FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

Es hora de que tomes leche de asno

Ya va siendo hora de que cambies la leche de tu desayuno por leche de burra.
28.7.14

En estos días, un análisis rápido de los estantes de supermercado reveló cambios en los hábitos de los estadounidenses: mientras en el refrigerador aún se almacena buen jugo, la mesa de los lácteos se llena con alternativas como la soja, la almendra, el cáñamo y el lino, leches hacia las que muchos compradores gravitan. Desde 1975, el consumo de leche de vaca ha disminuido un 25%, mientras que el mercado de sustitutos a base de plantas ha aumentado casi un 11% desde 1999.

Aunque gran parte del cambio en las preferencias de los estadounidenses, sin duda, se puede atribuir a las modas y tendencias de salud y las dietas, una porción significativa de la población está pasándose de leche debido a las alergias que hacen que sea imposible de tolerar. Cerca del 2.5% de los niños son realmente alérgicos a la leche, con posibles síntomas tan graves como el shock anafiláctico; y mientras que la mayoría de las personas superan esta alergia, aproximadamente el 65% de los adultos de todo el mundo afirman una intolerancia a la lactosa que da como resultado problemas digestivos incómodos.

Según Pierluigi Orunesu, fundador de Eurolactis, un proveedor de leche de burra con sede en Suiza que suministra a su país de origen, así como Italia, Francia y China, la razón de la presencia abrumadora de la intolerancia a la lactosa es tan simple como esta: el ser humano tiene un solo estómago; sin embargo, bebemos la leche de los rumiantes, animales de múltiples estómagos como las vacas, cabras y ovejas, cuyas diversas cámaras digestivas exigen un trabajo extra y se vuelven difíciles de digerir. Los humanos, con nuestro endeble estómago, simplemente a veces no podemos descomponer la leche de los rumiantes.

Charlamos con Orunesu acerca de su producto y tenemos algunos antecedentes sobre el legado de la leche de burra en todo el mundo.

VICE: Entonces, ¿por qué la leche de burra? ¿Cómo se te ocurrió la idea de comercializar este producto y quién es tu cliente objetivo?

Pierluigi Orunesu: El legado de la leche de burra ha sido fuerte aquí en Europa desde los tiempos de Egipto. Todo el mundo aquí sabe la historia de Cleopatra y Nefertiti, la belleza de la antigüedad, que se bañaba en leche de burra para mantener su piel suave y perfecta. Esto no es sólo una leyenda, hay testimonios concretos al respecto. Cuando empecé Eurolactis en 2007, suministrábamos leche de burra en polvo liofilizada a las empresas de cosméticos grandes, que todavía la utilizan como ingrediente en sus productos. Pero cada vez más, nos interesaban las personas que sufrían algún tipo de alergia a la proteína de la leche de vaca. Este es un gran problema, y en los EE.UU., también. En el mundo occidental, más del cuatro por ciento de los niños entre 0 y 30 meses nacen con alergia a la proteína de leche de vaca. No intolerancia: alergia. Esto significa que pueden morir si no se alimentan apropiadamente. Y hemos demostrado, con varios estudios clínicos, que esta leche es naturalmente hipoalergénica. Así que a pesar de iniciar con cosméticos, en la actualidad la empresa está realmente centrada en los usos nutricionales y pediátricos de la leche de burra. Entregamos leche de burra a hospitales en Italia, Francia y Suiza, y también en Asia, debido a que en Asia hay una larga tradición de uso de la leche de burra como una bebida anti edad. En un compendio médico antiguo de China, me encontré con cinco recetas con leche de burra. Así que por un lado, en Europa, es para los jóvenes; por el otro, en Asia, es para las personas mayores.

¿Qué hace a la leche de burra fácil de digerir?

Un burro es monogástrico: tiene un estómago, como yo. Eso explica por qué la leche es hipoalergénico. Las vacas, las cabras y las ovejas tienen más de un estómago. Así que la proteína se transforma, y al final el proceso de digestión no es lo mismo que al principio. Así que la proteína en la leche de burra es lo más parecido a la proteína en la leche materna humana.

¿De dónde sacas la leche?

La mayoría de los burros que nos abastecen de leche se encuentran en una granja en Italia, cerca de Parma. Cuando fui allí por primera vez, en 2007 o 2008, había alrededor de 380 burros, y hoy, gracias a Eurolactis tenemos cerca de unos 900 burros. Tenemos una garantía para recoger la leche con regularidad, y para pagar un precio justo; también llevamos expertos en seguridad alimentaria, y también hemos llevado expertos en el proceso que transforma la leche cruda a leche en polvo.

¿A qué sabe la leche de burra?

Tiene un sabor hermoso. La leche de burra es muy ligera, con un toque de sabor dulce, casi caramelizado. En la versión en polvo no puedes probar eso, pero cuando es fresca tiene un gran impacto. Vamos a ser la primera compañía en el mundo que va a fabricar una versión Tetra Pak de leche de burra lista para beber. Está en desarrollo en este momento y debería estar disponible a finales de año.

¿Cree usted que la popularidad de la leche de burra se extienda?

Ya no es una tendencia, es una realidad. Estoy seguro de que esta leche va a encontrar su lugar correcto en el marco del sector nutricional y cosmético. En EE.UU., se está moviendo más y más, porque la mitad de la población ya es un cliente potencial para nosotros, ya que los elefantes y los burros son los símbolos políticos del país.

Buen punto. ¿Pero no crees que haya un estigma asociado a beber la leche de un animal llamado "culo" en inglés?

Depende de dónde te encuentres. En Turquía, por ejemplo, si le dices a una mujer que tiene los ojos como los de un burro, es el más bello elogio que puedes darle. Pero si le dices eso a una marroquí o una niña de Túnez, no funciona. Yo no sé acerca de EE.UU.. Pero en EE.UU., si le dices a un demócrata que la leche de burra es buena, entonces debería estar bien, ¿verdad? Eso es lo que yo diría.