Me metí un montón de cocaína sobrio en nombre de la ciencia