FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

Sentarte en el retrete y otras cosas que haces mal cuando cagas

Médicos y expertos recomiendan defecar de cuclillas y señalan los malos hábitos generalizados que podrían afectar a nuestra salud. Aprende a hacer popó y observa tu caca para saber si lo has hecho bien.
23.1.15

Imagen vía

Todos conocemos a alguna de esas personas que están siempre enfurruñadas, hablan fatal a la mínima, critican a los demás para tapar sus complejos y cualquier cosa les saca de sus casillas. Los motivos de tanto malhumor pueden ser infinitos, pero se calcula que 8 de cada 10 que lo sufren cagan poco y mal (de follar ni hablamos). Esta estadística -probablemente acertada- es inventada, así que para compensar le hemos preguntado a un médico qué es lo que hacemos mal al plantar pinos. El doctor Domingo Pérez León lo tiene claro: "sentarnos en el retrete".

Como especialista en medicina preventiva, explica que el primer gran error es nuestra postura en el trono: "La taza del váter no respeta la forma natural en la que deberíamos defecar: EN CUCLILLAS con los muslos flexionados". Es la manera en que disminuye la capacidad de la cavidad abdominal y aumenta la presión intra-abdominal, favoreciendo la expulsión. Nosotros queremos soltar lastre pero sin tener que hacer malabares en esas letrinas de bar de carretera que parecen duchas con huellas en el plato, así que buscamos alternativas más cómodas en Internet.

Después de tropezarnos con varias webs reveladoras, como la de una empresa que te hace bombones de chocolate con la forma de tu propio ano, encontramos squatty potty, un artefacto que puedes acoplar al cagadero de toda la vida y poner huevos en posición saludable. Contactamos con Robert Edwards, su creador. "Tras padecer algunos problemas de colon y después de probar a elevar las rodillas, subirnos a cubos y destrozarnos los tobillos; mi familia y yo decidimos crear un objeto fácil de usar", recuerda el empresario desde Utah.

Tanto él como el Dr. Pérez León, nos animan a consultar la Escala de Bristol, una gráfica que clasifica las cacas por su forma y nos ayuda a saber si hacemos bien popó. Hablar de heces provoca siempre asco y risa, lo sabemos, pero aún no se conoce a nadie que no las expulse y siga vivo. Son nuestra primera creación y generan poesía ("dejar a Obama en la Casa Blanca, tener el topo asomando el hocico…"). Aceptemos que caga el Rey, caga el Papa y hasta la mujer más guapa. Aprendamos a hacerlo mejor. Robert Edwards nos ayuda con este sencillo decálogo:

Publicidad

1. Sentarse en el retrete. MAL.

Ha quedado claro ¿no?

2. No darlo todo. GRAVE

El plan es lograr una total y completa evacuación. Vaciarte. Además, es asqueroso ir por la vida con caca dentro del culo. Asegúrate de que está todo fuera, por favor.

3. Un día entero sin cagar. ¿PERDONA?

Es importante hacerlo al menos una vez al día. No te aguantes si tienes ganas. Deja que fluya. Es necesario eliminar los residuos del cuerpo lo antes posible porque si permanecen ahí guardaditos los excrementos podrían secarse.

4. Solo en casa. GLUPS

Mucha gente tiene un miedo insano a cagar en la oficina, cuando viaja o en baños públicos. Esto no es solo por higiene sino porque se avergüenzan de su propia caca. ¡Adelante! Si el retrete no está limpio y eres ágil, posa los pies como un ave y suelta desde las alturas.

Las cacas según Juan Díaz-Faes, autor del libro 'Escacológico'. Imagen vía

5. Comer caca. (COMIDA BASURA)

Los alimentos procesados contienen conservantes y azúcares añadidos que pueden provocar estreñimiento. Hay que comer fibra, por supuesto, pero también grasa saludable de verduras, aguacate o aceitunas, que evitan cagar duro.

6. Nervios. ALARM!

Relájate. Respira. Conecta con tu cuerpo y ponte cómodo.

7. Llevarse el móvil al WC. FATAL

Mirar Facebook y subir fotos a instagram en el baño se ha convertido en norma, pero es mejor no perder mucho tiempo y dedicar solo un tiempo prudente a defecar. Si empujas demasiado o pasas demasiado tiempo sentado, puedes acabar con hemorroides.

Publicidad

8. Vida sedentaria. ERROR

Hacer ejercicio acelera el proceso de digestión. La respiración acelerada y el ritmo cardiaco al hacer deporte estimula la contracción natural de los músculos para mover mejor las heces.

9. No mirar atrás. ¡HOLAAA!

La parte más importante de una cagada normal es su calidad.Para ello te tienes que enterar de lo que has hecho. El "chorizo" debe estar entre el 2 y 4 de la Escala de Bristol, siendo el 3 el tordo ideal.

10. Olvidarte de pasar la escobilla. PUAGH

Los frenazos no son arte, son vandalismo.