FYI.

This story is over 5 years old.

Italia

Armas, cocaína y contratos: cómo la nueva mafia está tratando de apoderarse de Cerdeña

Tras la desaparición de la banda criminal conocida como Anónima Sarda, nuevos grupos delictivos compiten por el control de las actividades ilícitas. Sus ramificaciones, más o menos organizadas, están dejando secuelas.
24.6.16
Un murale a Orgosolo. [Foto via Flickr/Marco Ghitti]
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cerdeña "no es inmune al crimen organizado". Era junio de 2013, cuando Roberto Saviano, autor del famoso libro Gomorra, pronunció esta frase en el festival de literatura de Cagliari.

Para muchos, la afirmación era arriesgada, debido a la creencia de que los sardos — gracias al sentido de la justicia propia y los conceptos de honor y venganza, en que se basa su cultura — desarrollarían "anticuerpos" contra la mafia.

Publicidad

Esta teoría ha sido apoyada por numerosos estudiosos a lo largo del tiempo, entre ellos el eurodiputado Pino Arlacchi, quien en su libro ¿Por qué no está la mafia en Cerdeña?, argumenta que los valores expresados por el código barbaricino [de Cerdeña] — que consagra la protección de la dignidad de las personas a través de actos violentos —, los llamados balentes — estrictos códigos de honor masculinos que alejan al verdadero crimen organizado.

No obstante, el artículo 416 bis del código penal — que hace referencia a las asociaciones de tipo mafiosas — se aplicó en Cerdeña solamente una vez y fue contra la banda criminal bautizada 'rosa nera d'Ogliastra' [también conocida como Maria Ausilia Piroddi] y su clan. Algunas noticias parecen contradecir, aunque sea en parte, la tesis de que Cerdeña es inmune a los bajos fondos.

"La mafia es el verdadero peligro en la isla", afirma el exfiscal nacional antimafia Piero Grasso. "Los bajos fondos de Cerdeña incluyen narcotráfico y la penetración de bandas en el creciente sector turístico".

Antiguos bandidos, nuevos negocios

Las palabras de Grasso y Saviano se confirman en una reciente historia que involucra al bandido más famoso de Cerdeña después de la guerra: Graziano Mesina, arrestado en junio de 2013, en el marco de una operación que neutralizó a dos organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico.

Una de las dos bandas estaba dirigida por el mismo Grazianeddu, tal como se apoda Mesina. Fue condenado a cadena perpetua y luego indultado en 2004 por el entonces presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi. La otra banda, sin embargo, es la conocida mafia de la 'Ndrangheta.

Publicidad

El proceso sigue en curso. Mesina, acusado de asociación ilícita destinada a la venta de drogas, se defendió aduciendo que, si realmente se hubiera involucrado en el narcotráfico, en 2009 — cuando la investigación ya estaba en marcha — no hubiera acordado participar en el reality show "La isla de los famosos" — del cual finalmente el bandido no formó parte sólo porque la propuesta fue retirada en el último momento.

En cualquier caso, ahora se ha demostrado que el narcotráfico ha reemplazado a los secuestros como la principal fuente de ingresos del crimen organizado en la isla.

Las actividades de la bautizada por los medios Anónima Sarda — una asociación criminal local — sufrieron un revés definitivo tras la introducción de la ley sobre la congelación de los activos de las víctimas y al cambiar la estructura económica de la isla.

Operación en Sassari contra el tráfico internacional de drogas. (Vídeo vía el canalArma dei Carabinieri de YouTube)

Conjuntamente al auge del turismo en la costa de Cerdeña, los diversos grupos de delincuentes tomaron consciencia de que las drogas podrían convertirse en un gran negocio.

Y tenían razón. Se estima que sólo el tráfico de cocaína en Cerdeña genera unos 200 millones de euros al año. Las drogas, principalmente la cocaína, circula sobre todo en las afueras de Cagliari y Sassari, a través de distribuidores locales. Pero rápidamente el tráfico de drogas, debido a la ubicación estratégica de la región, ha atraído también a elementos externos.

Incautaciones de cannabis y número de plantas encontradas (2009-2014). Fuente: Observatorio Social de la Criminalidad

Por un lado, existen bandas criminales extranjeras, en su mayoría de Albania, Nigeria y Colombia, que operan entre España, Albania, Bélgica, África y América del Sur. Por el otro — como sugirió la investigación referente a Graziano Mesina — aparecen personas vinculadas a la 'Ndrangheta, aunque también a otras mafias, como la Camorra y la Cosa Nostra.

