FYI.

This story is over 5 years old.

deportes

Colombia: ¿La banca más caliente de la Copa?

Más de la mitad de los jugadores que son titulares en Colombia han pasado más tiempo acurrucados en el banco o recostados en la enfermería que jugando fútbol en la cancha durante los últimos 6 meses. Pero no todo está perdido.
17.6.15
Imagen vía Wikimedia Commons

La derrota de Colombia ante Venezuela hace un par de días fue recibida por muchos como una gran sorpresa, un batacazo (lo que sea que eso signifique) y la enésima reedición de la victoria por K.O de David contra Golliat. Y de cierta manera lo fue. Lo saben bien aquellos que apostaron por Venezuela en el sitio web de apuestas Bet 365 y tuvieron una ganacia de 8 veces la cantidad de dinero invertida. El hecho es que Colombia era favorita (y no sólo para los colombianos), sin embargo, era bastante posible que todos estuviéramos equivocados.

Publicidad

Un año exacto pasó entre la victoria 3 a 0 contra Grecia con la que Colombia debutó en el Mundial de Brasil y la derrota 0-1 con la que nos estrenamos en esta Copa América, 365 días en los que muchos de nuestros jugadores fueron perdiendo el nivel que los llevó a meterse entre los mejores 8 de la última copa mundial.

Al menos 6 de los 11 jugadores que fueron titulares contra Venezuela han tenido una temporada 2014/2015 en la que han pasado más tiempo acurrucados en el banco o recostados en la enfermería que jugando fútbol en la cancha.

No sólo es Falcao el que ha caído en desgracia (deportiva) durante los últimos 12 meses. También está el caso de Camilo Zúñiga, lanzador de centros para alimentar a nuestros delanteros y encargado de lesionar al mejor jugador de nuestro adversario cuando la cosa se pone cuesta arriba. Zúñiga jugó 6 partidos con el Napoli antes de lesionarse en noviembre del año pasado, volvió a la cancha en marzo de este año y sólo disputó 3 partidos más con su club desde entonces. Contra Venezuela, muchos extrañaron sus gambetas, sus corridas hasta la línea de fondo y los centros que tantas veces terminaron en gol durante las pasadas Eliminatorias, pero lo único de extrañar es que un jugador que no había jugado más de 10 minutos por partido desde de octubre del 2014 haya podido jugar 90 sin terminar con un pulmón en la mano.

Otro que llevaba varios meses sin jugar 90 minutos es Cristian Zapata. El defensa central se fracturó el pie en enero de este año y no volvió a ver acción hasta el 25 de mayo, cuando jugó 22 minutos en un partido que su equipo, el AC Milan, ganaba por tres goles contra el Torino.

Publicidad

Pablo Armero, el jugador que en 2013 deslumbró jugando para Udinese, anotó el gol que inauguró la campaña ganadora de Colombia en Brasil e inventó una celebración que hace revolcar en su tumba a Malcolm X, tampoco ha tenido sus mejores meses. Durante la temporada 2014/2015, el lateral izquierdo titular de la selección colombiana no solo tuvo que 'cruzar el charco' de vuelta al fútbol suramericano para arrastrarse de rodillas por el Maracaná jugando para el Flamengo (cosa que tampoco está nada mal), sino que además jugó sólo 10 partidos durante toda la temporada y entre enero y mayo de este año no jugó ningún partido con sus clubes.

A Carlos Sánchez, el volante defensivo del afro, le pasa algo distinto, pero parecido. Seguramente algún ojeador del fútbol inglés se fijó en Sánchez durante el Mundial de Brasil: lo habrá visto quitándole la pelota a puro músculo a Didier Drogba o parándose duro frente a los siempre combativos uruguayos y entonces decidió que sería una buena compra para el Aston Villa de Birmingham. Sin embargo, haberse mudado del modesto Elche del fútbol español, donde era titular indiscutible, a un equipo de mitad de tabla en la liga inglesa puede no haber sido la mejor movida para el mediocampista colombiano.

