Patrick Wolf: A este batería no le des bofetadas, Patricio

FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Patrick Wolf: A este batería no le des bofetadas, Patricio

O al menos no le aporrees con un pie de timbal.
17.10.11

Lo mejor de Patrick Wolf es que cuando crees que nadie le puede hacer sombra descubres que no podías estar más equivocado. El tío ya se puede esforzar por aparecer medio fofo, culocarpetero, con coloretes de campo, su cara en las pantallas, mono de lunares y chiscando dedos mientras baila, que si de repente su batería hincha mucho el pecho, se peina la melena y toca como intentando alcanzar una estantería, Wolf se convierte de pronto en secundario. Un secundario de lujo con vozarrón que sabe tocar el arpa, sí, pero secundario al fin y al cabo. Lo queramos o no, nuestro foco apunta ahora sobre el bueno de Benny, un músico que lo mismo presta sus brazos a Snoop Dogg que a Biffy Clyro o Ladyhawke. Un todoterreno. Un nachocano. Benjamin Wales Morgan, mercenario de la percusión de razonable parecido con Davey Havok de AFI o incluso con Brandon Lee en El Cuervo  (este parece que lo busque conscientemente) tuvo que sortear en la madrileña sala Penélope un par de dispositivos ACME programados para aplacar su protagonismo. Pero ni ocultándolo bajo todo el vapor de la máquina de humo pudo el niño prodigio londinense impedir que Wales le eclipsara. Tanto fue así que empecé a temer por su integridad física. Hace años Wolf abofeteó y golpeó con un pie de timbal a su batería -según él para comprobar si estaba consciente- y le despidió en público por estar tan ciego que no sabía qué hacía en el escenario. Confieso que hasta que cerraron con The City y Ben regreso ileso a backstage no respiré tranquilo. Bien por Ben.

Publicidad

Fotos por Sergio Albert