Varios follamigos nos cuentan cómo se lo montan para que su historia funcione