FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Cómo luchar contra los trolls del internet

El internet está lleno de gente malvada. Aquí te decimos cómo darles lucha.
11.7.15

Foto vía el usuario de Flickr Eirik Solheim.

Es un día normal en internet. Twitter está tuiteando y dando favs: Facebook está dando likes y compartiendo. Fue un día como éste pero de 2012 cuando el caricaturista Ben Garrison tuvo las agallas para crear una imagen política sobre el sistema estadunidense y subirla a internet.

"The March of Tyranny" por Ben Garrison.

La ilustración, llamada "The March of Tyranny" (La marcha de la tiranía) después fue subida a 4chan y editada para que la pirámide illuminati fuera el "Happy Merchant", un meme antisemita que consiste en el dibujo de un judío.

Allí empezó todo. Los usuarios de internet convirtieron muchas otras caricaturas en ilustraciones ofensivas y Garrison ahora es llamado el "caricaturista más trolleado del mundo". Como todas las ilustraciones siguen teniendo su nombre, si lo googleas encontrarás un bombardeo de imágenes desagradables e historias de él como meme.

¿Qué se supone que haga una persona como Garrison que es trolleada a muerte y que no tiene conexión alguna con organizaciones más grandes que puedan aclarar las cosas? ¿Y si no tiene cómo salir en la tele para contar su versión (que él no hizo las caricaturas ofensivas que circulan bajo su nombre)? ¿Qué puede hacer uno en esos casos?

Publicidad

El Instituto de Prevención de Odio En Línea, OHPI por sus siglas en inglés, es uno de los pocos institutos de su tipo y trabaja desde Australia para detener y prevenir cualquier forma de discurso de odio en internet. Para entender el mejor proceso a seguir cuando uno es trolleado, hablé por mail con el doctor Andre Oboler, CEO de OHPI, así como con Ben Garrison. Ambos trabajaron juntos en un esfuerzo para reducir la cantidad de trolleo que sufrió Garrison.

PASO 1: Identifica el tipo de trolleo

Foto vía el usuario de Flickr Cali4beach.

Discurso de odio: El discurso de odio se basa en prejuicios y se dirige a personas como las mujeres, los negros, los judíos y miembros de la comunidad LGBTTTI —en general, a cualquiera que no sea un hombre blanco heterosexual—.

Ciberbullying: "El ciberbullying puede ocurrir con personas que se conocen entre sí. A menudo se habla de él en relación con la escuela, pero también puede haber bullying en el trabajo, violencia doméstica y otras formas de abuso", dice el el doctor Oboler. Como el bullying en la vida real, el ciberbullying a menudo lo provoca alguien que conoce personalmente a la víctima. La muerte de Tyler Clementi en 2010 se debe en parte al ciberbullying que recibió después de que su compañero de cuarto lo espiara con una webcam durante un acto íntimo y que luego tuiteara sobre ello.

Trolleo: El "trolleo" es un acoso marcado por el anonimato, por lo que la víctima no tiene forma de defenderse de los acosadores. El troleo no está marcado por el número de acosadores, como el griefing (ve más sobre ello abajo). OHPI ve muchas instancias de "trolleo RIP" en las que los usuarios postean comentarios de odio sobre personas fallecidas. En el caso del trolleo la víctima no puede devolvérsela al troll, ya que no sabe quién es. "La razón para hacerlo [trollear]", dice Garrison, "es que es anónimo".

Publicidad

Griefing: "El griefing es una forma de trolleo muy parecida al ataque de negación de servicio (DDOS). Aún así, se necesita cierta información sobre la víctima, pero en general ésta es muy básica", dice Oboler. El término "griefing" viene de la comunidad gamer y describe a un grupo de jugadores que crean un montón de cuentas gratis y que se alían para arruinar a otro jugador. En el contexto de un acoso en internet más amplio, el griefing es cuando muchas personas ponen un esfuerzo mínimo, como escribir un tuit desagradable, y el efecto acumulativo puede resultar devastador.

Las categorías de acoso no se excluyen mutuamente. En el caso de Ben Garrison, los trolls usaron griefing y discurso de odio antisemita para manchar la reputación de Garrison. En una situación similar, los trolls se hicieron pasar por la escritora feminista Caitlin Roper y promovieron discurso de odio transfóbico a su nombre.

En internet las mujeres son objeto de acoso por el terrible pecado de tan sólo ser mujeres (ve: Gamergate).

PASO 2: Reporta el acosoa la red social en la que ocurrió

¡Admira el poder de los trolls! Foto vía el usuario de Flickr Robin Hsatings

Las redes sociales como Facebook y Twitter mantienen "normas comunitarias" que rechazan contenido de odio o amenazas. Las normas deFacebook no permiten discurso de odio o bullying, así como un montón de otras desagradables cosas como usar el sitio para promover actividades criminales.

Twitter solía ser muy malo para responder frente al discurso de odio. El ex CEO Dick Costolo admitió esto en un memorándum filtrado por The Verge en el que decía: "Apestamos para manejar el abuso y el trolleo en la plataforma y hemos apestado durante años". No obstante, el sitio hace poco ajustó sus normas comunitarias. Mientras que antes una amenaza debía ser "directa y específica", ahora cualquier amenaza indirecta rompe las normas comunitarias bajo el rubro de "promoción de violencia en contra de otros". El conocido troll Chuck Johnson pidió donaciones en Twitter para "sacar" al activista DeRay McKesson y por consecuencia fue suspendido del sitio. Antes de que quitaran la cláusula de lo "directo y específico", el tuit de Johnson no habría sido considerado como una violación de las normas comunitarias y probablemente no se habría llevado a cabo acción alguna. "También ha habido un incremento de 400 por ciento en el número de personal de Twitter que responde a los reportes de usuarios", observa Oboler.

Publicidad

OHPI dirige el portal Fight Against Hate (Lucha contra el odio), que no es un sistema de reportes, sino un sistema de cifras y transparencia. Una vez que un usuario haya reportado contenido indeseado, puede subir ese reporte a Fight Against Hate y el equipo de OHPI (incluyendo al personal, a la ley, ONGs e investigadores) pueden rastrear en cuánto tiempo responde la plataforma. Si no responde, el equipo de FAH puede tomar acciones por su cuenta.

PASO 2.5: Cuídate de las páginas fénix

Imagen vía el usuario de Deviant Art Cristian Papi.

"El problema de las páginas fénix es muy importante en Facebook", admite el doctor Oboler. Una "página fénix" es cuando una página con discurso de odio o un usuario acosador es removido de Facebook e inmediatamente crea una nueva página o cuenta. "[Una página fénix] necesita tener una buena respuesta o si no terminamos jugando a golpear al topo, ya que el tiempo para crear una página y hacer que gane un poco de atracción es menor al tiempo que toma eliminar una página".

En el caso de Garrison fue extremadamente difícil eliminar las páginas. "Facebook se negó a sacar muchas páginas después de quejas reiteradas. Al final las quitaron, pero tomaron mucho tiempo en hacerlo".

Estate alerta por páginas o usuarios recreados una vez que hayan sido eliminados y repórtalos de inmediato para que tus esfuerzos iniciales no hayan sido en vano. Aunque también debes saber que esto es algo que consume demasiado tiempo. "He pasado incontables horas llenando formas y mandando mails a servicios de imágenes, Facebook y Twitter para que eliminen difamaciones", dice Garrison. "En ese tiempo podría haber hecho algo más productivo".

PASO 3: Reporta el acoso con la policía

"Como regla general, si la gente se siente amenazada o si el contenido en internet los molesta al punto de impactar negativamente en su capacidad de continuar con su vida diaria, entonces es momento de contactar a la policía", observa Oboler.

¿Pero y qué hay si la policía no puede hacer nada? Si el acosador está en un país diferente al tuyo, mala suerte. Es muy probable que no haya nada que se pueda hacer. Cuando la escritora Amanda Hess reportó su acoso, la respuesta del policía fue: "¿Qué es Twitter?" Para que la policía pueda hacer algo sobre el acoso en internet, debe entenderlo. Que los policías sean forzados a meterse seguido a internet y que reporten instancias de acoso ilegal es una forma de ayudarlos a aprender.

