Gábor, el arquitecto que fotografió personas de todo el mundo por siete años
Fotos

Gábor, el arquitecto que fotografió personas de todo el mundo por siete años

Gábor trata de adentrarse en las culturas y en las personas no solamente para dar rienda suelta a la fotografía sino también al contacto con las personas.
28.7.16

Se llama a sí mismo "ciudadano del mundo": 56 países en siete años. La gente lo acoge: Gábor trata de adentrarse en las culturas y en las personas no solamente para dar rienda suelta a la fotografía sino también al contacto con las personas.

Gábor, quien no quiso darme más detalles de su nombre ni de su procedencia, afirmó, cuando lo llamé por Skype, que "no debería haber fronteras entre los países, pues todos somos personas del mundo y las fronteras solo son líneas que nos dividen cada vez más". Y por eso, desde que empezó a viajar, decidió empezar un proyecto.

Publicidad

Gábor es arquitecto pero su trabajo le causó un problema en el páncreas. "Me dijo el médico que debía pararme, caminar, moverme. Y eso hizo que quisiera salir de viaje por unos cuantos meses". Renunció a su trabajo y comenzó a viajar.

Unos cuantos meses se convirtieron poco a poco en años: Asia, Europa y las Américas.

Empezó por México, donde estuvo seis meses; después fue a Colombia, Venezuela, Perú, Argentina, Chile, Brasil. Todo eso duró tres años. Después viajó a Asia, donde visitó las Filipinas, Indonesia, Malasia y demás países del Sudeste Asiático. "Ahí ya no tenía dinero, pero fue entonces cuando una amiga de Bogotá me llevó a China para conseguir trabajo y lo conseguí. Fue gracias a eso que llevo siete años sin llegar a mi casa porque ni siquiera tengo dinero para volver", me dijo riéndose.


Relacionado: Las fotografías de Prue Stent son grotescas y hermosas


Así, People I Meet —nombre del proyecto que empezó con sus viajes— es una especie de bitácora de humanos del mundo, que hizo con su cámara y la ayuda de una carpa, una estufa, arroz y verduras.

En sus viajes pedía aventones, alojamiento y, a cambio, Gábor contaba las historias de las personas que lo recibieron. Actualmente, en China —su país número 56— el plan es conocer lo que más pueda para seguir con su proyecto. Lleva viviendo en Shanghai por tres años ya, donde está haciendo también algunas exposiciones sobre las fotos y las historias de las personas que conoció y mirando si es posible sacar un libro con sus descubrimientos.

Publicidad

"Lo que quiero mostrar con este proyecto es que no debería haber nacionalismos, patriotismos. Todos somos humanos que tenemos historias que contar. Yo quiero contar esas historias", afirma.

People I meet ya tiene un blog en inglés y mandarín y Gabor decidió expandirlo a una página en Facebook donde también expone las historias de las personas en español, pues viajó por varios países de Sudamérica. Según Gabor, la idea es que todos podamos reconocernos en los demás y en sus historias.

—¿Me puede decir cuál fue uno de los momentos más impactantes de su vida?—Creo que cuando conocí al Kapax.—¿Quién es Kapax?—Kapax es el Tarzán Colombiano, es una leyenda viva del Amazonas, un guerrero de la causa ambientalista. Tiene una boa como mascota.En 1976 Kapax logró llegar nadando 1.700 kilómetros desde Neiva por el río Magdalena hasta Barranquilla. Quería llamar la atención sobre la conservación de la flora y la fauna y la importancia de mantener los ríos limpios. La travesía le demandó ocho horas diarias, durante 39 días. A partir de ahí lo llaman el 'Tarzán criollo'. Kapax no tiene estudios ni preparación académica alguna, pero da charlas por los pueblos y aldeas tratando de concienciar a los niños de que hay que salvar los ríos y los bosques.Mire acá le tengo su firma en el calendario.----La conocí en Leticia, Colombia.

En Janitzio, se acostumbra erigir un altar sobre la tumba y las mujeres se sientan resignadas y llorosas a contemplar las llamas de los cirios y hacer oraciones por los muertos. A intervalos se arrodillan ante la cruz que indefectiblemente preside el rito, y quedan pensativos como evocando a los difuntos añorando su presencia.----Lo conocí en el "Día de los Muertos" en Janitzio, cerca de Pátzcuaro, Michoacán, Mexico."

"Mi papá me dijo que el mismo año que nací dejaron de utilizar el ferrocarril que anduvo entre acá y a la capital por más de un siglo entero y también que un tren y la olla exprés tienen mucho en común".----Las conocí en Granada, Nicaragua.

"Sabes, si le doy vueltas muy muy fuerte, hasta podría hacerme volar… "-----Lo conocí en Chachahuate, Honduras".

—¿Por qué tan triste?—¡Porque no me gusta esta ropa!—¿Por qué te la pusiste?—Me la tengo que poner cuando vienen los turistas.----La conocí en una de las Islas Uros del lago Titicaca cerca de Puno, Perú".

—Mi padre murió en la guerra y cuando quise unirme al ejército para vengar su muerte no me aceptaron por lo de mi ojo. Lo perdí cuando era niño. Después perdí a mi esposa, a mi hijo y a mi tierra al mismo tiempo. Mi hijo pedía dinero en las calles y un día decidí vender la granja que teníamos para poder ayudarle pero poco después desapareció con el dinero. Nunca ha querido volver a cuidarme como prometió. No tengo idea donde está pero creería que todo esto es culpa de su esposa. Desde que se fue me ha tocado muy duro pues no tengo ni mi granja para producir comida ni dinero. Afortunadamente conocí a una mujer que me acogió y que se casó conmigo. A veces le digo a la gente que la vida a veces puede ser dura, pero nunca nos debemos rendir. ¡La vida es buena! Poder vivir es increíble, ¡sé siempre positivo!

—Disculpe, está llorando.

—No, amigo mío. Es sólo una alergia".

----

Lo conocí en Mengzi, Yunnan, China."

"Él vino al mercado del pueblo con un morral enorme desde las montañas para vender vegetales. Después nos encontramos de nuevo cuando estaba probando el tabaco local.----Lo conocí en el mercado de Dacang,Yunnan, China".