FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

¡Redada! – Mi vecino pseudojevi del piso de arriba

Magia, vudú, guitarrazos y suicidios en masa.
28.2.12

Inauguramos nueva sección, en la que, previa patada en la puerta, asaltaremos en su propio hogar a elementos culturalmente sospechosos (de lo que sea) para someterlos a un tercer grado sobre el material culturalmente sospechoso que nos podamos incautar. Tened vuestro bodegón de libros, DVDs, dildos y discos de reciente adquisición bien ordenadito y a la vista, porque cualquier día os puede tocar a vosotros.

Para esta primera entrega de Redada Cultural, no me quise complicar la vida y asalté a mi vecino del piso de arriba, el tipo que ameniza mis mañanas de sábado con discos de doom y black metal a toda leche (aunque hace poco le dio por pinchar Roy Orbison). No accedió a que publicáramos una foto de él abriéndome la puerta (para mí que trapichea con marihuana, como 1 de cada 5 jóvenes en Barcelona ahora mismo). Tiene 26 años, lleva un parche de Eyehategod sobre un abrigo militar, deja llenas de marcas las paredes de la escalera porque sube y baja su mountain bike varias veces al día, no se quita jamás una costrosa gorra negra en la que se puede leer Piko (según Google, una marca de ropa surf) y siempre que el Real Madrid encaja un gol asoma por el balcón y grita “Toma ya, ¡hijosdeputa!”. Me cae bien. Veamos qué mandangas culturales anda consumiendo últimamente.

Publicidad

Vice: Buenas tardes, caballero. No se altere, es una inspección rutinaria.

Salva: Vale, lo que tú digas, Santiago. ¿Es para la revista ésa en la que trabajas?

[Sí, pero sígueme el rollo o esto no funciona…] A VER, ¿qué es este libro gordo y negro que tiene encima de la mesa?

Es como una megaenciclopedia sobre metal extremo: death, grind, black, progresivo, doom, todo eso, también el rollo gótico que no me mola nada, pero bueno. Me lo regaló mi hermana por mi cumpleaños –a ella le gusta Maná pero, por una vez, acertó con el regalo. Este libro es de lo más completo que se ha editado jamás sobre el tema, por lo menos en español.

Metal Extremo. 30 años de oscuridad (1981-2011) –Editorial Milenio

¿Este rollo “extremo” no es más bien de consumo adolescente? ¿No está usted un poco mayor para estas cosas?

Buh, no caeré en la provocación… En lo que se engloba bajo la etiqueta de “metal extremo” hay cosas muy buenas que quizá escuche toda mi vida y también hay toneladas de mierda, como en cualquier otro estilo, ¿no? Y no creo que haya más personas inmaduras o infantiloides entre las que escuchan Suffocation, Rotten Sound o Vomitory que entre las que escuchan Cass McCombs o, yo que sé, los putos Black Lips.

Veo que conoce Vice mejor de lo que quiere admitir. Oiga, este libro pesa mucho.  Por poco no llega a las 666 páginas…

Ya te digo, es ultracompleto. Tengo por ahí otro libro, Choosing Death, que explica la historia del death y el grind a base de testimonios y anécdotas, muy en primera persona, como medio novelado y tal. Pero este libro es un rollo muy diferente, yo lo veo como una tesis doctoral para consultar de vez en cuando más que como una lectura para hacer del tirón. Todo está divido por subgéneros, va por orden cronológico y está escrito a base de ensayos históricos, pequeñas bios y mucho listado súper exhaustivo de grupos, discos, etc. Un curro titánico. No sé lo que habrá tardado en hacerlo el Salva Rubio éste, pero yo jamás tendré la fuerza de voluntad necesaria para hacer algo así.

Sorcery and Religion in Ancient Scandinavia –Abstract Sounds Books Ltd

¿Qué me dice de esto? Y no me mienta, que sabemos perfectamente quién es Varg Vikernes y por qué estuvo 16 años en el talego.

Publicidad

Pues menos mal, porque nada me daría más pereza que tener que hablar de puñaladas, supremacistas arios, iglesias chamuscadas y toda esa mierda.

¿Toda esa mierda? Entonces, ¿por qué tiene un libro de este elemento?

