FYI.

This story is over 5 years old.

Drogas

El ejército canadiense está persiguiendo a los traficantes de coca en el Caribe

Los carteles de coca están utilizando el Océano Pacífico y el este del Caribe como base para sus operaciones ilícitas, pero se ganaron un nuevo enemigo en alta mar: los soldados canadienses.
30.1.15

Miembros de la guardia costera de Estados Unidos en aguas internacionales. Foto vía el usuario Flickr Comando conjunto de operaciones canadienses.

Los carteles de coca están utilizando el Océano Pacifico y el este del Caribe como base para sus operaciones ilícitas, pero se ganaron un nuevo enemigo en alta mar: los soldados canadienses. El pasado 27 de enero, las fuerzas armadas de Canadá reanudaron la operación CARIBBE, una misión oficial contra organizaciones criminales transnacionales que utilizan los mares de América, como carriles de tráfico de cocaína y otros narcóticos.

El despliegue del barco HMCS Winnipeg canadiense, Her Majesty, una embarcación de la Marina Real canadiense­, al Pacífico oriental marcó el comienzo de la contribución canadiense de 2015 a una operación más amplia, en la que participan militares estadounidenses y extranjeros, tomando medidas enérgicas contra los narcotraficantes en la región.

Publicidad

Mientras que el Winnipeg, otras siete embarcaciones y un destructor de clase Iroquois equipado con helicópteros Sea King recorren el Pacífico y las aguas del Caribe, la Fuerza Aérea Real de Canadá (RCAF) está suministrando aviones de vigilancia Aurora CP-140 de sus escuadrones de largo alcance para la misión.

En 2014, en esta misma operación marítima, soldados CAF confiscaron "cuatro toneladas de cocaína y más de 500 kilogramos de marihuana". Algunos de estos contenidos provenían de una histórica redada a narcotraficantes colombianos que iban hacia costas extranjeras. Este polizón que fue incautado iba en lanchas colombianas a lo largo del Caribe y tenía una valor estimado de 24'500.000 dólares.

La operación CARIBBE, hecha en conjunto con varios aliados continentales y europeos, es una misión que lleva nueve años y comenzó en 2006. Se llevó a cabo para acabar con las cadenas lucrativas de drogas ilícitas que en su mayoría abastecen el mercado de cocaína europeo y norteamericano. Este esfuerzo multinacional encaja con la operación MARTILLO, una misión internacional encabezada por Estados Unidos que lucha contra la infame guerra de las drogas.

El sitio web oficial de la operación CARIBE DND celebra los últimos resultados de la misión con detalles estadísticos de la baja del mercado de coca.

Por ejemplo, los soldados canadienses ayudaron a capturar 5.000 kilos de cocaína en 2013; "36 fardos de cocaína que pesaban 1.086 kilogramos, con un valor de venta al por mayor de más de 29 millones de dólares" y 144 pacas de 116 millones de dólares, todo en 2012. Mientras que en 2011, incautaron 201 toneladas métricas de cocaína con un valor estimado de 4 mil millones de dólares (de acuerdo con "los precios de la calle en Miami").

"Canadá ha sido un socio firme al lado de nuestros aliados a la hora de abordar los retos de seguridad en la región centroamericana", dijo el Ministro de Defensa, Rob Nicholson, en un comunicado. "Durante, casi una década por medio de la operación CARIBBE, se ha tratado de preservar la confianza y la seguridad de los canadienses, y acabar con el tráfico de drogas en aguas internacionales".