El propio Sánchez reconoce que su adaptación al fútbol inglés ha sido difícil y, a pesar de haber empezado la temporada entre los once titulares y haber jugado 33 partidos en total, Sánchez no ha jugado un partido como titular desde el 25 de abril de este año. Además, el jugador nacido en Chocó se ganó el dudoso honor de ser incluido por The Football Insider dentro del equipo de los peores jugadores de la Premier League, en la formación 'titular' elegida por el medio también estuvo incluido Radamel Falcao.

Publicidad

De hecho, parece que la liga inglesa se ha convertido en la bestia negra de los futbolistas colombianos. A la temporada regular que completó Sánchez se suman las monumentales banqueadas que han recibido Cuadrado y Falcao.

Durante su paso por la Fiorentina, Cuadrado fue titular y figura. También brilló con la selección al punto de ser codiciado por los mejores equipos de Europa después del Mundial del año pasado. Sin embargo, desde que se fue al Chelsea en enero de este año, a Cuadrado lo vemos bailar cada vez menos en la cancha y cada vez más en los comerciales. La última vez que el jugador estuvo 90 minutos en el campo durante un partido oficial fue el 25 de enero de este año, cuando aún jugaba con la Fiorentina en Italia. En el Chelsea, Cuadrado solo ha jugado más de 45 minutos en dos ocasiones y de los 6 goles que ha anotado durante la temporada 2014/2015, ninguno fue anotado con el equipo londinense.

Los casos mencionados no son un termómetro del nivel del fútbol colombiano. De hecho, mientras las carreras de los jugadores mencionados se han ido enfriando, las de muchos otros están más prendidas que nunca.

En las últimas tres temporadas Jackson Martínez se convirtió en el máximo goleador histórico del Porto, haciendo olvidar al mismo jugador que hoy en día lo tiene esperando en el banco, Radamel Falcao. " Haber elegido como capitán e insignia del equipo a un jugador que no hizo muchos goles ni jugó muchos partidos esta temporada como Falcao podría ser un problema para la Selección", me dijo nuestro colaborador deportivo, Diego Alarcón.

Publicidad

No es sólo Jackson Martínez quien pasa por un momento mejor que Falcao: Carlos Bacca ganó la Europa League con el Sevilla, Teófilo Gutiérrez tiene a River en las semifinales de la Copa Libertadores y hasta Víctor Ibarbo ha jugado más partidos esta temporada que el capitán de la Selección Colombia. Y no lo digo por caerle al caido, solo estoy señalando que el equipo está un poco desbalanceado: o ¿ a qué técnico se le ocurriría pedirle a los directivos de su club que compren 5 capos para la delantera y puros suplentes de la mitad para abajo?

Que difícil ser Pekerman en este momento/ Imagen via Flickr: jikatu

Gajes de entrenar selecciones. Que lo diga el técnico de Brasil, nuestro rival de esta noche. Dunga, se ha visto obligado a alinear a Neymar, quien anotó 22 goles con el FC Barcelona, en compañía de Tardelli, un delantero que lleva seis meses sin anotar goles en el fútbol chino. El partido que se jugará en pocas horas probablemente no defina quien es mejor técnico, pero sí cual es el más recursivo.

Nada de fatalismos: aún desbalanceada, fuera de forma y tras haber comenzado con una derrota es posible que la selección haga una buena Copa en Chile. Lo inesperado es rutina en la Copa América. Estamos hablando de un torneo en el que Martín Palermo falló tres penaltis en un mismo partido (precisamente contra Colombia en el 99), en el que hace sólo cuatro años Paraguay llegó a una final sin haber ganado ningún partido y en el que hace apenas unas horas la principal figura de la selección Chilena, Arturo Vidal, estrelló su Ferrari en estado de embriaguez. Es posible que tras pasar varios meses en las bancas de sus equipos los jugadores de Colombia salgan a demostrar lo que le han quedado debiendo a sus clubes.

Sólo digo que un poco de cabeza fría nos ahorraría a los hinchas algunas desilusiones, le quitaría de encima una enorme presión a los jugadores y hasta podría llevar unos pesos a nuestros bolsillos, si es que nos animamos a dejar de lado el amor a la patria para apostar en contra de un equipo que está algo sobrevalorado por la crítica.

Siga a Sebastián en twitter