FYI.

This story is over 5 years old.

Pimp Flaco y Kinder Malo con el lanzamiento sorpresa de la semana

'Terremoto Turquesa' es el nombre de esta placa cuyo legado ya nos duró más que el 'Blonde' de Frank Ocean.

El lanzamiento sorpresa es un fenómeno que prevalece en lo que va de esta década. Los artistas, sean gigantes como Beyoncé o de nicho como Death Grips, buscan mantenerse relevantes a través de ellos. Otros como Frank Ocean hypean el disco a más no poder y sin fecha fija sueltan la música, película experimental y/o lados B de golpe. En todos los casos, hay éxito, pero también hay una fugacidad que los artistas están dispuestos a aceptar. Lo trágico de esto es que nos están bombardeando obras maestras desechables, una contradicción artística en la que la obra explota como el Challenger, segundos después de comenzar su vuelo.

Publicidad

Para todo esto, ¿Qué importa cuando un artista poco conocido hace lo mismo? ¿Cuál es el resultado cuando el disco sorpresa nadie lo está esperando? Antier por la noche dio la casualidad que Kinder Malo y Pimp Flaco, dos MCs españoles que se han hecho prolíficos a través de redes, lanzaron su primer LP juntos para Dora Black, el sello de Kinder Malo que lleva a su gato como logo. Nadie nunca pidió un sello como Dora Black, de la misma manera que nadie nunca pidió un disco como Terremoto Turquesa, pero aun así lo tenemos disponible en Spotify, y en menos de 24 horas está contando cientos de miles de reproducciones.

Para quienes no conocen el trabajo de estos dos frikis, Kinder Malo lleva un par de años lanzando tracks aleatoriamente, casi siempre acompañadas por videos sencillamente estilizados y sorprendentemente efectivos. Kinder tiene un flow que va de lo más melancólico a los más retante mientras que Pimp Flaco evoca un look and feel más cercano al K-Pop que al rap. Unieron fuerzas desde el comienzo pero no fue hasta un video de Colors Berlin donde rapean en vivo "Chemtrails" que su presencia explotó más allá de la de varios raperos de habla hispana.

Terremoto Turquesa abre con un sonido ambiental que me recuerda a Eraserhead, y el sonido persiste a través de los pocos silencios del álbum. Acompañado por The Man With The Harmonica de Ennio Morricone, el intro es imperdonable al levantar nuestras expectativas. Y de repente, track 2 cumple. De aquí pa'l real. En 32 minutos de material nunca antes escuchado, esta dupla se cimenta como dos de los artistas más interesantes de España. Esto a pesar del beef que puedan tener con PXXR GXNG o las semejanzas a Odd Future.

Este disco no es una obra maestra como DAMN. No es épico como The King of Limbs, ni está sujeto a pretensiones artísticas grandilocuentes como Lemonade. Pero sacarlo de un día para otro sin previo aviso, le va bien a este tipo de proyectos. Ellos no avisan que están a punto de lanzar un video de 14 millones de reproducciones: esas cosas solo suceden, son igual de impredecibles que la vida misma. Mientras los artistas grandes nos presentaron con el disco sorpresa, no puedo evitar pensar que es un formato más adecuado para los artistas pequeños, los street teams, las estrategias independientes de mercado. Terremoto Turquesa acaba de salir, pero su legado ya me duró más que Blonde de Frank Ocean.

(Sigue a Noisey en Facebook).