España es el país de la Unión Europea con más animales enjaulados