La historia racista y sexista sobre la ocultación de los efectos de la píldora