Los puntos de entrada de los narcóticos — sobre todo cocaína, heroína, hachís, y spice, una nueva droga sintética de bajo coste —, son a menudo los principales puertos y aeropuertos de la isla. Muchos individuos ingresan las sustancias ilegales en el interior de sus cuerpos, ingiriéndolas embolsadas para luego defecarlas. El último informe de la Dirección Nacional Antimafia dice que la isla de Cerdeña es "una especie de plataforma ideal para el tráfico de drogas [que llega] de Marruecos y España con destino continental".

Incautación de 500 kilos de hachís en Cagliari que provenía de Nápoles en una lancha. (Vídeo vía el canal de YouTube de la Policía del Estado)

"Cerdeña se ha convertido en un importante punto de distribución de drogas en el Mediterráneo, y de esta manera ha sustituido a la función que en los últimos años tenía Córcega", explica a VICE News Giovanni Meloni, profesor de la Universidad de Sassari.

Publicidad

"Las autoridades institucionales tienden a decir que en Cerdeña existe entrada de drogas pero no de salida, porque aún no se encontró esa salida. Pero quizás ni siquiera han investigado este punto", sugiere Meloni. "Es ingenuo pensar que esas grandes cantidades de drogas están destinadas exclusivamente al mercado interno". La población de Cerdeña es de 1,6 millones de habitantes, y excede apenas en la mitad a la de Roma.

Pero los criminales sardos, además de traficar con drogas, también se dedican al cultivo de cannabis, especialmente en la zona centro-oriental de la isla.

Según los datos de la Dirección Central de la Lucha contra las Drogas (DCSA por sus siglas en italiano), desde el 2012 Cerdeña es la quinta región italiana en número de incautación de plantas de cannabis. En 2015 se confiscaron más de 16.300, en un total de 107 operativos.

"Algunas situaciones tienen las inconfundibles características del crimen organizado", amplía Giovanni Meloni. "Hay plantaciones vigiladas por hombres armados, al igual que en Sicilia, donde no hace mucho tiempo asesinaron a un policía".

¿Por qué el acceso al cannabis terapéutico en Italia sigue siendo prácticamente imposible? Leer más aquí.

Armas y violencia

Luego existe otro tráfico ilegal en la isla: el de armas. "Mientras que en los días de la 'French connection' era en Córcega donde los criminales de Cerdeña se suministraban de armas, en la actualidad este negocio está impulsado por el crimen organizado local", dice a VICE News el fiscal de la ciudad de Sassari, Gianni Caria.

Publicidad

Incluso los robos tienen a menudo el objetivo de ampliar el inventario de armamento. "Muchos cazadores son víctimas de robos con la finalidad de hacerse con sus herramientas de caza", continúa Meloni.

"Las armas están muy extendidas en Cerdeña. La propensión a la violencia típica de la sociedad pastoral todavía existe, a pesar que los códigos balentes han desaparecido".

Basta con pensar que Nuoro, con cinco víctimas de asesinato por cada 100.000 habitantes — la media nacional es de 0,9 —, tiene el récord italiano de la ciudad con el mayor número de homicidios en proporción a la población.

"Hoy — continúa Meloni — la figura del balente, encarna [erróneamente] al joven que cree que es mirado mal por alguien y entonces saca un arma y lo mata". Hace un año un chico de diecisiete años fusiló de un tiro en la cara a un chico con el que rivalizaba por una chica.

Municipios por el número de ataques. Fuente: Observatorio Social de la Criminalidad

Sin embargo, las armas también representan una herramienta, un medio por el cual realizar robos a gran escala "que denotan una organización de tipo militar", explica Meloni.

En septiembre de 2015, bandidos con kalashnikovs y fusiles atacaron un vehículo blindado en la carretera 131, después de haber prendido fuego a otros dos vehículos para bloquear el tráfico en ambas direcciones. El botín fue de medio millón de euros, y con toda probabilidad, después fue invertido en el tráfico de drogas.

Robo a la bóveda de un órgano de vigilancia en Nuoro. Vídeo vía canal de la Policía del Estado en YouTube

Intimidación a políticos y la corrupción sarda

Publicidad

Una característica común del crimen actual y antiguo es la comisión de atentados, en los que — como explica Antonietta Mazzette, del Observatorio Social de la Criminalidad en Cerdeña — por lo general se trata de una acción destinada a asustar a la gente mediante bombas, vehículos incendiados o balas enviadas por correo.

Los ataques suelen tener como destinatarios a empresarios, propietarios de negocios, alcaldes y concejales. Recientemente, Domenico Fiordalisi, el fiscal de Tempio Pausania, en Sassari, ha recibido amenazas de muerte.

