Un gamer ha agredido a su novia en directo mientras jugaba a Fornite