo Twitter puede ayudar a combatir el cambio climático? Leer más aquí.

Vehículos y ciclistas transitan por una avenida principal de Pekín, China, el 22 de diciembre de 2015. (Imagen por Wu Hong / EPA)

En Estados Unidos, la Casa Blanca está luchando contra algunas cortes federales y gobiernos estatales para que se apliquen las normas de contaminación del aire diseñadas para erradicar el hábito de consumo de carbón del país. Sin embargo, en las grandes economías en desarrollo de Asia, el carbón sigue siendo una fuente importante de energía, y de contaminación.

Qiao Ma, una estudiante de doctorado de la Universidad de Tsinghua y miembro del equipo de Causas de Enfermedades Globales, afirma que la quema de carbón es el mayor contribuyente a la contaminación del aire en China. En 2013, según estimaciones de Ma, sólo la contaminación de carbón causó 366.000 muertes. Y, aunque el país cumpla con sus objetivos de reducción de emisiones actuales, se prevé que el número de muertes prematuras causadas por la contaminación del carbón llegará a cifras de entre 990.000 y 1,3 millones en 2030.

Publicidad

"Nuestro estudio pone de relieve la necesidad urgente de unas estrategias incluso más agresivas para reducir las emisiones de carbón y de otros sectores", opina Ma.

Pekín, sede de la Universidad Tsinghua de Ma, estuvo en "alerta roja" por la mala calidad del aire en diciembre, días después del acuerdo de Naciones Unidas sobre el clima alcanzado en París. El abundante "smog" [niebla contaminante] de la ciudad a menudo excede los niveles de contaminación que la Organización Mundial de la Salud considera seguros.

La venta de aire de montaña canadiense embotellado se dispara en Pekín. Leer más aquí.

Pekín y Nueva Delhi — la ciudad más contaminada del mundo según la Organización Mundial de la Salud — han introducido restricciones para los vehículos en un esfuerzo por reducir la contaminación del aire. Y China se ha comprometido a disminuir de manera drástica la quema de carbón en los próximos años para mermar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, el proyecto Causas de Enfermedades Globales concluyó que la combustión de baja tecnología es un factor importante de contaminación peligrosa en la India. En las partes más pobres de las áreas rurales del país, millones de familias queman leña, estiércol y otras sustancias para cocinar y calentar sus hogares. Se estiman unas 920.000 muertes prematuras como resultado de la contaminación del hogar creado por esta quema de combustibles, mientras que la contaminación exterior causa otras 590.000.

Publicidad

Las altas tasas de mortalidad por contaminación son parte del rompecabezas que los países en desarrollo tratan de resolver mientras sacan a su población de la pobreza, así como también deben combatir al cambio climático desalentando el uso de fuentes de energía sucia como las que impulsaron la revolución industrial.

Junto con la India, Brauer señaló a Bangladesh y Pakistán como otros de los países con niveles peligrosamente altos de contaminación. Esto, advierte, es parte de un patrón común de un aumento de la contaminación al mismo tiempo que estos países se desarrollan. Estados Unidos, Europa Occidental y Japón comenzaron el proceso de regulación de la contaminación en la década de 1970, y Brauer sugiere que China ahora está comenzando el mismo proceso.

El Niño desencadena la peor sequía africana en décadas y provoca una colosal hambruna. Leer más aquí.

Mujeres de Naga en el noreste de la India venden carbón y estufas de carbón de fabricación local en un día de frío en invierno. (Imagen vía EPA)

Un gran avance en las negociaciones internacionales sobre el clima en los últimos años es la creación del Fondo Verde para el Clima, que, si consigue los fondos suficientes, podría proporcionar 100 mil millones de dólares al año en inversiones para energía limpia de cara al año 2020.

Brauer llama al Fondo Verde para el Clima como "cuenca hidrográfica" y dice que ofrecer este tipo de apoyo es parte de la responsabilidad que tienen que afrontar los países ricos. Señala en particular que el programa podría ayudar a los países a recortar fácilmente la contaminación evitable, como la de leña para cocinar y calentar, que suele descuidarse, ya que afecta principalmente a poblaciones rurales pobres.

Las nuevas normas de la ONU para la reducción de emisiones de los aviones son una broma. Leer más aquí.

Sigue a Jake Bleiberg en Twitter: @JZBleiberg

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs