Los gatos entienden cuando los llamas por su nombre, según un estudio