Publicidad
Noisey

Recordando a Epic Soundtracks

Hablamos con Jowe Head, Chris Coleman y Mayo Thompson sobre Epic Soundtrack, miembro de Swell Maps, Crime & The City Solution, These Inmortal Souls, Jacobites y Red Crayola y uno de los originadores del punk DIY.

por Quique Ramos
05 Mayo 2016, 10:00am

Foto vía.

Síguenos para descubrir tu música favorita

Epic Soundtracks ha estado en todos los sitios. Fue el batería adolescente de uno de los originadores del punk DIY, Swell Maps con su hermano Nikki Sudden, tocó en grupos como Crime & The City Solution, These Inmortal Souls, Red Crayola o los Jacobites, además de colaborar con gente como Robert Wyatt o Sonic Youth.

Su historia en solitario parte de algunas de las miniaturas que aparecían en los discos de Swell Maps, piezas juguetonas llenas de ruiditos alrededor de un piano como la emocionantísima "Don't throw ashtrays at me!", pero no fue hasta que sus amigos de Sonic Youth consiguieron que venciera su timidez para cantar, que su carrera como Epic Soundtracks empezó a dar frutos y editó un puñado de discos maravillosos antes de morir a los 38 años de . Eran discos que seguían la tradición de artistas como el primer Todd Rundgren, Laura Nyro o Alex Chilton, pop cantautoril clasiquísimo pero con un ambiente enrarecido y tímido.

Ahora la discográfica barcelonesa Mapache Records reedita toda su discografía a su nombre en vinilo, de modo que aprovechamos para contactar con algunos de sus amigos a lo largo de los años y preguntarles como era Epic Soundtracks, su relación con la música y qué le convirtió en uno de los músicos más especiales de su época.

Epic Soundtracks en su apartamento de West Hampstead. Foto cedida por Chris Coleman.

CHRIS COLEMAN

(Del fanzine "What a nice way to turn 17", en el que Epic Soundtracks escribió multitud de artículos)

A lo largo de los años pasé mucho tiempo con Epic, normalmente fines de semana en su piso en Londres (primero en Hackney y luego en West Hampstead), pero la mayor parte del tiempo en tiendas de discos de todo Londres y alrededores. Siendo honesto, aparte de hablar sobre comedia inglesa y ocasionalmente sobre futbol, casi siempre era música sin parar. Escuchándola, hablando de ella, leyendo y sobre todo, ¡comprándola!

Su apartamento era una cueva llena de música, con CDs y casetes pero sobre todo discos. El piso tenía dos habitaciones, y en una de ellas tenía dos paredes forradas de discos y varios estantes con singles en el resto.

Quizá hayas escuchado la historia de que Noel Gallagher de Oasis aceptó comprar su colección de discos al completo cuando murió, por (según se dice) 250.000 libras, pero hizo un cheque para Epic Soundtracks en lugar de su nombre real Kevin Godfrey, así que el banco no lo aceptó. Cuando se le pidió a Noel que escribiese otro cheque, su mujer de entonces no le dejó hacerlo. Creo que hay una cantidad de verdad razonable en esta historia...

Conocí a Epic en 1982, dos años después de que se separasen los Swell Maps y un año más tarde de conocer y hacerme amigo de su hermano, Nikki Sudden. Aunque conocía a Nikki de antes y le veía más, me sentía más cercano a Epic que a Nikki. Epic era un músico, mientras que Nikki era más un músico tipo estrella del rock, una vida con la que no era familiar, aunque disfrutaba mucho viviéndola a través de las historias que me contaba Nikki sobre su estilo de vida salvaje. Epic era muy diferente, más cercano a tierra y menos pendiente de las extravagancias de las que disfrutaba su hermano. Aunque eran diferentes en muchos sentidos y tenían vidas muy separadas, estaban muy unidos el uno al otro, y también a sus devotos padres.

Nunca hubo nadie más dedicado a un artista que Epic con los Beach Boys y Brian Wilson.

Tengo que ser honesto y decir que no hablé mucho con ellos sobre Swell Maps. A Epic no le solía gustar hablar sobre esa música indie de la que solían señalar a Swell Maps como precursores. Nikki tenía más tendencia a guardar y escuchar todos esos discos de punk DIY de los 70 que Epic. Claro que tampoco les conocía en aquella época y estoy seguro que los dos estaban muy involucrados en esa escena.

Sí que había algunos grupos alternativos que le gustaban (principalmente Sonic Youth y los Replacements), pero sus intereses se centraban en la música de los 60 y primera mitad de los 70.

Tres canciones que podrían definir su música, creo que podrían ser:

"Jelly, babies" de The Popular Classical EP. Su primera aventura en solitario, aunque creo que todavía no estaba suficientemente seguro como para cantar. Tiene a Robert Wyatt cantando.

"Fallen Down" de Rise Above. La primera canción de su primer disco en solitario, y la primera vez que consiguió sentirse suficientemente seguro como para cantar.

"Fade Away" de Rise Above. Es mi canción favorite de Epic.

Y si tuviese que escoger canciones de otros artistas diría:

Laura Nyro: "Desiree". Si hay un artista que haya le haya influenciado más que nadie, aparte de Todd Rundgren, esa sería Laura Nyro.

Dion: "Your Own Backyard".

The Beach Boys: "I Just Wasn't Made For These Times". Nunca hubo nadie más dedicado a un artista que Epic con los Beach Boys y Brian Wilson. Cuando salió la caja de Pet Sounds poco después de que Epic muriese, casi me echo a llorar pensando que la única persona para la cual esto tendría un significado tan grande no estaría allí para escucharla.

Por lo que respecta a sus artículos, lo que escribió sobre los Beach Boys es genial, pero la entrevista con Alex Chilton (en la que estuve presente) es lo mejor que hizo para mí. El hecho de que una frase de esa entrevista abriese la biografía de Alex Chilton escrita por Holly Geor-Warren, "A man called destruction" es el mayor tributo posible.

Swell Maps en Rough Trade. Foto vía.

JOWE HEAD

(Es el único miembro del triplete original de Swell Maps que sigue con vida, también ha tocado durante muchos años en Televison Personalities, los Palookas o los Househunters, y mito en activo del primer indie)

Conocí a Epic (entonces se llamaba Kevin) a través de Nikki Sudden (entonces llamado Adrian). Yo iba al colegio con Adrian y nos hicimos amigos. Kevin era dos años más joven que nosotros. Adrian empezó a tocar la guitarra y yo le seguí tocando percusiones usando objetos que encontraba, hasta que conseguí mi propia guitarra. Kevin empezó a golpear cosas y se convirtió en nuestro percusionista. De hecho tenía más cosas en común con Kevin que con Adrian; a los dos nos gustaban Van der Graaf Generator, Gong, King Crimson, Can y Robert Wyatt. A Adrian le gustaban más T.Rex y los Rolling Stones. Una cosa importante de la escena a la pertenecíamos los Swell Maps era el enorme rango de influencias que todos aportábamos.

La primera encarnación del grupo era una evolución de un conjunto primitivo de estilos. Entonces éramos cuatro miembros que llegaron a expandirse a seis. Nosotros tres con David (Phones), y luego Golden (John) y Biggles (Richard). Solíamos juntarnos para componer canciones y tocar en combinaciones diferentes, cada una con un nombre distinto. Las primeras grabaciones entre 1972 y 1976 eran como una versión primigenia del punk, o una versión primitiva de música progresiva, o estilos extremadamente experimentales.

Cuando Nikki fue a trabajar a Londres, empecé a salir con Epic a menudo. Íbamos a tiendas de discos y a conciertos en Birmingham. Hablábamos mucho sobre lo importante que era la música para nosotros, y lo comparábamos a la fe religiosa de sus padres. Era un tipo de intensidad muy similar. Cuando estaba solo, Epic hacía muchas listas de sus discos favoritos, músicos, canciones, etc. Hablábamos sobre la actitud y las ideas que parecían tener los músicos que nos inspiraban. Si no parecían estar "inspirados", ¡entonces no valía la pena interesarse en ellos!

Descubrimos que si ahorrábamos suficiente dinero podíamos hacer nuestro primer single. Fue un proyecto emocionante. Alquilamos un estudio barato y grabamos y mezclamos tres canciones muy rápido. A todos nos interesaba el arte y el diseño, así que contribuimos a los diseños de las portadas, pero me acuerdo que Epic fue el más activo en la portada de ese primer single. Nikki encontró una fábrica de discos, y luego los llevó a Rough Trade para ver si querían venderlos allí. Recuerdo que Nikki y yo fuimos a conocer a Daniel Treacy al piso de sus padres en Chelasea. Dan había hecho el primer single de Television Personalities a la vez que el nuestro. Éramos realmente contemporáneos, y dos de los primeros grupos en hacer discos "do-it-yourself" con nuestros propios sellos. También estaban los Desperate Bicycles. Todos acabamos conociéndonos entre nosotros, nos juntábamos de vez en cuando y nos animábamos los unos a los otros. No había rivalidad, más bien lo contrario, ¡nos ayudábamos! Los Buzzcocks fueron probablemente los primeros en hacerlo, y fue muy inspirador, aunque tenían managers ayudándoles. Nosotros no teníamos manager ni nadie que nos ayudase, todo lo hacíamos con nuestro propio trabajo.

Epic Soundtracks con Thurston Moore. Foto vía.

Luego, al año siguiente, se volvió algo más habitual que los grupos hiciesen sus propios discos, y gracias a esta actividad surgió y creció una red de distribuidores, incluyendo a Rough Trade. John Peel pinchaba todos esos discos y se convirtió en algo guay sacar un disco DIY antes de fichar por un sello grande. Nosotros no lo hicimos, pero si teníamos un acuerdo con Rough Trade. Nos encargábamos de la grabación y del diseño y ellos de la fabricación y distribución. Insistimos mucho en mantener el control de toda la parte creativa, así como el copyright de las grabaciones.

Cuando los Swell Maps nos separamos en 1980, hice algunas grabaciones con Phones (que acabaron en nuestro primer disco en solitario "Princer movement") y un año más tarde con Epic. Improvisamos la mayor parte del material en el estudio, e intentábamos escribir las melodías y letras al acabar de improvisar. Suena algo loco, pero a veces funcionaba muy bien. Le dimos dos canciones a Rough Trade para sacar un single y el resto quedó repartido. Usé tres de ellas en un disco en solitario y el resto salió en un recopilatorio de Swell Maps. La gente todavía me pregunta por ese "disco perdido" de Soundtracks y Head. De hecho algunas de esas canciones no estaban acabadas así que tampoco quisimos sacarlas.

Hablábamos mucho sobre lo importante que era la música para nosotros, y lo comparábamos a la fe religiosa de sus padres. Era un tipo de intensidad muy similar.

Debo admitir que me sorprendió descubrir que Epic había decidido concentrarse en cantar y tocar los teclados. Ya había mostrado interés y habilidad en tocar el piano cuando tocábamos con Swell Maps y de hecho compuso algunas piezas para piano interesantes y grabó algunos arreglos con órgano y piano. Esas contribuciones eran parte de lo que nos diferenciaba del resto de grupos de entonces; eran a la vez escalofriantes y atmosféricas, casi barrocas. También grabó una parte de piano brillante en "Rain rain rain", el single de Soundtracks y Head.

Grabó algunas cosas de ese tipo para Swell Maps en 1979, pero decidió aparcarlas y de hecho siguen inéditas: "Drop in the ocean", "Jelly Babies" y "Three acre floor". No había mostrado ningún interés en cantar y sólo lo había intentado ocasionalmente. Esos primeros intentos siempre le pedía a Richard cantar con él a la vez. De esas canciones, las dos últimas fueron regrabadas para su primer single en solitario. En "Jelly fish" cantaba Robert Wyatt. Tuve el placer de estar presente en esa sesión, y alojar a Robert en casa. Robert era uno de los cantantes favoritos de Epic y también uno de los míos, con esa voz de tenor alto angelical y curtida, expresando inocencia y melancolía a partes iguales.

Epic Soundtracks con Crime &The City Solutions. Foto vía.

Más tarde escuché sus discos en solitario y me di cuenta de otras de sus influencias: Sabía que estaba muy metido en la música de Brian Wilson, y también que le encantaban los Carpenters y Alex Chilton, así que todo tenía sentido. "Jelly babies" y "Three acre floor" tenían letras bastante abstractas, fantasías oscuras sobre la pérdida de la inocencia, supongo. En su material más reciente hablaba más sobre su experiencia personal y relaciones íntimas, mucho más abiertas y directas, a menudo dirigiéndose a la persona amada directamente, o haciendo observaciones acerca de alguien que le importaba.

Nikki y yo ayudamos a grabar una versión de una de las canciones de Epic llamada "She sleeps alone" para un disco de tributo que salió después de morir él. Lo hicimos con Vermooste Vloten, un grupo notable formado por dos mujeres en Berlín. Ellas cantaban las estrofas, y Nikki sugirió que yo cantase en el trozo del puente, lo cual era bastante raro porque es aparte estaba escrita desde el punto de vista de una mujer, así que todo resultó en un intercambio de género. ¡Creo que eso funcionó bien!

Epic siguió tocando con Nikki de vez en cuando, tocado la batería. A pesar de sus diferencias, parecía que disfrutaban de una unión fraternal. Ten en cuenta la lista de gente que le pidió tocar la batería en varios proyectos impresionantes: Red Crayola, Crime and the City Solution, These Inmortal Souls...

Una noche con mi amigo Ravi, que toca conmigo en An Infernal Contraption, mencionó que le impresionaba mucho la forma en que Epic tocaba la batería, describiéndola como intensa. La contribución de Epic al sonido de Swell Maps fue enorme.

De Izquierda a derecha: Mayo Thompson, Lora Logic, Gina Birch y Epic Soundtracks. Foto vía.

MAYO THOMPSON

(Líder de the Red Crayola, parte temporal del colectivo artístico Arts & Language y una de las piezas claves para entender la psicodélia más extrema y juguetona desde mitades de los 60 a nuestros días)

Conocí a los Swell Maps cuando trabajaba en Rough Trade. Les apreciábamos mucho, y a la gente le encantaban. Me parecieron muy simpáticos. Sin querer sonar protector o condescendiente, eran como cachorros muy inteligentes. Me gustaba y todavía me gusta su música, cómo organizaban los elementos que tenían en relación a su idea de lo que es una canción, formalmente, de manera abstracta, intentando que eso pudiese formar parte del disfrute de los demás, abierto, accesible, popular. Su música tiene la atmósfera de una apelación, una actitud que puede escucharse en la variedad y novedad de sus ideas. También oigo cierta tristeza en las voces, mezclando deseo y pérdida. Eran una tropa divertida.

Por lo que respecta a los hermanos Godfrey, bajo mi punto de vista Nikki era conceptual y estilísticamente alguien parecido a Johnny Thunder, uno de sus héroes. Era alguien auténtico. Epic también lo era, pero lo mostraba de forma diferente. Era más aniñado, tímido, observador y pertinaz. También podía ser muy divertido. Por lo que respecta a su forma de tocar la batería, recuerdo escucharle diciendo lo mucho que admiraba a Jacki Liebezeit de Can. Teníamos un sentimiento de respeto mutuo, y de vez en cuando un sentido de causa común –probablemente porque trabajábamos partiendo de la misma base-.