Publicidad

Twitter ha hecho que sea más fácil reportar casos de acoso ante las autoridades. En Estados Unidos, la congresista Katherine Clark y la Cámara de Representantes han exigido al Departamento de Justicia que investigue casos de acoso más en serio y con mayor frecuencia.

Sáltate la ruta del abogado. Garrison la intentó y, aunque sí construyó un caso, al final su abogado se negó a seguirlo debido a los gastos, la dificultad y la poco probable reincidencia. "En general los atacantes no tienen dinero y viven en el sótano de sus papás", dice. "Pocos abogados tomarán dichos casos y sospecho que otra razón para ello es que quieren evitar ser objeto de la Máquina de Odio del Internet".

PASO 4: Intenta salvar tu dañada reputación

Foto vía la usuaria de Deviant Art Rosa Quinn.

La mejor forma de hacer esto es hablar abiertamente sobre el trolleo del que fuiste víctima y decir sin pena: "Me está pasando esto". Caitlin Roper sigue denunciando los tuits que dicen ser ella y Ben Garrison sigue creando arte y denuncia imitaciones siempre que sea necesario. "Puse un descargo de responsabilidad en mi página y decidí ignorar a los trolls. Eso es lo que todos dicen: ignóralos y desaparecerán".

Sólo que cuando te hacen griefing, esto no siempre es suficiente. "En mi caso, incluso dos años después seguían sin desaparecer", dice Garrison.

PASO 5: Habla de tu experiencia y, si lo deseas, intenta entender la mentalidad de las personas que te odian sin razón alguna

Foto vía el usuario de Flickr aboveallprecious.

En algunos lugares del internet hay una mentalidad de que todo se puede. Algunos ven al internet como un espacio mágico en el que pueden decir lo que les dé la gana sin consecuencias y el trolleo es la forma en la que los sádicos complacen sus deseos maquiavélicos. Garrison sabe esto de primera mano. "Para los trolls anónimos", dice, "no hay nada como calumnias, difamación o acoso. Todo es 'libertad de expresión'. Cualquiera que cuestione si lo que dicen entra en la libertad de expresión es criticado y ridiculizado".

Garrison mantuvo una sesión de preguntas y respuestas en 8chan, un clon de 4chan, para ver si podía razonar con los trolls. "Algo que vi es que a muchos de los jóvenes del chat en realidad les caigo bien. Muchos fueron respetuosos con un viejo hombre". Si puedes llegarle a un acosador al menos de la forma más mínima, tal vez ese pequeño guiño de humanidad haga que puedas perdonar a un grupo mucho más grande. Sin embargo, los resultados no están garantizados. Garrison dijo que se le hizo muy difícil perdonar a Christopher "m00t" Poole, ex CEO de 4chan, por su negativa a quitar algunas cosas que Garrison le pidió, pues lo que hacía, por tanto, era apoyar a los trolls. Los trolls deben ser detenidos desde arriba hacia abajo, no al revés.

La mejor forma de detener el acoso en internet es cambiar el ambiente de las comunidades en línea. Riot Games, creadores de League of Legends, frenaron en acoso dentro del juego al crear tribunales en los que los usuarios eran "juzgados" por la comunidad y sufrían consecuencias cuando usaban discurso de odio. Fue sólo hasta que los trolls sintieron consecuencias reales que su comportamiento cambió.

La marea ya está cambiando, aunque históricamente siempre ha habido una sensación de que lo que pasa en internet no es "real". En el mundo interconectado de hoy en día es casi imposible desconectarte. Primero protégete a ti mismo, pero tampoco seas reacio a publicar lo peor que te hayan hecho y pide apoyo a tu comunidad en línea. Compañías como Facebook y Twitter están empezando a darse cuenta y poco a poco comienzan a ajustar la forma en la que manejan sus comunidades.

Sigue a Kate en Twitter.