peru

Una huelga de maestros ‘reprueba’ la popularidad del presidente de Perú

Un largo paro de labores que amenaza con hacer perder el año escolar a millones de niños de educación básica ha generado una profunda crisis para la imagen de Pedro Pablo Kuczynski, quien llegó al poder hace apenas 13 meses.
28.8.17
Imagen por Ernesto Arias/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

A poco más de un año de su gobierno, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, enfrenta una profunda crisis de popularidad generada por una larga crisis de maestros que ha exhibido las debilidades y falta de oficio de su gabinete.

A mediados de junio, miles de profesionales de educación básica pararon sus labores en demanda de mayores sueldos y la reestructuración del sistema educativo. La huelga estalló poco antes del inicio del ciclo escolar y se ha alargado por tanto tiempo que es probable que 3,5 millones de alumnos de educación primaria y secundaria en escuelas públicas pierdan todo el año escolar, ante la acumulación de días perdidos fuera de las aulas.

Músico, economista y católico: así es el nuevo presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski. Leer más aquí.

"Lo que pudo ser una oportunidad, se ha convertido en un gran problema", afirmó Hernán Chaparro, gerente de la encuestadora Gfk, quien ha monitoreado cómo la huelga ha afectado a Pedro Pablo Kuczynski, un exministro de Economía que está a un mes de cumplir 79 años.

"El descenso tan pronunciado en el nivel de aprobación del presidente de la República es resultante de la falta de claridad en medio de un zafarrancho que ha estado presente en prácticamente todos los actores de este drama".

Publicidad

Según las mediciones de la empresa Gfk, la desaprobación a la gestión de Pedro Pablo Kuczynski subió 19 puntos en sólo un mes: de 58 por ciento en julio creció a 77 por ciento en agosto. Después de restar a los indecisos, la gente que aprueba a la actual presidencia sólo llega a 19 por ciento.

Perú lucha por mantener la cabeza fuera del agua durante un largo diluvio. Leer más aquí.

La encuesta Gfk llegó a esa cifra luego de realizar un sondeo entre el 19 y 22 de agosto a 1.228 personas, con un margen de error de más/menos 2,8 puntos.

Se trata de la medición más actual del derrumbe del presidente, que ha caído en picada desde hace varios días: dos semanas antes, la encuestadora Ipsos Perú midió la aprobación de Pedro Pablo Kuczynski y encontró que había descendido a un 29 por ciento desde julio de este año, cuando se ubicaba en 34 por ciento.

Pedro Pablo Kuczynski llegó a la presidencia de Perú apenas el 28 de julio pasado, después de ganar la segunda y última vuelta electoral con 11,4 millones de votos, que representan el 50,12 por ciento de los electores.

Es oficial: Kuczynski derrotó a Fujimori y será el próximo presidente de Perú. Leer más aquí.

Su apretada e inesperada victoria fue posible gracias a que una ola de organizaciones de derechos humanos y de activistas de izquierda hicieron, a regañadientes, una campaña de voto útil a su favor para que perdiera la otra candidata presidencial, la siempre favorita en las encuestas Keiko Fujimori, hija del exdictador peruano Alberto Fujimori, quien se encuentra preso desde hace 12 años acusado de crímenes de lesa humanidad.

El miedo de que Keiko Fujimori repitiera el mandato de mano dura y violaciones a derechos humanos que marcó la gestión de su padre, así como la posibilidad de que indultara al exdictador, fue clave para el ascenso de Pedro Pablo Kuczynski al poder, quien a cambio ofreció en campaña presidencial su experiencia como ministro de Energía, de Economía y como presidente del consejo de Ministros para elevar las calificaciones de su país.

Sin embargo, Pedro Pablo Kuczynski cada vez pierde más puntos a sólo 13 meses de haber llegado al poder.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs