Probé formas ridículas de colarme en festivales de música y todas funcionaron