FYI.

This story is over 5 years old.

mexico

La Policía Federal avaló la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, revela nuevo informe

Los elementos policiacos permitieron que fuerzas de seguridad locales, relacionadas con narcotraficantes, se llevaran a los jóvenes rumbo a un municipio que no se había tomado en cuenta en las investigación oficiales.
14.4.16
Imagen por Miguel Tovar/Getty Images.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México informó este jueves durante una rueda de prensa que no sólo la policía local del municipio de Iguala, Guerrero, en conjunto con el cártel de los Guerreros Unidos, participó en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. También la Policía Federal estuvo presente en el lugar de los hechos.

José Larrieta, titular de la oficina especial sobre el caso Iguala de la CNDH, señaló que el 26 de septiembre de 2014, el autobús número 1531 de la empresa Estrella de Oro salió del centro de la ciudad de Iguala tomado por entre 15 y 20 estudiantes, después de las 9 de la noche.

Publicidad

Los jóvenes se dirigían a su escuela ubicada a dos horas del lugar; sin embargo, no avanzaron mucho. A pocas calles de ahí, sobre la carretera Iguala-Chilpancingo, a la altura del Puente del Chipote, fueron interceptados por tres patrullas de la policía municipal de Iguala.

'El patrón va a ver qué hacer con ellos'.

Después de que los policías poncharon las llantas del autobús con ráfagas de metralleta, éste se detuvo; en ese momento, los uniformados rompieron los vidrios y los normalistas se vieron obligados a salir debido al gas lacrimógeno que los elementos policiacos habían lanzado a su interior. Luego, los sometieron y los subieron a las patrullas tipo Pick Up.

Posteriormente, dos elementos de la Policía Federal arribaron al lugar cuestionando a los policías de Iguala sobre lo que estaba ocurriendo. "¿Qué pasa con los chavos [estudiantes]?", preguntaron los federales. "Allá atrás chingaron [lastimaron] a un compañero, ahora se los van a llevar a Huitzuco. El patrón va a ver qué hacer con ellos", respondieron los municipales.

Un documental independiente sobre el papel del ejército en Ayotzinapa llega a los cines en México. Leer más aquí.

Inmediatamente, los miembros de la Policía Federal se retiraron a pesar de que en dicha carretera las policías locales no pueden actuar, debido a que es una carretera federal. Es decir, los federales dejaron actuar en el territorio que les corresponde vigilar a los policías locales.

Horas después, el país sabía que la noche del 26 de septiembre de 2014, desparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa luego de ser detenidos por policías municipales quienes los habrían entregado a integrantes del cártel Guerreros Unidos para matarlos. Ese día murieron seis personas, entre ellos tres estudiantes, por las agresiones policiales.

Padres de los 43 desaparecidos marchan para exigir la aparición con vida de sus hijos. (Imagen por Miguel Tovar/Getty Images).

La revelación de la CNDH aporta nuevas pruebas entorno al caso. Incluso, señalan al municipio de Huitzuco como un nuevo destino a donde habrían llevado a los estudiantes, ya que la Procuraduría General de la República, institución del gobierno mexicano encargada de la investigación, sólo ha señalado al municipio de Cocula como el único lugar al que fueron trasladados los jóvenes después de ser detenidos.

Además, la Comisión menciona que un miembro del Ejército Mexicano tomó cuatro fotografías metros atrás al momento de la detención de dicho autobús. Pero al ser descubierto por la policía se marchó a pie del lugar, abandonando la motocicleta en la que había llegado.

Publicidad

En ese sentido, la investigación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) ha señalado que en ese autobús viajaba Alexander Mora Venancio, el único de los 43 normalistas cuyos huesos han sido identificados por la Universidad de Innsbruck.

Los detractores de la 'verdad histórica' de Ayotzinapa concluirán su trabajo en un mes. Leer más aquí.

Finalmente, la CNDH menciona que lo anterior hace suponer que la Policía Federal tenía conocimiento de las supuestas actividades criminales de la policía de Iguala e, incluso, supo que los estudiantes serían llevados ante un presunto líder del narcotráfico — nombrado como "El Patrón" — para que decidiera sobre el futuro de los jóvenes, sin hacer nada al respecto.

La CNDH solicitó al GIEI tener acceso a los archivos documentales de la investigación que llevan a cabo para tener así una mejor indagación respecto al caso.

El GIEI concluirá sus investigaciones a finales de este mes, debido a un acuerdo con el gobierno mexicano. No obstante, los padres de los 43 desaparecidos han expresado su inconformidad y exigen al gobierno que amplíe el plazo con el fin de que los expertos puedan tener una investigación más completa sobre lo qué pasó con sus hijos.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs