futbol

La UEFA dice que la compra de Neymar no violaría las reglas del Fair Play Financiero

El máximo organismo del futbol europeo asegura que los ingresos del PSG son equivalentes a sus deudas y, por lo tanto, tendrían luz verde para fichar al brasileño.
27.7.17

Para comprar a Neymar, el PSG tendrá que pagar su cláusula de rescisión valorada en 222 millones de euros; cantidad que el club parisino asegura tener a su disposición. La cantidad de cosas que podríamos comprar/pagar con esa cantidad es interminable, y todo indica que el futbol se sumerge cada vez más en una olla de presión donde los precios terminarán por reventar el mercado. Urgen nuevas medidas -más allá del enclenque Fair Play Financiero de la FIFA- como topes salariales, al estilo de la NBA y NFL, para que los gigantes del futbol europeo no gasten más que el resto de sus competidores INDEPENDIENTEMENTE de si generan o no los suficientes ingresos para solventar sus deudas.

Publicidad

El día de hoy, Andrea Traverso, director del comité de licencias y fair play financiero de la UEFA, comentó que de concretarse la compra de Neymar, el Paris Saint-Germain no infringiría las reglas establecidas por el Fair Play Financiero. ¿Pero de qué va esta medida implementada por la FIFA en 2010?

En pocas palabras, lo que el Fair Play Financiero busca evitar es que los clubes adquieran más deudas de las que pueden solventar. Si las proyecciones indican que los ingresos de un club en los últimos tres años no alcanzan para saldar las deudas y además buscan pagar una millonada por un jugador, entonces se estaría violando el propósito de dicha medida.

De acuerdo con Traverso, el PSG ha seguido todos los protocolos y presenta ingresos a favor en los últimos años. Si a esto sumamos el impacto económico que la compra de Neymar podría desatar en el club francés -empezando por la venta de camisetas y terminando por los derechos de imagen, entre otros-, el club propiedad de Nasser Al-Khelaïfi estarían zarpando de buen puerto en los años venideros.

La compra del brasileño es inminente, y podría confirmarse en estos días, sobre todo por los rumores que comienzan a circular entre el Barcelona y Philippe Coutinho, jugador con el perfil más apropiado para suplir a Neymar.