Jakob Engberg Petersen, según el relato de Lars Jel

  • Malgasté mi juventud siendo un alcohólico

    La mayoría de la gente me veía como un desastre humano, siempre tirado por las calles con un coma etílico.

  • Malgasté mi juventud siendo un alcohólico

    Durante meses seguidos me tomaba entre 50 y 60 copas al día, casi no dormía y me colocaba con cualquier droga que se me pusiera por delante.