La guía VICE de lo que está pasando

La Fundación Nacional Francisco Franco la vuelve a liar

Hoy, 1 de abril, hace 77 años del fin de la Guerra Civil y la Fundación Francisco Franco quiere hacernos creer que ganaron los buenos.
1.4.16

Hoy es uno de abril. Hoy es el día en el que, después de casi tres años de guerra total e indiscriminada contra objetivos tanto militares como civiles, represión y crueldad sin límites, habían alcanzado "las tropas nacionales sus últimos objetivos militares", tal y como decía el mismo Franco en su último parte. Lo que para muchos había sido un horror para los sublevados eran los "años triunfales", "la cruzada", nombres pomposos con los que tapar las atrocidades de la guerra.

Por si alguien podía olvidarse de todo eso, la Fundación Nacional Francisco Franco, esa gente que se dedica a ensalzar la figura del dictador y que durante tres años —del 2000 al 2003— se financió con el dinero de todos, ha decidido recordárnoslo con un tuit:

Nosotros no olvidamos. — Fundación F. Franco (@FNFFranco)31 de marzo de 2016

La verdad es que la imagen es acertada. Franco presidiendo el desfile de la victoria, viendo pasar al ejército. Es un resumen perfecto de una dictadura que durante 40 años no hizo otra cosa que ver pasear al ejército de aquí para allá, y darles nuestro dinero para que se pudiesen comprar juguetitos nuevos que nunca iban a utilizar a cambio de que garantizasen la supervivencia de su régimen. Está bien que al menos sean sinceros y recuerden la dictadura como lo que era. La historia está para eso, pero estaría bien también que recordaran algunas octras cosas: que recordarán los fusilamientos masivos, las torturas, las palizas, las violaciones, los niños robados, la corrupción, el hambre, el retorno de enfermedades que ya se habían erradicado por culpa de la miseria y la pobreza, el único éxodo urbano de toda la historia de occidente o cualquiera de las otras plagas que tuvieron a bien regalarnos aquellos que se llenaban la boca de "salvar a España" durante sus "40 años de paz" y prosperidad. Porque, señores de la Fundación Nacional Francisco Franco, nosotros sí que no nos olvidamos.