Hombre, el tío será todo lo nazi y notas que quieras, pero de mitología nórdica y cultos ancestrales sabe un rato. Y tonto no es. No sé si esto lo escribió en los ratos libres en su celda a las afueras de Oslo o ya en libertad, pero este librito es muy sencillito y serio a la vez. El Vikernes tiene sus propias hipótesis, dice que todas las tribus ancestrales europeas compartían más o menos la misma religión, y se dedica a rebatir, con argumentos, varios malos entendidos y polémicas antropológicas que hay sobre el tema. Voy por la mitad del libro. Se entiende todo, porque el tío con el inglés tampoco es un hacha.

¿Tiene en su posesión alguna de esas reediciones “actualizadas” de Burzum?

No, no me interesa eso que está haciendo de regrabar temas viejos. De Burzum tendré unos 4 discos, hasta el Filosofem, creo. Y tampoco tengo al Vikernes en un altar, precisamente. Eso sí, cómo me reí cuando el tío salió a “desautorizar” a Breivik, el pirado facha ése que masacró a un montón de chavales en una isla de Noruega. No recuerdo muy bien cómo se lo hacía venir, pero al final llegaba a la conclusión de que lo que había hecho Breivik ¡sólo beneficiaba a Israel!

¿Es usted un poco nazi?

Publicidad

Vete a cagar.

Jim Jones. Prodigios y milagros de un predicador apocalíptico –La Felguera Ediciones

Vaya, el reverendo Jones. Ahora me dirá que leer libros sobre psicópatas tampoco es pueril… Seguro que si busco un poco más, encuentro un CD de esos de Charles Manson que no valen una mierda.

Eh, un respeto. Seguro que si yo entro en tu casa, encuentro mínimo dos libros de Richard Kern que tampoco valen una mierda. ¿Me equivoco?

¡Aquí soy yo el que hago las preguntas! Venga: Jim Jones.

Predicador carismático y loco perdido que se movía por San Francisco, comunista muy a su manera, que ordenó a cientos de sus seguidores que se suicidaran en un poblado de la Guyana…

Vale, vale, ¿qué explica el libro que no sepamos ya?

Pues lleva un prólogo del mítico Jordi Valls, el de Vagina Dentata Organ, recordando cuando estaba por Inglaterra con los Throbbing Gristle y Whitehouse y acabó en sus manos una copia de la cinta que se grabó en Jonestown mientras administraban vasitos y jeringuillas de cianuro a todo quisque, mujeres, viejos y niños incluidos. Por lo visto, la cinta la había conseguido otro pionero del rollo industrial, Monte Cazazza. Y, bueno, este librito lleva bastantes fotos y la transcripción literal de la cinta. Muy raro todo, mal rollo. Ah, y es muy delirante cuando una seguidora le pregunta al reverendo que por qué no huyen todos en avión a Rusia en lugar de matarse. Y el otro echando balones fuera, en plan “es que Moscú no me coge el teléfono”, jajaja.

The Cramps. File Under Sacred Music. Early Singles 1978-1981 –Munster Records

Un par de preguntas más y ya le dejamos en paz. ¿Qué es este CD?

Publicidad

Una recopilación de los 10 primeros singles de los Cramps. Lo sacó hace poco el sello Munster. Yo me lo he pillado en CD, pero la edición en caja de diez 7”, con todas las portadas originales, tiene que ser la repera.

¿Ha pensado alguna vez en qué habría sido de Mario Vaquerizo de no haber existido Lux Interior?

Hahaha. Pues no, no lo había pensado, eso podría restarle puntos a los Cramps. Y la peña psychobilly me suele caer como el culo. Pero eso no quita que Lux Interior (descanse en paz), Poison Ivy y compañía nos dejaron algunas de las mejores canciones del rock’n roll más troglodita de la historia. Y todo ese universo de drogas, vudú y culos pimpantes, que molaba entonces, ahora y siempre. Además, los Cramps siempre tuvieron más carisma que los Meteors, que eran unos garrulos del infierno.

Vale, pues esto es todo, caballero. Disculpe las molestias.

Eh, deja el CD en la mesa, ¡que te veo!