FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

Este tío quiere recopilar todas las copias en VHS que existen de la película ‘Speed’

Actualmente Ryan Beltz posee más de 500 copias de la película Speed. Su objetivo es muy simple: coleccionar todas y cada una de las copias en VHS de Speed que existan.
22 Abril 2014, 11:30am

Ryan Beitz tiene más de 500 copias de la película Speed en VHS. También tiene 26 copias de la misma producción en LaserDisc, pero esas no forman parte de su colección, simplemente las conserva como moneda de cambio para conseguir más copias en VHS. Su objetivo es muy sencillo: coleccionar todas y cada una de las copias en VHS de Speed que existan. Pero también tiene otro plan: tunear su furgoneta de 15 pasajeros para que sea idéntica a la que aparece en Speed.

Decidí visitar a Ryan en su casa de Moscow, Idaho, para presenciar en directo su World Speed Project. En previsión de mi llegada, Ryan había distribuido todas sus copias de Speed por la furgoneta, incluso por el techo. Mientras charlamos, Ryan nos lleva a mí y a un grupo de amigos en su furgoneta a una granja de ovejas del campus de su universidad situada en medio del bosque. De vez en cuando van cayendo copias de Speed del techo con el traqueteo de la marcha.

VICE: ¿Es legal que vengamos aquí?

Ryan Beitz: Sí, claro. La señal solo dice “Acceso restringido”. Nosotros tenemos asuntos oficiales. Ahora no tengo seguro del vehículo, pero no pasa nada, porque solo conduzco la furgoneta para exhibirla. Vamos a menos de 60 por hora y creo que estamos siendo respetuosos. No estamos asustando a las ovejas ni queremos robarlas, ni nada. Aunque podríamos meter una oveja aquí dentro.

Cuéntame qué fue lo que te hizo empezar a coleccionar las pelis de Speed.

Vivía en Seattle y estaba sin blanca. Tenía que encontrar regalos de Navidad para toda mi familia. Normalmente cogía algunos libros o algo de los contenedores de reciclaje y se los regalaba, pero estando en la casa de empeños vi que tenían seis copias de Speed, y pensé que sería muy divertido regalar lo mismo a todos los de mi familia, incluso a mí mismo. Quería verles abrir los regalos a la vez y decir, “Oh, Speed. ¿No la teníamos, ya?”. Otro diría, “Oh, Speed. Muy gracioso, Ryan”. Así, luego podría decirles que los quiero a todos por igual, ¿sabes? Una chorrada.

Pero cuando compré las seis copias me di cuenta de lo fascinante que era tener tantas copias de una misma cosa. Todo cobró sentido cuando fui a otra tienda de empeños y vi que tenían como 30 copias de la peli. “Me las llevo todas”. Me las vendieron por 11 centavos cada una.

¿Cuántas copias tienes ahora mismo?

No lo sé, como 550 o así. Hace tiempo que no las cuento. ¿A quién le importa, realmente?

Y vas a coleccionarlas todas.

Sí. La gente me dice, “pero tío, ¿cuántas pelis quieres tener?, y yo les digo, “todas, colega”.

¿Eso no es imposible?

Bueno, probablemente, debido a fuerzas humanas desconocidas, la logística de hacer un seguimiento de todas las copias y, simplemente, por el gasto que supone. No quiero gastarme pasta en esto. Si una copia vale más de 4 dólares, la robaré. Pero eso no va a detenerme. Sería lo mismo que decir “es imposible hacer del mundo un lugar mejor, así que ni voy a intentarlo”. Si la idea es genial, me dedicaré por entero a ella de todas formas.

¿Así que crees que el World Speed Project es genial?

Creo que el World Speed Project es genial en el más puro sentido de la palabra. Es más grande que la vida. ¡Imagínate todas las copias en un mismo sitio! Es excepcional.

Sí, es como una devoción fanática por la futilidad.

Totalmente. Me importa una mierda si lo que hago es práctico o no; no quiero perpetuar el capitalismo de mierda de esta sociedad para siempre. Para quien crea que todo en la vida tiene una utilidad o un valor instrumental, como parte de una perspectiva capitalista del mundo, este proyecto es lo opuesto a eso.

Guay. ¿Por qué se menciona algo sobre Freud en la página de Facebook del World Speed Project?

Digo que es una práctica de repetición compulsiva, que es de lo que va Freud. Básicamente, Freud cree que el objetivo del subconsciente es la repetición. Hay que repetir una y otra vez. No recuerdo exactamente por qué. Creo que estaba relacionado con el eros, ¿no? La fuerza de la vida o algo así.

El World Speed Project se alimenta de la compulsión por repetir, porque cuando consigues una, ¡quieres otra más! ¡Y otra! ¡Y otra! Igual que el autobús de la película, no podemos —y no queremos— parar.

Actualmente, Ryan tiene una campaña de Kickstarter para modificar su autobús y hacer que se parezca al de la película, así como para obtener el seguro del vehículo y poder salir de gira para exhibir su colección por todo el país. Participa en este proyecto colectivo y envía tu copia de Speed a:

Chairman Ryan Beitz
The World Speed Project
20204 SR 195 _ _Pullman, WA
99163 USA