Publicidad
Health

Según la ciencia, no tienes idea de cuánta azúcar consumes

Es probable que la gente consuma 50 por ciento más azúcar de lo que quieren creer.

por Daisy Meager
21 Julio 2017, 3:00pm

Photo via Flickr user Jim Maes.

Nadie necesita saber cuántos dulces, helados o paletas comiste anoche si el único testigo es Netflix. Claro, también comiste pastel en la oficina por el cumpleaños de tu jefe, pero la comida gratis es diferente. Y, ¿esa cerveza la mañana del sábado? Es obvio, la cruda no cuenta...

Pero, ¿en realidad no cuentan? Una nueva investigación de la Universidad de Reading sugiere que "olvidar" cuántos alimentos azucarados comiste, podría ser en parte responsable de tus aumentos de peso.

No es nada nuevo ni sorprendente que el informe, publicado en el diario Plos One, descubriese que una dieta alta en azúcar estaba relacionada con la obesidad. Pero lo que sí resulta interesante, es la cantidad de azúcar consumida por los participantes que no reportaron. Calculando el consumo de azúcar en muestras de orina, los investigadores descubrieron que éste era 50 por ciento más alto en los estudios que en los cuestionarios entregados por los participantes. En resumen: las calorías de la cruda sí cuentan.

LEE MÁS: En México el azúcar es letal

Si bien otros estudios han obtenido resultados similares, la investigación de Reading mide los niveles de azúcar individuales, en lugar de centrarse en un peso general de la población. La investigación comparó sus descubrimientos con la National Diet and Nutrition Survey, encuesta para calcular el consumo de azúcar a través de cuestionarios personales y muestras de orina de un grupo representativo conformado por 498 participantes de entre 19 y 64 años de edad. En promedio, las mujeres dijeron haber comido 78 gramos de azúcar al día y no los 117 gramos que en realidad consumieron. Los hombres, por otra parte, dijeron haber consumido 107 gramos, cuando la cantidad total había sido de 162 gramos al día.

MUNCHIES contactó al Dr Gunter Kuhnle, epidemiólogo nutricional de la Universidad de Reading y coautor del estudio, para descubrir por qué la gente tendía a reportar mal las cantidades de consumo. Nos dijo que: "Es un tema complicado, pero estamos haciendo esfuerzos por entender este comportamiento. La explicación más lógica es que la gente no informa sobre snacks y alimentos ocasionales que por lo general contienen mucha azúcar".

Por último, agregó: "Me parece que el resultado principal del estudio es demostrar que no debemos depender de cuestionarios. Gracias a las campañas para evitar (y hasta cierto punto, satanizar) el azúcar, quizá la gente esté menos dispuesta a admitir que consumen alimentos azucarados aunque lo hagan".

Un dulcecito más no será tan grave.