Tenía una forma propia de tocar, creo que "clásico pero inusual" podría ser una buena forma de decirlo. No sé qué es lo que le hacía especial, solo sentía que así era.

Cuando escucho a los Swell Maps, no pienso en Red Crayola, aunque estoy seguro que entendían lo que estaba haciendo y pensando, y hay algunas similitudes en nuestros enfoques: Aquí tienes la idea, haz algo. Epic era capaz de hacer coherente lo que estuviese pensando musicalmente. Socialmente era un poco lo contrario. Mi forma de ser y hacer las cosas a menudo chocaban con Epic de la forma equivocada, aunque de alguna manera creo que el prosperó y disfrutó en cierta medida de nuestra experiencia común, o por lo menos le sirvió para prepararse a soportar otras. Quizá es algo que se mezcle con algo que pienso a menudo, que él veía lo que hacía y lo que hacíamos como algo que pertenecía a un gran proyecto, y que lo sentía de algún modo como un deber. Resumiendo: Él era idealista, y podía ser moralista también, pero era divertido trabajar con él. Empezamos haciendo "Microchips & fish/ the story so far", el primer 12" de Rough Trade. Lo siguiente fue un 7", "Born in flames/ Sword of God". Luego vino el disco "Kangaroo". Eso fue todo. Puedes escuchar todo lo que añadía: ritmo, estado de ánimo e integridad estructural.

Por lo que respecta a Arts & Language, se trata de un colectivo de artistas visuales que empezaron a trabajar juntos en Inglaterra durante los sesenta. Su obra era dialogante, tenían un discurso interno muy conversacional. Históricamente su trabajo se ha catalogado como arte conceptual. Escribían y creaban objetos. En general, sus manifestaciones tenían la función de interrogar. Teníamos en común una sensibilidad al rol del lenguaje dentro de la teoría, y compartíamos algunas ideas políticas. Las obras eran formas de ensayo. Empezamos a trabajar juntos a mitades de los setenta. Dije que podía incluir prácticamente cualquier grupo de palabras en la música y les sugerí que me diesen unas cuantas para hacerlo y ver que pensaban de ello. Les gustó lo que oyeron, así que procedimos a grabar "Corrected slogans", eso nos llevó al resto. Compartimos una serie de actitudes para que funcionase y fuese satisfactorio. La alienación y la perversidad siguen formando parte de ello. Epic era mejor que eso. No hablamos mucho sobre lo que hicimos. La mayor parte del tiempo estaba cuidando de sí mismo. Me contó que Nikki pensaba que odiaba la música. Probablemente se lo preguntaba y algo de eso hay, sí. Sé que apreciaba la música alemana, Can, Neu!, Faust. La cultura popular británica se tomó ese rollo muy en serio, particularmente a Kraftwerk.

Como suele pasar, perdimos el contacto. No escuché lo que hizo con Crime & The City Solution o cualquier otro de sus grupos hasta los noventa. Una noche en Chicago, fui a verle con Dan Koretzky en un concierto en solitario. Tocaba el piano. Se inclinaba sobre las teclas y cantaba. Cantaba bien, eso ya lo sabía de antes. Cuando grabamos "Sword of god" yo estaba dando vueltas a la parte vocal hasta que el me enseñó como cantarla. Su voz era dulce y las canciones me abrumaron por su tristeza, el emocionómetro reventó.

No sé si comparar como de cerca o lejos de la norma está un batería puede ser una buena medida para entenderle. Comparar baterías es como comparar ciudades, algo arriesgado. De todos modos si tenía una forma propia de tocar, creo que "clásico pero inusual" podría ser una buena forma de decirlo. No sé qué es lo que le hacía especial, solo sentía que así era.

Podéis conseguir las reediciones de Epic Soundtracks en la web de Mapache Records.