Estoy harta de que me obliguen a opinar sobre todo en redes sociales