De acuerdo con informes de la Comisión Parlamentaria de Investigación sobre el fenómeno de la intimidación a las autoridades locales, Cerdeña sería la región italiana con el mayor número de amenazas contra los administradores locales.

En algunos casos la situación se ha vuelto tan adversa que no es posible administrar el municipio. El caso más destacado ocurrió en Lula, una pequeña ciudad con menos de 1.500 habitantes en la provincia de Nuoro, donde no hubo consejo de la ciudad durante 13 años, hasta el año 2002, cuando fue elegida alcaldesa Maddalena Calia.

Según el fiscal de Sassari Gianni Caria, el hecho de que los ataques contra las autoridades sucedan sobre todo en los poblados más pequeños "demuestra que pueden atribuirse a intereses de ámbito local".

"La amenaza mediante el daño es una característica esencial del crimen organizado para controlar un territorio", señala Meloni, subrayando que emergen los primeros signos de connivencia entre la política y la mafia, y por lo tanto, existe una verdadera infiltración de la mafia en la isla.

¿Por qué a los jóvenes de la Camorra les fascina Estado Islámico? Leer más aquí.

"Si la mafia se ha tardado mucho tiempo para instalarse, es debido a que Cerdeña se ha convertido atractiva sólo recientemente, en gran medida gracias a la actividad turística en las costas y a la explotación de bienes inmuebles. Antiguamente su riqueza se limitaba a los rebaños de ovejas", explica el profesor.

"Pero hay que ser cautos, ya que las investigaciones y los juicios aún están en curso. No hay sentencias firmes".

Publicidad

Meloni no es el único que sugiere una penetración del crimen organizado en la política local.

Andrea Viola, exasesor del Partido Demócrata en Golfo Aranci, municipio de 2.400 habitantes en la Costa Smeralda, señaló a un empresario que durante años trabajó en el ayuntamiento, como cercano a la Cosa Nostra, llamado Salvatore Costanza. "La mayoría de los acusados empañan el nombre del país", dice Viola a VICE News.

El arrepentido Giuseppe Vaccaro se lo confirmó más tarde a las autoridades. En coincidencia con Constanza, afirmó que "Cerdeña es como Sicilia", en cuanto a que "tomar puestos de trabajo" es igual de fácil.

Operación en Oristano en el marco de un caso de sobornos y contratos opacos. (Vía el canal deTouTube de la Guardia de Finanzas)

Pero estas informaciones no terminan aquí. En abril de 2015 estalló la llamada 'sindacopoli sarda', una investigación que involucró a varios funcionarios del gobierno, empresarios, autoridades y políticos, acusados de manipular la contratación pública.

La más reciente alusión al respecto se remonta al pasado mes de abril y se refiere a una millonaria contratación por la terminación de la carretera estatal de Sassari-Olbia en el que parece estar también implicado el partido Forza Italia del europarlamentario Salvatore Cicu — ya acusado anteriormente de haber lavado dinero para el clan Casalesi.

El lavado de dinero

Si para comprobar los vínculos entre la mafia y la política tendremos que esperar, el lavado de dinero en Cerdeña efectuado por el crimen organizado peninsular parece que se ha convertido en un hábito consolidado.

Publicidad

"[El lavado de dinero] toca la gestión de la energía renovable, la de transporte, la de eliminación de residuos, y también algunas sólidas inversiones de bienes inmuebles", explicó a La Nuova Sardegna en 2013 Salvatore Sechi, en su rol de consultor de la Comisión Parlamentaria Antimafia.

En 2015 las propiedades confiscadas a la mafia fueron 213, de las cuales 62 estaban en la ciudad de Olbia.

Otro elemento que eleva el temor de infiltración del crimen organizado es la transferencia continua de los jefes de la mafia en el régimen 41 bis de las prisiones de Cerdeña. Hace tan solo unos meses fueron trasladados 90 capos de la prisión de Bancali, cerca de Sassari. Pero con los internos, a menudo viajan sus familiares y partidarios.

En cualquier caso, parece que por el momento la estructura jerárquica típica y la estabilidad de las organizaciones de la mafia no han hecho mella en la delincuencia local.

"La criminalidad autóctona está formada por grupos de personas que trabajan en conjunto con el solo propósito de cometer delitos específicos, pero luego cada uno toma su propio camino", reitera el fiscal Caria.

"Ahora ya no hay siquiera familias de Cerdeña que pueden ejercer cierto poder", dice a VICE News Maria Luisa Salis, de 'Libera Sardegna' [Cerdeña libre]. "Los nuevos delincuentes son rebeldes".

Sigue a Andrea De Cesco en Twitter: @AndreaFdeCesco

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

_Imagen de portada por Marco Ghitti vía Flickr en_ Creative Commons