VICE News

Turquía lanza una operación para detener a 35 periodistas acusados de golpistas

Los reporteros fueron acusados de usar ByLock, una aplicación para celulares que cuenta con más de 200.000 usuarios en Turquía, y que según las autoridades fue desarrollada para permitir una comunicación cifrada entre los miembros de la oposición.
10.8.17
Imagen por Sedat Suna/ EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Una operación para detener a 35 periodistas, acusados de tener vínculos con Fethullah Gülen —el clérigo que ha sido señalado por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, como el principal autor intelectual del golpe de Estado del 15 de julio del año pasado— ha sido lanzada hoy por la policía de Estambul.

El gobierno de Erdogan arresta a varios activistas en Turquía. Leer más aquí.

Beni iceri aldilar il emniyetteyim

— Burak Ekici (@burakekc)10 de agosto de 2017

"Me tienen en custodia"

Publicidad

En un tuit el editor del diario opositor BirGün, Burak Ekici, anunció su detención. "Me tienen en custodia", publicó en su cuenta de Twitter.

Hasta el momento nueve personas han sido detenidos en la operación, según la agencia de noticias Anadolu, y agregó que fueron acusadas de usar una aplicación para celulares supuestamente utilizada por Gülen para movilizar a sus seguidores en Turquía, y de pertenecer a un grupo de "terror".

La fiscalía justifica su acusación en que los periodistas usan supuestamente ByLock, una aplicación para celulares que cuenta con más de 200.000 usuarios en Turquía y que las autoridades afirman fue desarrollada para permitir una comunicación cifrada entre los miembros opositores.

Muertos sin explicación: una de cada dos personas fallece sin que se registre la causa. Leer más aquí.

Ha pasado un año desde que el 15 de julio de 2016 el pueblo turco consiguiera librarse de un sangriento golpe de Estado. Pero, en lugar de personificar las aspiraciones democráticas de los turcos, el Gobierno ha iniciado su particular campaña de acoso a sus críticos en nombre del combate a los supuestos instigadores del golpe de Estado fallido, denunció recientemente la organización internacional Reporteros sin Fronteras.

El estado de emergencia, declarado cinco días después del intento de golpe de Estado, permitió al Gobierno cerrar decenas de medios de comunicación, y Turquía, que ocupa el puesto 155 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, es en la actualidad la mayor cárcel del mundo de periodistas profesionales, con más de 150 detenidos.

México: un país que defiende la libertad de prensa mientras entierra a sus periodistas. Leer más aquí.

"Pedimos a las autoridades turcas que pongan en libertad inmediatamente a todos los periodistas que han sido encarcelados por causas relacionadas con su trabajo, y que restauren el pluralismo que ha sido eliminado bajo el estado de emergencia", demandó Johann Bihr, responsable de la oficina de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin Fronteras.

"Prolongar las detenciones arbitrarias sin ningún motivo y aislar a los detenidos deben ser consideradas formas de maltrato. Mientras en Turquía no se restaure la posibilidad real de acudir a la justicia, pedimos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos que se pronuncie lo más rápido posible para evitar esta tragedia", añadió Bihr.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs