Preguntamos a gente que aguanta con el nórdico todo el verano: ¿Por qué?