FYI.

This story is over 5 years old.

Ojo, mucho ojo

Carlos Álvarez Montero

Damos la bienvenida a uno de los fotógrafos mexicanos más reconocidos dentro y fuera del país, quien será el editor de la columna de fotografía de VICE.
6.3.14

Carlos Álvarez Montero es un fotógrafo mexicano que ha trabajado con VICE México desde nuestro primer número, hace seis años. Publicamos sus fotos y entrevistas de skinheads mexicanos y además de haber fotografiado a un grupo de motociclistas en Neza y algunas pin ups y pachucos, también lo llevamos a Guerrero a documentar grupos de autodefensa en esa región del país.

Su trabajo nos gusta tanto que tenemos algunas de sus fotos colgadas en nuestras oficinas de México y Nueva York, es por esto que decidimos que Carlos es el hombre indicado para continuar con nuestra columna Ojo, mucho ojo, que busca mostrar y promover el trabajo de fotógrafos y fotoperiodistas de Latinoamérica. Estamos seguros de que hará un gran trabajo.

VICE: Carlos, ¿cómo fue que te interesaste en la fotografía? 
Carlos Álvarez Montero:La foto siempre me llamó la atención, la verdad es que no tenía muy claro por qué. El problema era que no tenía una cámara, así que fue hasta la universidad, donde estudié la carrera de ciencias de la comunicación, cuando finalmente tuve un pretexto para hacerme de una cámara (afortunadamente desde el primer semestre), de ahí ya no la volví a dejar.

¿Cómo empezaste a trabajar en este medio? 
El primer contacto consciente con la fotografía fue a través de revistas de skate y música, así que desde que agarré una cámara mi meta era trabajar en el medio editorial. Después de como un año de estar tomando cursos decidí que era momento de buscar trabajo, así que fui a un Sanborns e hice una lista de las revistas en las que me gustaban, apunté la dirección y el nombre de los directores de arte (en ese entonces no había editores de foto como tal), el siguiente paso fue presentarme en todas las editoriales y mostrar mi trabajo. La verdad es que tuve suerte ya que en mi primer día fui a la revista Complot, el director era Bernardo Fernández (BEF), y ese mismo día me pidió que le dejara una foto para publicarla, fue la primer colaboración de muchas, más adelante repetí el mismo sistema en Madrid y Nueva York.

Publicidad

¿Por qué los retratos son los que ocupan la mayor parte de tu trabajo? 
Creo que la mejor forma de contar una historia es a través de la gente, el retrato se compone no sólo de un rostro, hay elementos como la vestimenta, el lenguaje corporal o el contexto que nos dicen más de una situación que toda una película.

La gente de tus fotos son músicos, boxeadores, comunitarios, entre otros, ¿qué buscas en las personas a las que retratas? 
Creo que en general el retrato es sobre encontrarse a uno mismo en el otro, por lo que busco gente con la que de una u otra manera me identifico, admiro o me intriga, ya sea por su estilo de vida, sus convicciones, o lo que para mí representan. Muchas veces el proceso responde más a la intuición que al razonamiento.

Platícame un poco de tu escuela, .357.
Digamos que es mi granito de arena a la escena de la fotografía nacional, recuerdo que en 2001 fui a Nueva York y platicando con el editor de foto de la revista PDN (Photo District News) me comentó que yo era el primer fotógrafo mexicano que conocía, situación que me pareció inconcebible con la rica tradición fotográfica que tenemos, después por ahí de 2006 Martin Parr vino a la ciudad y en una master class dijo que el nivel de la fotografía nacional estaba bien para México pero no para el mundo. Así es como en 2011, bajo los parámetros del Hágalo Usted Mismo, mi pareja, la fotógrafa Giovanna Checchi y yo abrimos .357, una escuela/galería dedicada a la fotografía y medios relacionados, donde se llevan a cabo diversos talleres, charlas y exposiciones  en busca de generar un diálogo constante en torno al medio con la intención de formar fotógrafos con una visión actual que vaya más allá de las fronteras.

Publicidad

¿En qué proyectos estás trabajando en estos momentos? 
.357 es un proyecto que siempre está en evolución por lo que de alguna manera es el proyecto en turno, en cuanto a una serie, justo estoy comenzando un proyecto en relación a el culto al cuerpo.

¿Qué dirección tomará ‘Ojo, mucho ojo’, ahora que estás a cargo de la columna? 
Continuar con el excelente trabajo previo a mi llegada de hacer de esta columna un referente obligado sobre la fotografía iberoamericana. Un espacio donde se pueda consultar lo que se está haciendo en cuanto a la imagen fija y que podamos echar un vistazo a lo que se ha hecho a lo largo de la historia. La columna se publicará cada dos semanas, la idea es presentar el trabajo de fotógrafos de la nueva y vieja guardia de Latinoamérica y España.

Ve más fotos en nuestra columna Ojo, mucho ojo y más de Carlos en Alvarezmontero.com.