La vida social me genera tanto estrés como el trabajo