Publicidad
Marihuana

La marihuana puede estar muy relacionada con la pérdida de peso

Hay estudios que demuestran que hay menos obesidad entre los consumidores de cannabis y los científicos intentan averiguar por qué.

por Matt Strauss; traducido por Julia Carbonell Galindo
20 Noviembre 2018, 4:15am

Image via Shutterstock 

El día que se legalizó el cannabis en Canadá, empezaron a aparecer bromas en la prensa como que en los supermercados se estaban agotando los Doritos o historias sobre girl scouts que estaban vendiendo todas las galletas en la puerta de un dispensario. Por muy divertidas que sean, estas ocurrencias ocultaban una realidad sobre la salud pública mucho más importante y sorprendente: la hierba puede ayudar a la gente a perder peso.

La relación entre el peso y el consumo de cannabis solo se ha esclarecido en la última década. El doctor Yan Le Strat, profesor de Psiquiatría de la Universidad de París, publicó en 2011 un análisis sobre dos bloques de datos de estudios de entre 2001 y 2003 en el American Journal of Epidemiology. El primero de esos bloques provenía del estudio National Epidemiologic Survey on Alcohol and Related Conditions, en el que participaron 43 093 sujetos. Demostraba que el 16,1 por ciento de los consumidores de cannabis padecían obesidad, mientras que entre los que no consumen, el porcentaje era del 25,3. El segundo bloque eran datos del estudio National Comorbidity Survey-Replication. De los 9283 participantes, el 17,2 por ciento de los consumidores de cannabis padecían obesidad, en comparación con el 25, 3 por ciento de los que no lo consumen.


MIRA:


Resulta interesante que los resultados fueran aún más notables cuando se comparaba a los consumidores habituales (más de tres veces por semana) con los que no consumen.

Los resultados de un estudio australiano a gran escala con 2566 jóvenes de 21 años fueron los mismos; de nuevo, se vio que era mucho menos probable que los consumidores de cannabis sufrieran obesidad o sobrepeso.

Le Strat no duda en apuntar que estos estudios solo ofrecen una sección representativa del tiempo y que por lo tanto “solo revelan que hay un vínculo, pero no demuestran una relación causal”.

También el tabaco hace que se pierda peso, y los consumidores de cannabis también suelen fumar tabaco. Aun así, los resultados se mantenían incluso después de dejar el consumo de tabaco.

De todas maneras, Le Strat afirma que cabe la posibilidad de que el hecho de que los consumidores de cannabis pesen menos puede no ser un resultado directo del cannabis. “Intentamos tener en cuenta muchas variables de confusión, pero no creo que diéramos con todas”, explica. Bajo su punto de vista, los datos experimentales podrían demostrar una relación directa más que un estudio puntual.

Por suerte, puede decirse que ya existe un estudio de esas características. Entre 1996 y 2014, 21 estados de Estados Unidos legalizaron la marihuana medicinal. Joseph Sabia es profesor de Economía en la Universidad Estatal de San Diego y su equipo de economistas y estadísticos extrajeron datos del Cuestionario del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento, un estudio que se lleva a cabo anualmente en los CDC de Estados Unidos.

Analizaron estos datos para ver cómo cambiaban las tasas de sobrepeso, obesidad, alcoholismo y actividad física en cada estado con el paso del tiempo y conforme se iban modificando las leyes. En general, descubrieron que la probabilidad de sufrir obesidad descendía entre un 2 y un 6 por ciento en los estados que habían legalizado la marihuana medicinal.

El análisis de Sabia ofrecía un par de explicaciones posibles para la pérdida de peso en los estados que habían legalizado la marihuana medicinal. Por un lado, la gente joven hacía menos botellón. Puede que sustituyeran la cerveza con el subidón del cannabis, que no tiene calorías. Por otro lado, los adultos de mediana edad hacían más ejercicio. Puede que la marihuana medicinal paliara todos esos dolores crónicos que hacían que no se levantaran del sofá.

Pero ninguna de estas opciones responde a la seductora pregunta. ¿Fumar hierba puede hacer que pierdas peso, sea cual sea tu estilo de vida? Necesitaríamos un ensayo controlado con placebo con humanos para responder a esa pregunta, y no parece que eso vaya suceder pronto.

El humo del cannabis contiene cientos de sustancias químicas, y al menos sesenta y una de ellas se consideran exclusivas de la marihuana. EL THC y el CBD son solo dos de las más estudiadas y conocidas. Los médicos investigadores occidentales prefieren llevar a cabo ensayos controlados con placebo con componentes aislados en una pastilla. Por ahora, se han estudiado las dosis altas de CBC en un ensayo clínico con pacientes diabéticos, pero no se ha observado una pérdida de peso.

El doctor Sanjeev Sockalingam es psiquiatra e investigador de la obesidad en el Centro de Adicciones y Salud Mental de Toronto. Trata a pacientes que están sopesando someterse a una cirugía de baipás gástrico y habla con ellos sobre sus intentos de bajar de peso. Afirma que para muchos el cannabis es “sin lugar a duda parte de la solución”. Sin embargo, cuando le preguntamos si recomendaría consumir cannabis a una persona a la que le cuesta perder peso, su respuesta es un rotundo “por supuesto que no”. Aun así, se aferra a la esperanza de que se haga un ensayo controlado con placebo en condiciones y cree que sería muy beneficioso.

De hecho, al no existir este ensayo, no puede decirse que un sujeto en particular que no consuma cannabis pudiera beneficiarse de empezar a consumirlo. Sin embargo, los ensayos poblacionales no dejan lugar a duda que aquellos que ya la consumen parecen haber encontrado la manera de hacer que forme parte de un estilo de vida más delgado. Así que, aunque no se pueda saber si se debe a un menor consumo de alcohol, a un aumento de ejercicio físico o a una vida, en general, más relajada, seguramente no se merezcan los chistes de los Doritos.

Matt Strauss es médico de cuidados intensivos en Guelph, Ontario, y es profesor clínico adjunto en la Universidad McMaster de Hamilton. También imparte periodismo global en la Escuela Munk de Asuntos Globales de la Universidad de Toronto.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.